martes, 26 de noviembre de 2013

Los Partes arábigos en la Revolución. El parte del Infortunio. Por Tito Macia.












Se conoce como Infortunio al Parte arábigo que se extrae del arco que existe entre Saturno y Marte añadido al Ascendente. Este Parte también tiene otros nombres. Ben Ezra lo denomina como el Parte de las enfermedades y las heridas. Albubater lo cita con el nombre de Parte de las enfermedades y Ben Ragel lo nombra como el Parte del Azemena o Parte de la enfermedad.

Ben Ragel dice que si el regente del Parte de la enfermedad y su regente se encuentran libres de malos aspectos de Marte y de Saturno, significa buen estado de la salud. Pero si el parte de la enfermedad esta en un lugar regido por Saturno o Marte o forme malos aspectos con las infortunas significa que padecerá algún tipo de enfermedad. Añade que si esta Parte y su regente se hallan mal dispuestos, significan enfermedades dañinas y largas en especial si se encuentra en la Casa I, pues si se encuentra en la Casa

II significa que se sentirá dañado por cuestiones económicas, si en la
III se vera perjudicado a causa de los hermanos ( si los hubiera), si en la
IV por la familia, en la
V por los hijos, en la
VI enfermedades que requerirán cuidado y serán difíciles de sanar, en la
VII a causa de sus adversarios o su pareja, en la
VIII el perjuicio vendrá a causa de una muerte o morirá de mala manera, en la IX que sufrir{a inconvenientes a causa de sus creencias, en la
X en su profesión o en el desempeño de su cargo, en la
XI se vera perjudicado por sus amigos o sus clientes y en la
XII sus enemigos se apoderaran de él.

Pero si el regente del Parte es Venus o Júpiter estos significados tendrán remedio y se notaran mejorías.

Parece claro que en la tradición el Infortunio estaba asociado a las enfermedades, pero también describen otras relaciones que nada tiene que ver con las alteraciones de la salud.

El Infortunio es un arco que tiene varias funciones o diferentes maneras de comprender su acción. Una de ellas sirve para calcular en cualquier sistema de direcciones uniformes o atacires, la llegada de Saturno a Marte pues con la llegada de la dirección o el atacir del Ascendente a ese lugar, que es una medida igual al arco que separa a Saturno de Marte, es lo mismo que calcular la llegada de la dirección o atacir de Saturno a Marte. De tal manera que este Parte nos informa de cuando el Ascendente progresado llega al Infortunio, en ese momento Saturno esta llegando a Marte en algún otro lugar del tema de la revolución anual.

Para comprender mejor lo que se puede esperar de este Parte conviene recordar los significados de Saturno y Marte. Saturno, entre otras cosas, nos habla de parar, frenar, disminuir, concretar etc. y Marte se puede analogar a las herramientas que tiene Saturno para ejecutar sus funciones. Lo más sombrío de este Parte se podría representarse como a Saturno como al alcaide (personaje que detenta el poder y que viste de negro con sombrero alto picudo y recortado en el borde) y a Marte como sus policías o sus cirujanos (que te detienen o te cortan un dedo, una mano o una pierna o te cobran lo que debes) Lo mas optimista seria como la imagen del padre que lleva a su hijo sujeto a una cadena y lo detiene o lo para cuado el cree conveniente.

Si el arco de Saturno y Marte es cercano a un aspecto armónico o relajante ( 40, 60, 80, 120, 160) los tirones de la cuerda siempre serán suaves y no se deben esperar sufrimientos ni daños, pero si el arco es de aspecto tenso, la acción del Parte será de esas características.

Por otra parte no será lo mismo que el regente sea Júpiter o Venus, que sería como tener un padre bondadoso o alegre, mientras que tener como regente a Marte o Saturno sería como tener un padre de mucho genio o muy rígido.

La mejor manera de estudiar cualquier configuración astrológca es a través del sistema de Casas, los escenarios de la vida, donde se manifiesta con mayor nitidez la influencia de cada uno de puntos astrológicos como es el caso del Parte del Infortunio.

Cuando el Infortunio se encuentra en la Casa I, tal como dice Ben Ragel puede resultal peligroso para la integridad física y puede tener relación con accidentes y situaciones de alto riesgo, de llegar al límite, sobre todo si el regente es Marte o Saturno, pero si no está regido por ellos y no está en conjunción sobre ningún planeta no es demasiado peligroso.

Isabel Preysler tiene al Infortunio en la Casa I en Piscis y no se puede decir que la señora tenga un cuerpo en mal estado, en todo caso todo lo conrario, se observa un buen control de su cuerpo.

Barbara Streisand tiene igulamente al Parte del Infortunio en el signo de Tauro en Casa I y tampoco se puede decir que tenga un cuerpo mal,antes bien al revés. En este caso, si el Ascendente escorrecto, el Infortunio está junto a Mercurio. Habría que analizar que le ocurre respecto a sus hijos.

Penélope Cruz también tiene el Parte del Infortunio en Tauro en la Casa I y mantiene un cuerpo en unas condiciones casi tan envidiables como las anteriores.

Steve Reeves, el actor que encarnó a Tarzán en las peliculas de blanco y negro tambien tenia al Infortunio en la Casa I, pero regido por Saturno y además formando una conjunción cerrada con Venus. Acabó su vida suicidándose.

El General Geoge Custer, el famoso militar norteamericano, extrañamente heroificado cuando era un genocida indecente, que murió acribillado a flechazos en Litlle Big Horn a manos de los insurgentes indígenas, también tenía al Parte del Infortunio en la Casa I.

Musolini, el fundador del Partido Fascista Italiano tenía en Parte del Infortunio en la Casa I, pero en el signo de Leo y el Sol estaba justo al lado. Durante los últimos días de la guerra en Europa, intentó huir a Suiza pero fué capturado por partisanos italianos, quienes les fusilaron y su cadáver fue expuesto públicamente en las calles de Milán.

Jose Carrera, el famoso cantante de Ópera. también tiene el Infortunio en la Casa I en Sagitario y Júpiter que es su regente se encuentra en la Casa XII donde significa tener la suerte de disponer de la mejor ayuda médica en caso de necesidad. Como así ocurrió con el popular tenor.

Estos ejemplo han de servirnos para comprender que es imposible conocer con exactitud el significado del Infortunio en cualquier Casa, pues las variaciones son practicamente infinitas.

Infortunio en revoluciones


En las revoluciones en donde mayor atención hay que prestar a este Parte porque si se encuentra en conjunción con cualquier planeta anuncia desgracias relacionadas con las personas o los asuntos que se relacionan con el significado de la naturaleza adquirida del planeta.

Si colocamos a Saturno como grado del Ascendente de la revolución, observaremos que Marte se situaría en una Casa determinada, en la misma Casa en la que encontraremos al Parte del Infortunio en el tema de la revolución. De tal manera que conviene ultilizar el tema de la Casa como elemento fundamental de la interpretación.

Se comprenderá pues que resultaría vano o engañoso desarrollar una interpretación generalizada y solo podemos apuntar a la dirección de la Casa en la que se encuentre el Infortunio, teniendo en consideración las condiciones antes citadas, pues el parte de Infortunio, en ciertas condiciones, puede considerarse como una parada a tiempo que nos permite librarnos de males peores.

Tal es así cuando el Parte del Infortunio se encuentra en la Casa V o en la IX ( En esos casos en que esta Saturno formando trígono con Marte) que nos evita o nos pone freno a los juegos peligrosos o inversiones arriesgadas, o maestros engañadores o viajes a lugares peligrosos.

Tengo una experiencia personal: Un año que tuve al Infortunio en la Casa IX. Me detuvieron en Oujda, en la frontera entre Marruecos y Argelia, la retención me libro de graves peligros en Oran, donde en esa época había toque de queda y era muy peligroso viajar de noche y cargado de muestras comerciales valiosas. La retención me permitió llegar a una hora sin peligro, aunque hubo detención y un buen susto.

Por ello es extremadamente importante introducirse en el estudio del Infortunio con la mente clara y sin ningún tipo de prejuicio, aun sabiendo que es un Parte que no suele anunciar nada bueno.

En primer lugar estudiaremos las diferentes posibilidades que ofrece la interpretación del Parte del Infortunio en las diferentes Casas.

Infortunio en Casa I

Cuando el Infortunio se halla cerca del Ascendente, conviene observar en que Casa está situado Saturno y Marte pues el significado tendrá una relación directa con la Casa en la que se encuentren ambos planetas. Conviene recordar que los planetas en todo tipo de intepretación dinamica, arrastar su naturaleza adquirida, es decir trasladan su significado de un lugar a otro.

Si la conjunción se produce en la Casa I suele indicar un año de retiro voluntario y estudio, o de dejar de representar un rol o de ejercer una profesión, que se vivirá de manera grata o satisfactoria o se extraerá algún provecho si esta regido por Júpiter o Venus, pero será triste, duro o difícil si el regente es Marte o Saturno.

Para que el Parte del Infortunio pueda estar en la Casa I, es obligado que Saturno y Marte formen conjunción. Si la conjunción es en la Casa VII será con relación a asuntos de pareja o temas de pleitos, que se ganaran o perderán en función del regente. En todo caso son asuntos que se activan a los pocos días del cumpleaños y que suponen parar, dejar de, detenerse a causa de asuntos que han tocado a su final, que no dan mas de sí y eso puede relacionarse con enfermedades tan solo si la conjunción se encuentra en la Casa VI. Finalmente es el regente del Parte el que nos aclarara el resultado de esta acción. Pues se aprecia mucha diferencia entre un Parte regido por Venus o Júpiter a otro regido por Marte o Saturno.

Infortunio en Casa II


El Infortunio en la Casa II es quizás unos de los lugares donde mejor se identifica, pues siempre se relaciona con asuntos económicos y se percibe de manera clara el resultado de su acción, que siempre se relacionara con el dinero, los bienes o los intercambios económicos. Para conocer cual será su efecto en este campo, hay que contar con su regente y especialmente con el aspecto que forma con el Ascendente que será el mismo que forme Saturno con Marte.

Si el Infortunio se encuentra regido por un planeta fortuna y forma aspecto cercano a los 40° (novil) significara evitar comprar o introducirse en un negocio o en una inversión que resultaría fatal o peligrosa y pasado el tiempo se reconocería como algo positivo, mientras que si fuera al contrario y formara aspecto mas cercado a los 45° estando regido por una infortuna, el significado es de sufrimiento causado por la paralización económica o por malas compras o peores ventas. En todos los casos se experimentan situaciones en la que se ven bloqueadas las cuentas, existe una dificultad en la liquidez, no se pueden realizar alguna compra que se deseaba o no se recibe un dinero esperado.

Infortunio en Casa III

El infortunio en la Casa III, en nuestros tiempos, principios del Siglo XXI, se percibe especialmente en los medios de comunicación o de desplazamiento como suele ser en su gran mayoría el vehículo personal, generalmente el coche. En unos casos puede ser simplemente tener la necesidad de moverse, de desplazarse y carecer de coche, en otros es cuando se sufren averías y se queda uno parado en un lugar, ese lugar puede ser una gasolinera con teléfono y todas las comodidades, si el Parte del Infortunio se halla en un signo regido por una fortuna o en un lugar descampado o peligroso, si el regente es una infortuna.

También es cierto, como afirman desde la tradición que el Infortunio en la III suele relacionarse con situaciones problemáticas o perjuicios causados por los hermanos, pero esto se debe ampliar a compañeros de trabajo u otras personas del entorno inmediato. En general nos habla de una época con dificultades para realizar desplazamientos, para viajar o para comunicarse durante un tiempo.

Infortunio en Casa IV

Cuando el arco que forma el Infortunio con el Ascendente es cercado a los 90°, es que existe una cuadratura entre Saturno y Marte, lo que significa que la "cuerda esta tensa" que desde el hogar o el negocio personal ha de surgir una situación difícil, dura o complicada que puede terminar mal, con sensación de mengua o de perdida si el Parte del Infortunio esta regido por un planeta infortuna, pero si es al contrario y esta regido por Venus o Saturno, la perdida no será grave y solo será un mal trago, un susto o un problema que tiene solución.

A veces es simplemente cuando nos sentimos atados en casa en contra de nuestra voluntad o más tiempo del que deseamos o cuando el negocio personal nos ata mucho y no nos deja tiempo para otra cosa. En los peores casos nos habla de enfermedades en personas mayores de la familia o venta de casa o tierras por la que se sentía aprecio o arraigo, como vender o perder la casa de los abuelos, de los padres e incluso el negocio propio. En unos pocos casos es cuando se compra una tumba.

Infortunio en Casa V

En general y especialmente para las personas que tienen hijos, significa un tiempo de severas ataduras causadas por los hijos, obligaciones ineludibles con ellos que nos llevan a consumir mas energía y tiempo de lo habitual, en unos casos puede ser con la finalidad de obtener un beneficio para ellos, como puede ser llevarlos a clases de deportes, en especial si el arco que forma el infortunio con el Ascendente es cercado a los 120°, pues al mismo tiempo Saturno y Marte parten desde un trígono, que es lo mismo que decir que sus intenciones son creadoras y conservadoras careciendo de fuerza destructiva y mas aun si el Parte esta regido por un planeta fortuna como Venus Júpiter.

Aparte de los hijos, en algunos casos es cuando ya no se puede mantener una relación intima, cuando tenemos que dejar por imposible un amor o las dificultades son insalvables para continuar disfrutando de la vida sexual, situación esta que se considerara afortunada o una liberación si el arco es de 120° y el regente es un planeta fortuna, pero que resultara penoso si es al contrario y esta regido por planetas infortunas. Para otros los inconvenientes pueden relacionarse con las creaciones, las inversiones o simplemente con el juego, indicando perdidas o malas inversiones.

Infortunio en Casa VI

Cuando el Infortunio se halla en esta área de la vida, no siempre se manifiesta como enfermedades, pues depende mucho del arco que forma con el Ascendente y del regente. Si el arco es cercano a los 150° se trata de un quincucio positivo que lleva a Saturno, en su progresión a anual a pasar por el trígono de Marte al tiempo en el que el Ascendente se sitúa en la Casa II formando también trígono con el Parte. Esto significa nuevas oportunidades laborales, ayudas o decisiones de otros que favorecen la vida laboral o ayudan a emprender un trabajo remunerado. En especial si el regente es un planeta fortuna.

Si el arco es cercano a los 160° ( nonagon o trinovil) significa una situación que se vivirá como un descanso, a veces puede relacionarse con una gripe o una enfermedad leve que obliga a dejar el trabajo durante unos días. En los casos de personas que tienen empleados suele coincidir con situaciones en las que nos sentimos muy atados o comprometidos con los empleados o que alguno de ellos intenta liberarse al tiempo que trata de obtener un beneficio. En los peores casos es cuando se padecen enfermedades, análogas al regente de la Casa VI, que requieren terapias y descanso.

Infortunio en Casa VII


Cuando el Infortunio se encuentra en la Casa VII, cerca del Descendente, significa que en ese año Saturno y Marte están cercanos a la oposición, por ello tiene un significado de enfrentamientos y tensiones de difícil solución que dejan una herida en las relaciones de pareja, con los socios o con los competidores, herida ésta que puede ser fatal o irrecuperable, si está regido por un planeta infortuna. Cuando el Infortunio se encuentra en estas condiciones, este tipo de relaciones ya no vuelve nunca ser como antes era y significa el principio de una fractura, una ruptura o una separación.

El Infortunio también puede estar en Casa VII pero cercano a los diez grados del Descendente, o lo que es lo mismo, formando una arco de 160ª nonagon o trinovil con el Ascendente, entonces las tensiones se transforman en separaciones suaves, libertades que antes no se tenían, o contactos nuevos que permiten pensar en una colaboración o una asociación.

Por último si el Infortunio se encuentra a finales de la Casa VII, cerca de los 150ª del Ascendente, el significado de nuevo cambia y significa decisiones que toma el socio, los colaboradores, los competidores o la pareja para tenernos más atados o sujetos. Todo ello puede resultar agradable o insatisfactorio en función de los regentes.

Infortunio en Casa VIII

El Infortunio en Casa VIII también tiene diferentes lecturas, además de las relacionadas con la muerte. En general se trata de un año que anuncia serios sufrimientos a causa de la economía. Suele coincidir con decisiones ajenas que afectan a nuestros bienes, dinero o actividad. Como ocurre cuando no se tiene suficiente liquidez para afrontar una deuda o unos pagos y los demás cortan el suministro, optan por cerrarnos el grifo o se rompen relaciones comerciales y económicas, pudiendo significar para algunos el año de arruinarse y perder buena parte de sus bienes.

Sin embargo, cuando está regido por planetas afortunados, como Júpiter y Venus, a pesar de la crisis y las pérdidas, se pueden salvar bienes y dinero depositándoselos a la pareja o alguna persona de confianza. En el peor de los casos es cuando se sufren embargos o pagos forzosos que nos ponen en situación de entre la espada y la pared. A veces y sólo a veces anuncia la muerte de un familiar, pero para ello tiene que haber una combinación con un planeta infortunado.

Infortunio en Casa IX

El Parte del Infortunio en la Casa IX de la revolución puede tener diferentes interpretaciones. Dependiendo del ángulo y del regente. Si se encuentra a 120º de Ascendente significa un año de detenerse y reflexionar sobre temas religiosos, espirituales, filosóficos o de asuntos que tienen que ver con otros países o personas extranjeras y las posibilidades que éstos ofrecen para el desarrollo personal, al tiempo que supone una dificultad o una atadura que impide o dificulta mucho los encuentros con personas en estos lugares.

A veces significa retenciones durante los viajes o retrasos que suponen una ventaja o que ocultan un cierto grado de fortuna o de suerte. En otros casos significa librarse de alguna creencia o de algún maestro que sujetaba o condicionaba en exceso el pensamiento y la desarrollo personal.

Si el ángulo con el Ascendente es cercano a los 135 grados significa dejar un lugar, interrumpir estudios, cancelar un viaje, romper una relación o experimentar algún sinsabor como sentirse excesivamente atado al lugar de trabajo y tener muchas dificultades para librarse de algún personaje que resulta insoportable o encontrarse ante maestros que infunden temor y malestar.

Infortunio en Casa X

Cuando el Infortunio se encuentra en esta área del cielo deja alguna huella en el plano social. En general significa un tiempo en el que los asuntos profesionales o la vida social se ven alteradas por sucesos desafortunados que son contrarios a los propósitos o los proyectos personales.

Cuando el ángulo que forma con el Ascendente se aceraca a los 90 grados y el regentes es un planeta infortuna, hace temer un año en el que se pierde el empleo, el cargo o la posición social que se tenía hasta ese momento. En ocasiones coincide con la muerte de un familiar importante como puede ser el padre o con la perdida de patrimonio personal.

Cuando el ángulo es cercano a los 80 grados y el regente es un planeta fortuna significa un descanso en la vida profesional, unas vacaciones merecidas o un tiempo en el que cesan las obligaciones profesionales y se nos permite un respiro.

Infortunio en Casa XI

Cuando el Infortunio se encuentra en la casa XI se puede esperar un tiempo en el que los amigos desaparecen en algún sentido, muchas veces es a causa de cambios de residencia, pero en general aparecen situaciones en las que se dificulta enormemente el acceso a ellos.

Para los profesionales libres significa un año de pérdida de clientes o de dificultades que ellos mismos padecen. Si el ángulo que forma con el Ascendente es cercano a los sesenta grados y está regido por un planeta fortuna, significa desplazamientos en compañía de amigos a lugares un poco conflictivos donde se pueden padecer robos o alguna pérdida.

Pero si el Aspecto es próximo a los 45º, significa conflictos, tensiones o celos causados por los amigos que suelen desembocar en situaciones embarazosas con disgustos o recelos que dejan una profunda huella en estas relaciones amistad. Para los que se dedican a tareas docentes significa problemas con los alumnos, pérdidas o desencuentros con ellos.

Infortunio en casa XII

El Infortunio en Casa doce, nos introduce en asuntos que nos llevarán a crearnos deudas o a perder buena parte de nuestra libertad personal. Si forma un ángulo de 30 grados con el Ascendente y está regido por un planeta fortuna como es Júpiter, signifca la consecución de un crédito o de un préstamo para liberarnos de una situación restrictiva, como puede ser la falta de casa, de salud o de trabajo.

Pero si está cercano a los 45º y tiene un regente infortuna, significa un año con muchas dificultades y pesares, un tiempo en el todas las acciones incorrectas del pasado se hacen presentes en un tiempo acumulando deudas o carencias. Es entonces cuando se siente uno como un perro atado bajo de una higuera a dos metros del agua, es como si no se pudiera avanzar a causa del pasado, de lo que no puede remediarse o de aquello que es el resultado de la infracción de alguna ley, ya sea física o moral, lo que también nos puede llevar a pasar por un hospital o un lugar de encierro.

Las conjuciones del Infortunio


El Infortunio en conjunción con cualquier planeta a menos de dos grados de orbe, siempre significa un año con una desgracia, fatalidad o adversidad que se siente como un auténtico infortunio.

Cuando eso ocurre y podemos advertir antes del cumpleaños, es protocolario recomendar una relocación para el día del cumpleaños. Conviene que la persona se vaya a cumplir años a otro lugar distinto donde el Infortunio se separe más de dos grados del planeta, de esa manera se evitan desgracias mayores. 



 http://astrologosdelmundo.ning.com/profiles/blogs/los-partes-arabigos-en-la