lunes, 25 de noviembre de 2013

Quirón, la conciencia social. Por Loli Rivera





                                


La conciencia social

Quirón es un cuerpo celestial relativamente pequeño que fue descubierto el 1 de noviembre de 1977. Su órbita se encuentra entre Saturno y Urano. Quirón tarda entre 50 y 51 años para dar una vuelta completa al Sol, y debido a su trayectoria muy elíptica su permanencia en cada signo varia entre 1.5 y 8 años.



En la mitología griega Quirón era un centauro, es decir mitad hombre y mitad caballo. Era curandero, astrólogo, maestro, músico y guerrero. Grandes héroes como Heracles, Aquiles y Orfeo recibieron sus enseñanzas.



Debido a la situación de Quirón entre Saturno y Urano, el último planeta interior y el primer planeta exterior, muchos astrólogos consideran a Quirón como el puente entre los planetas interiores y exteriores. Es la llave que nos puede abrir la puerta del entendimiento de las energías complejas de los planetas más lejanos. En este sentido Quirón es el guía interior que ilumina la oscuridad y abre la mente a experiencias más allá de la rutina diaria.



Tal vez la mejor manera de comprender el significado de este planeta consiste en estudiar su posición en la propia carta natal. Posiblemente encontraremos así algunas pistas que nos llevan a experiencias claves que transformaron nuestra forma de pensar y sentir.


Un astrónomo norteamericano Charles Kowal descubrió un pequeño planeta con una órbita extraordinaria. Un par de semanas más tarde, el planeta fue bautizado Quirón. Hay cientos de asteroides en nuestro sistema Solar - muchos de ellos más grandes que éste nuevo cuerpo, con un diámetro estimado de 160 km. como máximo. Sin embargo, la órbita de Quirón, localizada entre Saturno y Urano, es única. Quirón demora aproximadamente 50 años en completar una revolución y algunas veces se inclina significativamente hacia Saturno y Urano. Su trayectoria es irregular, ya que sólo ha estado viajando por ella por un par de milenios, y probablemente mantenga su trayectoria un par de milenios más. En 1991, Quirón fue clasificado como un cometa capturado. Los astrónomos no están de acuerdo si Quirón es un asteroide o un cometa, así que puede ser encontrado en los catálogos de ambos. El cálculo de su posición es confiable solamente para el periodo entre 1500 a.C. y 4000 d.C., fuera de este período cualquier cálculo se considera inexacto.
La posición de la órbita de Quirón, localizada entre Saturno y Urano, es bastante especial. A pesar de todos los intentos de clasificación, Quirón desempeña el papel de un planeta, como si lo fuera. Su ruta es considerablemente excéntrica, como la de Plutóón, de tal manera que ocasionalmente cruza las óórbitas de Saturno y Urano. Muchos astróólogos lo consideran una especie de "mediador" entre estos dos, y como un enlace entre el "Guardiáán de las Esferas" (Saturno) y los planetas exteriores. De la misma manera, a Quirón se le atribuye una influencia Saturnina y Uraniana a la vez. Antes de que Quirón fuera definido como un cometa capturado, era considerado un asteroide errante, alejado del "rebaño", o cinturóón de asteroides entre Marte y Júúpiter, un solitario rebelde que sigue su propio camino. Quirón es considerado una llave a los planetas exteriores, asíí como a aquellas esferas de la vida que señalan su papel en la mitología clásica.

De acuerdo al mito, Cronos (Saturno) en una ocasión se inflamó de pasión por la ninfa Philyra. Su esposa, Rea, lo sorprendió en el acto, lo convirtió en semental y huyó. El centauro Quirón fue el fruto de esa unión, una criatura mitad hombre y mitad caballo. Filira llena de aversión, al ver al niño, le pidió a Zeus que lo convirtiera en un árbol de tilo. Mucho después, Quirón vivió en un santuario en el Monte Pelión, enseñando a jóvenes héroes artes marciales, el arte de la caza y también música. Sus estudiantes más famosos fueron Aquiles y Asclepio. El fin de esta historia tiene un fuerte significado simbólico: Inintencionalmente, fue herido por una flecha envenenada de su amigo, Hércules. Siendo inmortal, Quirón siguió viviendo con la terrible e incurable herida. Cuando Prometeo iba a ser castigado, Quirón ofreció su vida por la de él. El sacrificio de su propia inmortalidad lo libró del tormento.

Quirón es una criatura tanto animal como humana, combinando las partes oscuras, naturales e instintivas con las racionales. Astrológicamente, representa sabiduría, paciencia y dominio sobre la oscuridad interior. Debido a su herida incurable, conoce íntimamente el sufrimiento en todas sus formas. Esto le permite conectarse con un profundo pozo de sabiduría interior, para aliviar el dolor de los demás.