sábado, 30 de noviembre de 2013

Interpretación astrológica del matrimonio. Por Francisco Nieto.









INTERPRETACIÓN ASTROLÓGICA DEL MATRIMONIO 

 (I)








El tema del matrimonio es uno de los aspectos más atrayentes para las personas que deciden hacerse un horóscopo, y dentro del matrimonio lo que más les interesa es saber si les va a ir bien o mal con su pareja. Así es que voy a intentar explicar de la mejor manera posible cuales son los significadores más importantes para extraer esa información y otras más complementarias.


El análisis de los significadores para la interpretación del tema del matrimonio requiere más tiempo que el resto, son muchos los significadores que hay que analizar para hacer un resumen más o menos exacto, así es que veamos cuáles son:


La Luna y Venus en el horóscopo de un hombre; el Sol y Marte en el horóscopo de una mujer; la Casa VII con el signo en su cúspide, su regente, los planetas en ella y sus Aspectos -recordemos que cuando no hay planetas en una Casa se analiza su planeta regente y sus aspectos-; y el signo de Libra si es que tiene algún planeta.



Si hiciera falta más información o en el caso de ser notable, se podría analizar e interpretar la naturaleza del signo del Ascendente y la posición y aspectos de su regente, así como la Casa V como representante de las relaciones amorosas. Veamos:


Cuando el Ascendente es fértil o es Libra o Tauro beneficia el matrimonio, si es estéril ocurre lo contrario


Cuando el Ascendente o su Regente hacen buenos aspectos con la Luna, Venus o Júpiter favorece el matrimonio y si es con los planetas maléficos lo contrario


Si el Ascendente o su Regente está bien aspectado con los planetas situados en Casa VII o con su Regente, favorecerá; si está mal aspectado con los regentes de las Casas V o VII perjudicará.



Hay un dato importante que se debe tener presente en toda interpretación, este es la “dominante”, es decir, el o los planetas más influyentes o notables en el horóscopo. Cuando la dominante es un planeta maléfico o está en la Casa VII puede traer complicaciones, y más aún si está mal aspectado -Saturno no es muy partidario del matrimonio, Urano es liberal, aventurero y causa separaciones bruscas, etc.-


El Sol representa al marido en un horóscopo femenino pero también representa los ideales elevados en el matrimonio


la Luna es la esposa en un horóscopo masculino pero también representa la emotividad y la imaginación que llevan a formar la vida familiar;


Venus es atracción para ambos y Marte es atracción sexual


Mercurio es caprichoso, curioso, y en cierto modo inestable


Marte y Plutón son apasionados y precoces pero también pueden causar inestabilidad


Saturno es melancólico, poco sentimental y frío


Júpiter es digno y legal


Urano es partidario de aventuras amorosas y trae imprevistos como el divorcio


Neptuno puede ser, según el desarrollo espiritual del nativo, muy apasionado y con tendencias inmorales o hacer que nazca un amor platónico.


Los planetas en la Casa VII indican cómo puede ser o qué resultado puede tener el matrimonio


El signo en la cúspide de la Casa VII muestra el temperamento del compañero/a de matrimonio. El Ascendente, la posición y aspectos de su regente, y los planetas en la Casa I nos pueden dar una idea de la predisposición y las posibilidades de que haya o no armonía y felicidad en el matrimonio.



Aspectos más favorables para el matrimonio: Son los buenos Aspectos entre las luminarias o entre éstas y Venus o Júpiter, sobre todo si están en la Casa VII o en Libra


Los buenos Aspectos entre los significadores de ambos sexos y éstos con Júpiter y los regentes de las Casas V o VII


Cuando los signos en las cúspides del Ascendente o de las Casas V o VII son fértiles y sus regentes están bien aspectados


Venus y los significadores en signos Fijos y bien aspectados, sobre todo por Saturno


Venus en Capricornio sin malos Aspectos y con buenos Aspectos hacia los planetas benéficos y situados en las Casas V o VII


Sol, Luna, Venus o Júpiter en la casa VII bien aspectados; y así cualquier otra combinación similar.


Los Aspectos desfavorables: Los malos Aspectos de los planetas maléficos hacia los significadores del matrimonio, sobre todo si están en la Casa VII o en Libra (Marte y Saturno suelen indicar viudedad y Urano mal aspectado por los planetas anteriores también o al menos divorcio) Saturno, Urano, Neptuno o Plutón en las Casas V o VII y haciendo malos Aspectos hacia los significadores del matrimonio


Venus sin Aspectos mientras hay maléficos en la Casa VII.


Naturalmente que las aflicciones al Sol y a Marte en el horóscopo femenino perjudican el matrimonio y más si proceden de los planetas maléficos y están en signos estériles; lo mismo ocurre respecto a la Luna y Venus en un horóscopo masculino.


En general, los planetas benéficos y significadores en la Casa VII sin malos Aspectos de los planetas maléficos otorgan felicidad, mientras que los planetas maléficos en la Casa VII o formando malos Aspectos con los significadores en la Casa VII traerán problemas y desdichas.


Otro dato importante, aún pudiéndose considerar complementario, es analizar la naturaleza del signo en la Casa VII y su Regente, es decir, si es Aries, el compañero/a puede resultar impulsivo, pasional, violento, etc. según los planetas y sus Aspectos; si es Tauro habrá atracción, cariño; si es Capricornio quizás sea un matrimonio tardío por pocos sentimientos amorosos o indiferencia; si es Libra y Venus será por un verdadero amor; etc. También sería conveniente mirar a ver si hay relación -y de qué naturaleza es- entre los Regentes del Ascendente y de las Casas V y VII y los planetas que haya en estas Casas; si la relación es buena aportará beneficios y si no es así será lo contrario.



Los signos dobles tienen un papel importante a la hora de predecir si puede haber varios matrimonios:


1º. Cuando hay signos Dobles en las cúspides de las Casas I, V, VII


2º. Cuando el Sol, la Luna o el Regente de la Casa VII estén relacionados con otros planetas situados en signos Dobles


3º. Cuando los significadores del matrimonio estén en signos Dobles. (A estos tres apuntes podríamos añadir también los signos fértiles)



Pocas posibilidades de matrimonio: A Saturno se le considera el obstructor o limitador, por tanto, cuando es muy notable en el horóscopo y afecte a los significadores del matrimonio -Sol y Marte o Luna y Venus- y a las Casas I, V, VII, puede retrasar o impedir el matrimonio. Cuando Venus o la Luna están débiles, mal aspectados por los planetas maléficos y en Casas Cadentes o en signos Estériles -Géminis, Leo o Virgo-


Predominio de Saturno en el horóscopo con malos aspectos hacia la Luna o Venus estando en Virgo o Capricornio


Saturno o Urano en Casa VII mal aspectado con Venus, Luna o el Regente de la Casa VII


Urano o los planetas maléficos mal aspectados en Casa VII


Malos Aspectos de Venus con Marte o Urano


Malos Aspectos de Urano con el Sol para mujeres o con la Luna para hombres estando en Casa VII o en Libra.



Matrimonio feliz: Buenos Aspectos entre las luminarias y los significadores del matrimonio. Venus en Conjunción con las luminarias


Buenos Aspectos entre el Sol, Luna, Venus y Marte o éstos con los Regentes de las Casas V o VII, estando en esas Casas o en Leo o Libra.



Matrimonio desgraciado: Urano, los planetas maléficos o los planetas en Casa VII mal aspectados


Malos Aspectos entre las luminarias y los indicadores del matrimonio


Urano en Casa VII sobre todo mal aspectado o en Libra


Malos Aspectos entre el Sol y la Luna y los indicadores del matrimonio estando Venus mal aspectado o débil en el horóscopo


Malos Aspectos de Saturno, Urano, Neptuno o Plutón con la Luna, Venus o con el Sol, Marte relacionado alguno de ellos con la Casa VII o Libra.



Posible matrimonio precoz: Predominio y buenos Aspectos entre el Sol y Luna o entre Venus y Marte o éstos con Júpiter en signos Cardinales o Fértiles sin interferencia de Saturno entre ellos


Un signo Fértil o Doble en Casa VII con buenos aspectos entre el regente de la Casa VII y el del Ascendente. 
Francisco Nieto
 INTERPRETACIÓN ASTROLÓGICA DEL MATRIMONIO (yII) 


MATRIMONIO EN HORÓSCOPO MASCULINO

Buenos Aspectos: Predominio y fortaleza de Venus en el horóscopo y buenos Aspectos con Marte; Luna bien situada y bien aspectada con Venus o Júpiter; Luna llena o creciente en el momento del nacimiento estando bien aspectada y en signo fértil; Venus en signo fértil y bien aspectada; Luna, Venus o Júpiter bien aspectados y en Casa VII; Luna o Venus en signo fértil o de Agua en Casas I, V, X u XI; Aspecto de Conjunción entre los regentes de las Casas I y VII; buenos Aspectos entre el Sol y Luna, Venus o Júpiter en signo fértil o Casas V o VII.


Malos Aspectos: (Las Conjunciones y Oposiciones de los planetas maléficos hacia los significadores son los peores) La Luna mal aspectada por los planetas maléficos suele traer sufrimiento y problemas, y si están en la Casa VII podrían causar separación o viudedad. Saturno y Marte son los planetas que normalmente causan viudedad aunque, si Urano se encuentra en la Casa VII mal aspectado por Saturno o Marte, también puede causar lo mismo o, al menos, unas relaciones extramatrimoniales; unas relaciones similares pueden causar Neptuno o Plutón en Casa VII, sobre todo si hacen malos Aspectos a la Luna; Los malos aspectos entre el Sol y la Luna también se consideran un obstáculo, sobre todo si algunos de ellos están mal aspectado con algún planeta maléfico. Urano mal aspectado en Casa VII puede causar engaños que terminarían en separación; Luna mal aspectada por Marte indica que la compañera puede tener problemas difíciles de controlar; Neptuno en Casa VII mal aspectado con la Luna indica negligencia e irresponsabilidad; Luna o Venus mal aspectado por Urano podría llevar al flirteo sobre todo en Casas V o VII; Luna o Venus mal aspectado por Neptuno inclina a los deseos incontrolados o inmorales respecto al sexo; Plutón en Casa VII puede producir adulterio o desengaños que causarán separación.



Matrimonio prematuro: Cuando la persona nace con Luna progresando de Nueva a Llena y se encuentra en las Casas IV, V, VI, X, XI, XII o cerca de las cúspides del Ascendente o del Mediocielo; cuando la Luna y Venus predominan en el horóscopo y están bien aspectados y en signos de Agua; cuando estos dos planetas están bien aspectados con otros significadores del matrimonio en Casas V o VII o en signos Fértiles o de Agua; cuando hay un signo de Agua en las Casas V o VII sin planetas maléficos ni malos Aspectos; cuando Venus o Júpiter están fuertes y bien aspectados en Casa VII; cuando Venus hace buenos Aspectos a Marte o a Júpiter en Casas VII.



Matrimonio tardío: Cuando en el nacimiento la Luna está progresando de Llena a Nueva y se encuentra en alguna de las Casas I, II, III, VII, VIII o IX; la Luna en signo Fértil y aspectada por Saturno; Luna o Venus mal espectadas por los planetas maléficos desde la Casa VII; los planetas maléficos en Casa VII; Luna mal aspectada con Venus; Luna o Venus en Aries, Géminis, Leo, Virgo o Capricornio, en Casas Cadentes y mal aspectados; Luna en Escorpio mal aspectada con Saturno; Luna o Venus en parte occidental o Casa cadente mal aspectada por Urano o Júpiter.



Dificultad para contraer matrimonio: Saturno en Escorpio haciendo malos Aspectos a alguno de los significadores del matrimonio; Luna en Capricornio o Escorpio mal aspectada por Saturno; Luna mal aspectada por el Sol en las Casas I, II, III, VII, VIII, IX; cuando varios significadores del matrimonio están en signos estériles y Casas Cadentes y mal aspectados por Saturno o Urano - este Aspecto podría traer un matrimonio prematuro pero con un mal fin-; Luna mal aspectada por Marte, Saturno, Urano o Plutón suelen traer problemas.



Descripción de la esposa: El planeta al cual se acerca la Luna por medio de cualquier Aspecto después de nacer representan las características de la esposa; el signo de la Casa VII y su Regente.
Segundo matrimonio: La Luna en signos de Agua o Dobles aspectada por varios planetas y más aún desde estos signos; cuando ocurren aspectos similares al anterior y el regente de la Casa VII está bien aspectado con la Luna o Venus en un signo Fértil; si uno o varios planetas maléficos están en la Casa VII y la Luna en un signo Fértil o Doble; si el Sol o la Luna reciben varios Aspectos desde los signos Dobles o desde la Casa VII; cuando el Regente del Ascendente está en la Casa VII, signos Dobles y bien aspectado con planetas en signos de Agua o Dobles.

MATRIMONIO EN HORÓSCOPO FEMENINO.


Aspectos favorables: Buenos Aspectos entre Marte y Venus; Venus o el Sol en signos de Agua o Dobles y bien aspectados; Júpiter o Venus en Casa VII sin malos Aspectos de los planetas maléficos; signos de Agua en Casa VII sin planetas maléficos; el Sol y Venus en signos de fertilidad y en las Casas I, V, X o XI; los regentes de las Casas I y VII bien aspectados y sin malos Aspectos de los planetas maléficos; Júpiter y Marte en Casas VII bien aspectados; el Sol y Mercurio en Casa VII y bien aspectados; el Sol y Luna bien aspectados; Marte y Júpiter bien aspectados con el Sol; el Sol en la parte oriental del horóscopo y en signo fértil haciendo un Aspecto de Trígono a Júpiter también en signo fértil.


Malos Aspectos: En general, la Conjunción y la Oposición de los planetas maléficos a los significadores son los peores Aspectos. Neptuno o Plutón en Casa VII pueden causar infidelidades y Neptuno Cuadrado al Sol también; Plutón cuadrado al Sol puede impedir la boda por diferentes circunstancias; Saturno mal aspectado con el Sol o Venus puede impedir el matrimonio; el Sol o Venus en Aries, Géminis, Leo, Virgo o Capricornio, en Casa Cadente y mal aspectados por Saturno debilita las posibilidades de matrimonio; el Sol o Marte mal aspectados por Urano o Júpiter o el Sol en la parte occidental del horóscopo y en Casa Cadente causan retrasos; los planetas maléficos en la Casa VII causan problemas; Urano mal aspectado en la Casa VII puede causa engaños o separaciones; el Sol mal aspectado por los planetas maléficos causan confusión y si están en la Casa VII será peor; Marte mal aspectado por Saturno o Urano puede causar problemas en el hogar; el Sol en Oposición a Marte o a Júpiter trae problemas que afectan al matrimonio; Urano o Neptuno mal aspectados con el Sol o Marte en las Casas I, V o VII pueden crear aventuras amorosas; Plutón mal aspectado con el Sol en Casa VI crea fracasos y desengaños; Venus mal aspectado con Marte o Neptuno en Aries o Escorpio puede llevar al descontrol en el sexo; Marte o Plutón mal aspectados con el Sol crea disgustos.



Matrimonio prematuro: La Luna sin malos Aspectos, en la parte oriental del horóscopo mientras el Sol está en alguna de las Casas IV, V, VI, X, XI o XII y hay buenos aspectos entre Marte y Venus o Venus y Júpiter; cuando en el momento del nacimiento la Luna progresa de Nueva a Llena, el Sol tiene buenos Aspectos con Venus, Júpiter o el regente de la Casa VII; el Sol bien aspectado en signos de Agua; cuando el Sol, Venus o Marte están bien aspectados en signos Fértiles o Dobles o, al menos, en Casas V o VII; el Sol, Venus o Marte dominantes y fuertes en el horóscopo habiendo signos de Agua o Dobles en el Ascendente o en las Casas V o VII; Júpiter, Venus o el Sol bien aspectados en Casas V o VII sin malos aspectos de planetas maléficos.



Matrimonio tardío: Marte débil por posición y sin Aspectos con el Sol ni con Venus; cuando en el momento del nacimiento la Luna progresa de Llena a Nueva y el Sol está en alguna de las Casas I, II, III, VII, VIII o IX; el Sol y Venus mal aspectados por los planetas maléficos sobre todo en Casas V o VII; Marte mal aspectado por Saturno o Urano sin ayuda del Sol; los planetas Marte, Saturno, Urano, Neptuno o Plutón en Casas V o VII; Marte en Casa V y el Sol mal aspectado por Saturno; Luna en Cuadratura u oposición con Venus o Júpiter; el Sol mal aspectado por Urano y Marte afligiendo a la Luna o a Venus; la Luna en Cuadratura u oposición con Urano; el Sol en signos Estériles -Aries, Géminis, Leo, Virgo o Capricornio- y mal aspectado con Saturno.
Dificultad para contraer matrimonio: Saturno en Escorpio o el Sol en Conjunción, Cuadratura u Oposición con Saturno; el Sol o Venus mal aspectados por Saturno en Capricornio; Marte mal aspectado por Saturno o Urano en signo Fértil; el Sol y la Luna mal aspectados estando el Sol en Casas I, II, III, VII, VIII o IX -esto se confirmaría más si Saturno hace un mal Aspecto al Sol-


Descripción del marido: Normalmente está representado por el o los planetas con los que inmediatamente se pone en contacto el Sol por progresión después del nacimiento y el signo que ocupen; también hay astrólogos que, con razón, aseguran que el carácter del marido se aprecia en el signo que ocupe la Casa VII y el signo donde se encuentre su regente. Hay que recordar que, en cualquier tema que queramos analizar, es necesario estudiar todas las posibilidades, es decir, si los planetas están fortalecidos según el signo donde se encuentren o lo contrario, si hay mayoría de Aspectos buenos o malos, si los planetas con los que están aspectados los significadores son benéficos o maléficos, etc.


Francisco Nieto