sábado, 7 de diciembre de 2013

Astrología de la salud. Por Luis García.






Astrología de la salud


SALUD:

El ASC, el Sol y la Luna son los tres factores a juzgar junto con la dominante; vienen a continuación el eje de los factores VI y XII, así como el Sector VIII respecto a las operaciones quirúrgicas. Si los tres primeros factores son armónicos, la salud tiende a ser buena, incluso si los tres Sectores se encuentran afectados por disonancias, manifestándose éstos entonces en los campos que conciernen a estos Sectores aparte del de la salud (trabajo, relaciones con los subordinados en la VI, etc....). Si por el contrario, dos de estos tres factores son disonantes, es sobre la salud ante todo como tienden a expresarse las disonancias de los tres Sectores, e incluso, cuando éstos no presentan, la principal disonancia del tema, es expresiva entonces de diferentes enfermedades sufridas por el individuo en su existencia. En este último caso, todo sucede como si las distintas crisis mórbidas, aunque dando, sin embargo, una sucesión de entidades nosografillas distintas (la disonancia pone en juego varios Planetas, varios signos y varios Sectores), poseyeran un substrato común y mostraran un mismo y único principio mórbido dinámico. Para juzgar sobre la salud, tenemos pues en primer lugar a la dominante que define el temperamento del individuo. Es evidente que la misma configuración aislada significará una disposición o predisposición distinta según se trate de una constitución linfática, dominada por la función nutritiva del aparato digestivo, de una constituci6n sanguínea, dominada por el reinado de las funciones respiratorias, circulatorias y sexuales... A continuación tenemos que hacer balance de la cualidad de los tres puntos vitales: ASC, Sol y Luna; y, finalmente, debemos dirigirnos a los elementos de los tres Sectores especializados, cuando no a la disonancia principal del tema. (André Barbault)
(Nota: Pienso que la opinión de André Barbault, puede confundir tanto a los estudiantes como a los practicantes de Astrología. Si tenemos en cuenta las determinaciones de Morin de Villefranche, el Sol solo puede referirse a la vitalidad si está en relación con el ASC, es decir, presente, en aspecto, o regencia. (Lo mismo en el caso del regente del ASC). Mal puede indicar vitalidad si está en la Casa XI que significa amistades, o en la II que se refiere al dinero, suponiendo que el Sol esté en su domicilio de Leo y en inmejorable aspectos, no puede decirse que es favorable para la salud, porque sería cometer un grave error. El Sol en la X se refiere a la profesión, brillo social y profesional, en la XI, amistades poderosas etc. Esto sería como decir que todos los nacidos bajo el signo de Leo, tienen buena salud… Pienso que se sigue abusando sobre la teoría de los significadores universales. Lo mismo cabe para la Luna y demás planetas. Supongamos el Sol en dignidad y que no tenga nada que ver con la Casa I, la Luna también en dignidad sin relación de ninguna clase con el ASC, y Saturno presente en la primera Casa regente de VIII y en mal aspecto con el regente de XII, indicando vida corta y muerte por enfermedad incurable. Considero que es contrario a la razón tomar indiscriminadamente los significadores universales, desgraciadamente costumbre muy extendida. Ni siquiera en la VIII puede el Sol significar vida, puesto que es la Casa de la muerte y un fuerte indicio de fallecimiento por fallo cardíaco, lo mismo puede decirse por su presencia en la VI o en la XII que significan enfermedad... (Luis García)

LA SALUD

SATURNO: deprime
Marte: activa
LUNA: trastornos que se repiten, periodicidad.
SATURNO: enfermedades largas, a menudo crónicas.
MERCURIO: enfermedades variables.
SOL Y JUPITER: enfermedades cortas.
MARTE: enfermedades cortas muy agudas.

El hombre melancólico necesita rayos de color rojo (Marte) para reconfortarlo. El hombre violento necesita luz azul (Saturno) para calmarlo. Para curar una enfermedad de Marte se utiliza un remedio de Saturno y viceversa; se cura mediante los contrarios.
(Nota: El hombre melancólico suele ser nervioso, por lo que el rojo es demasiado excitante, no es recomendable, su contrario es el dorado, azafrán y anaranjado, estas personas necesitan la vitalidad del Sol… (Luis García)

LAS PARTES DEL CUERPO Y LAS FUNCIONES REGIDAS POR LOS PLANETAS

SOL: vitalidad, corazón, espalda, frente, vista (ojo derecho).
LUNA: funciones naturales, digestión, eliminación, menstruación. El estómago, el busto, la vista (ojo izquierdo), los pechos, la matriz (sexo femenino interno).
MERCURIO: los nervios, la respiración, locomoción y movimiento, los pulmones, el cerebro, la razón, los intestinos, los brazos, las manos, la palabra y los medios de expresión, la percepción.
VENUS: sangre venosa, garganta, cuello, sexo externo femenino, pechos, sensibilidad táctil, sensualidad, sentido del tacto; ovarios, riñones.
MARTE: fuerza muscular, el hierro en la sangre, los glóbulos rojos, la energía, la nariz, el pene, el ano, la vejiga, la cabeza, el sentido del gusto.
JUPITER: sangre arterial, circulación, hígado, semen, sentido del olfato.
SATURNO: osamenta, bilis, bazo, cartílagos, concreciones, sales minerales, calcio, el oído.
ASCENDENTE: forma corporal general, resistencia física, temperamento y herencia.

EFECTOS PATOLOGICOS DE LOS PLANETAS AFLIGIDOS


SOL: trastornos del corazón, fiebres, dolor en la espalda, enfermedades de la columna vertebral; dolencias biliosas, enfermedades de los ojos; oftalmía, cataratas: desvanecimientos.
TIPO SOLAR: inflamación del cerebro, de los ojos y del corazón.
LUNA: hidropesía, clorosis, vómitos, escrófula, tumores abscesos, vista deficiente, miopía (en Aries: conjuntivitis). Dolores femeninos. Fríos, catarros, pérdidas menstruales, trastornos fluídicos, dolencias del estómago, vértigos, epilepsia e histeria.
TIPO LUNAR: las atonías, las insuficiencias, las estagnaciones, las pasividades. Histero-epilepsia; sonambulismo natural; tuberculosis, insuficiencia ovárica.
MERCURIO: desarreglos nerviosos, mentales y respiratorios. Defectos de pronunciación. Dolores de cabeza, problemas.
TIPO MERCURIANO: alternancia de sobreexcitaciones y de depresiones nerviosas, bajones bruscos del estado general provocando gran variedad de trastornos funcionales. Parálisis y ataxia por agotamiento; surmenage. Excesos en las épocas de tensión.
VENUS: dolores de garganta en el cuello; amígdalas inflamadas. Quistes, difteria. Enfermedades de los riñones. Sífilis. Enfermedades provocadas por una vida disipada.
TIPO VENUSIANO: todas las intoxicaciones que amenazan al organismo cuando está cansado. Costumbres sedentarias, falta de ejercicio.
MARTE: inflamaciones, fiebres agudas, operaciones, heridas y quemaduras. Desarreglos de la nariz, de los músculos y del aparato genital. Hemorragias. Fístulas, hemorroides. Arteriosclerosis. Enfermedades contagiosas e infecciones.
TIPO MARCIANO: fiebres, erupciones, congestión, hipertrofias, accidentes, heridas quemaduras.
JUPITER: trastornos sanguíneos. Enfermedades hepáticas, plétora, pleuresia. Callos y abscesos, tumores.
TIPO JUPITERIANO: diatesis artrítica en ciertos grados y trastornos consecutivos.
SATURNO: enfermedades crónicas y persistentes. Reumatismos. Parálisis, sordera; hipocondría, trastornos cutáneos, fríos, tuberculosis, gangrena, mortificacion. Atrofias, enfermedades óseas y de la médula espinal.
TIPO SATURNIANO: diatesis renal, depósitos calcáreos.
URANO: trastornos espasmodicos. Fracturas, espasmos, hipo, calambres, "chocks’’, epilepsia, enfermedad de Parkinson, crisis.
TIPO URANIANO: trastornos nerviosos y espasmódicos.
NEPTUNO: trastornos psíquicos, locura. Coma, letargo, modorra profunda, catalepsia, obsesión, sonambulismo, éxtasis. Muerte o enfermedad a causa del abuso de bebidas, drogas o estupefacientes. Estupor, confusión mental, somnolencia, alucinaciones, trances, pánicos, monomanía persecutoria.
TIPO NEPTUNIANO: trastornos mentales y letárgicos, trances.

LOS CUATRO TEMPERAMENTOS


TEMPERAMENTO BILIOSO: depende de los signos de Fuego, de Marte y del Sol. Predispone a los trastornos biliosos o inflamatorios, vuelve la naturaleza excitable, temeraria o febril. Da predisposiciones activas, políticas o militares.
TEMPERAMENTO NERVIOSO: depende de los signos de Tierra, de Mercurio, Urano y Saturno. Forma de actuar precipitada, agitada, alerta; predisposición a los trastornos mentales. Tendencias científicas, comerciales, intuitivas y de estudio.
TEMPERAMENTO SANGUINEO: depende de los signos de Aire y del planeta Júpiter. Otorga una circulación activa, un cuerpo rechoncho, una naturaleza jovial y optimista, una tez bonita, pero predispone a la apoplejía. Tendencias activas e industriales.
TEMPERAMENTO LINFATICO: depende de los signos de Agua, de la Luna, de Venus y de Neptuno. Naturaleza anémica y lánguida, letárgica; predisposición a la hidropesía, carencia de glóbulos rojos en la sangre. Facultades artísticas, contemplativas, emocionales y plásticas.
Nota: los biliosos y los sanguíneos actúan; los nerviosos los linfáticos piensan y sienten.

FUNCIONES Y ENFERMEDADES GOBERNADAS POR TRIPLICIDADES Y CUADRUPLICIDADES

SIGNOS CARDINALES: enfermedades de la cabeza, del estómago, de los riñones y de la piel.
SIGNOS FIJOS: enfermedades del corazón, de la garganta, de la circulación, de la sangre, de la espalda y de los órganos genitales.
SIGNOS MUTABLES: trastornos respiratorios, enfermedades de los nervios y de los intestinos.
SIGNOS DE FUEGO: rigen el calor vital, la sangre, el psiquismo.
SIGNOS DE TIERRA: rigen la osamenta, las sales minerales y las concreciones del sistema.
SIGNOS DE AIRE: rigen los gases, los espacios intercelulares, las células de aire, las arterias, venas y capilares.
SIGNOS DE AGUA: rigen los fluidos (Cáncer: leche, jugos gástricos, fermentos. saliva, albúmina); (Escorpio: excreciones, orina, sudor, menstruos); (Piscis: fluidos sinoviales e intestinales).

LAS PARTES DEL CUERPO REGIDAS POR LOS SIGNOS
ARIES: la cabeza, el rostro, los ojos, el cerebro.
TAURO: el cuello, la garganta, la laringe.
GEMINIS: los pulmones, los brazos y las manos, los hombros, los nervios.
CANCER: el estómago, el busto, la caja torácica, los pechos.
LEO: el corazón, la espalda, la columna vertebral.
VIRGO: el vientre, los intestinos, el hígado, los órganos de asimilación
LIBRA: los riñones.
ESCORPIO: órganos sexuales, el intestino grueso, la vejiga, la nariz.
SAGITARIO: los muslos, las nalgas, las caderas.
CAPRICORNIO: las rodillas, la piel, los huesos y concreciones.
ACUARIO: las piernas, los tobillos, la sangre, la espalda, los nervios.
PISCIS: los pies, las mucosas, la linfa.

CLASIFICACION DE LAS ENFERMEDADES SEGÚN LOS SIGNOS DEL ZODIACO
ARIES: epilepsia, dolor de cabeza, erupciones en la cabeza y en el rostro, vértigo, neuralgia, congestión cerebral, encefalitis, apoplejía, meningitis.
TAURO: difteria, dolor de garganta, inflamación de las amígdalas, glándulas en el cuello, sofocación, anginas, escrófulas, laringitis, abscesos, estrangulación.
GEMINIS: bronquitis, tuberculosis, enfermedades de los pulmones y de los nervios, pulmonía, pleuresía, fractura de los brazos.
CANCER: desarreglos intestinales, galtralgia, hidropesía, tos, cáncer, clorosis, etcétera.
LEO: enfermedades del corazón, palpitaciones, síncopes, fiebres, meningitis espinal, ataxia locomotriz, rupturas de aneurisma.
VIRGO: cólicos, disentería, diarrea, enteritis, cólera, peritonitis, estreñimiento, trastornos de la digestión intestinal.
LIBRA: todas las enfermedades de los riñones, supresión de orina, uremia, nefritis, neuralgia renal, etcétera.
ESCORPIO: mal de piedra, fístula, hernias, hemorroides, ceño, gonorrea. blenorragia, sífilis; enfermedades de la vagina y del útero, enfermedades génito-urinarias.
SAGITARIO: ciática, gota, dislocación de las caderas, fracturas del fémur y de la clavícula. Trastornos sanguíneos. Flebitis.
CAPRICORNIO: enfermedades de la piel, reumatismo (articular). Dislocación de las rodillas, derrame sinovial, eczemas, urticaria. Fractura de las rodillas. Enfriamientos.
ACUARIO: tobillos rotos o esguinzados, varices, trastornos nerviosos espasmódicos; dolor de espalda. Trastornos circulatorios, palpitaciones o paro cardíaco.
PISCIS: descarga de las mucosas, gota, callos deformaciones de los pies y de los dedos de los pies, enfriamientos cólicos cogidos por los pies Hidropesía. Alcoholismo (a veces tuberculosis).

EFECTOS PATOLOGICOS DE LOS PLANETAS
Nota: las nociones entre paréntesis se refieren a los efectos planetarios por acción refleja en el signo opuesto al que ocupan.

EL SOL AFLIGIDO EN LOS SIGNOS
SOL EN ARIES: desmayos, fiebre cerebral, hemorragia cerebral meningitis. Congestión: dolores de cabeza.
SOL EN TAURO: difteria, pólipos.
SOL EN GEMINIS: pleuresía, bronquitis, hiperemia de los pulmones.
SOL EN CANCER: anemia, hidropesía, dispepsia, fiebres gástricas.
SOL EN LEO: palpitaciones cardíacas, enfermedad en la espalda. Enfermedades de la columna vertebral.
SOL EN VIRGO: mala asimilación, peritonitis, fiebre tifoidea, disentería.
SOL EN LIBRA: enfermedad de los riñones, erupciones cutáneas.
SOL EN ESCORPIO: trastornos génito-urinarios. Trastornos menstruales, desarreglos internos del sexo.
SOL EN SAGITARIO: ciática (a veces trastornos pulmonares).
SOL EN CAPRICORNIO: reumatismos, enfermedades de la piel.
SOL EN ACUARIO: varices, palpitaciones del corazón, mala circulación.
SOL EN PISCIS: sudor de los pies (a veces, enfermedades de los bronquios y de los intestinos).

LA LUNA AFLIGIDA EN LOS SIGNOS
LUNA EN ARIES: insomnio, letargo, dolores de cabeza, debilidad de los ojos.
LUNA EN TAURO: dolores de garganta.
LUNA EN GEMINIS: catarro pulmonar, asma, bronquitis, pulmonía.
LUNA EN CANCER: cáncer de estómago, hidropesía, trastornos digestivos, epilepsia.
LUNA EN LEO: dolor de espalda, circulación defectuosa, trastornos cardíacos, convulsiones.
LUNA EN VIRGO: desarreglo intestinal, disentería, tumores abdominales.
LUNA EN LIBRA: uremia.
LUNA FN ESCORPIO: trastornos menstruales de la vejiga, desarreglos génito-urinarios.
LUNA EN SAGITARIO: enfermedades de la sangre.
LUNA EN CAPRICORNIO: reumatismos articulares, derrame sinovial, erupciones cutáneas (trastornos digestivos).
LUNA EN ACUARIO: varices y úlceras de las piernas, hidropesía, histeria, trastornos cardíacos.
LUNA EN PISCIS: pies frágiles, costumbres nefastas (bebida y drogas). Desarreglos abdominales.

MERCURIO AFLIGIDO EN LOS SIGNOS
MERCURIO EN ARIES: fiebres cerebrales, dolores de cabeza nerviosos, vértigos, neuralgias (lumbago).
MERCURIO EN TAURO: ronquera, tartamudez, irritación de la garganta.
MERCURIO EN GEMINIS: bronquitis, asma, asfixia o pleuresía.
MERCURIO EN CANCER: indigestión nerviosa, gases, flatulencias.
MERCURIO EN LEO: palpitaciones cardíacas.
MERCURIO EN VIRGO: flatulencias, cólicos, debilidad nerviosa.
MERCURIO EN LIBRA: trastornos nerviosos en los riñones, lumbago.
MERCURIO EN ESCORPIO: dolores en la vejiga y las partes genitales; reglas irregulares (tartamudez, ronquera).
MERCURIO EN SAGITARIO: dolores en las caderas y en los muslos (enfermedades pulmonares).
MERCURIO EN CAPRICORNIO: reumatismos en las rodillas, melancolía (indigestión nerviosa).
MERCURIO EN ACUARIO: golpes y dolores en todo el cuerpo; varices (palpitaciones y neuralgias cardíacas).
MERCURIO EN PISCIS: gota y calambres en los pies (enfermedades de los pulmones, inquietud, fatiga).

VENUS AFLIGIDO EN LOS SIGNOS
VENUS EN ARIES: irritación de las mucosas, quistes en el rostro (congestión de los riñones).
VENUS EN TAURO: lamparones, inflamación de las amígdalas, glándulas en la garganta y en el cuello (trastornos sexuales, enfermedades venéreas).
VENUS EN GEMINIS: debilidad pulmonar.
VENUS EN CANCER: tumores gástricos, náuseas.
VENUS EN LEO: grasa en el corazón (enfermedades de la columna vertebral).
VENUS EN VIRGO: pereza intestinal, estreñimiento, tumores abdominales, solitaria, gusanos.
VENUS EN LIBRA: uremia.
VENUS EN ESCORPIO: enfermedades venéreas, tumores del útero, enfermedades de las mujeres, varicocele (enfermedades de la garganta).
VENUS EN SAGITARIO: tumores y enfermedades de las caderas.
VENUS EN CAPRICORNIO: trastornos digestivos, náuseas, vómitos.
VENUS EN ACUARIO: varices (debilidad cardiaca).
VENUS EN PISCIS: pies sensibles (tumores abdominales y debilidad intestinal).

MARTE AFLIGIDO EN LOS SIGNOS

MARTE EN ARIES: agudos dolores de cabeza, ruptura de vasos sanguíneos en el cerebro, agitación extrema, golpes y heridas en la cabeza y en el rostro. Insomnio, congestión cerebral, fiebre, delirio, encefalitis, actos insensatos.
MARTE EN TAURO: laringitis, anginas, inflamación de las amígdalas, difteria, faringitis, etcétera.
MARTE EN GEMINIS: sistema nervioso desquiciado, cortes, heridas y quemaduras en las manos y en los brazos; bronquitis, pulmonía, inflamación de los pulmones.
MARTE EN CANCER: irritabilidad del estómago, hemorragia estomacal, gastritis, dispepsia, vómitos biliosos (tos seca).
MARTE EN LEO: enfermedades cardíacas, palpitaciones, aneurisma, hipertrofia, endocarditis, insolación, etcétera.
MARTE EN VIRGO: diarrea, disentería, gusanos, inflamación intestinal, gastro-enteritis, peritonitis, cólera, bernia.
MARTE EN LIBRA: nefritis.
MARTE EN ESCORPIO: orina caliente, incontinencia de orina, hernia, hemorroides, úlceras venéreas, dolor en la vejiga, mal de piedra, espermatorreas (escarlatina, diabetes, apendicitis). Hematuria. Hipertrofia de la próstata.
MARTE EN SAGITARIO: ciática, úlceras de las caderas y de los muslos, fiebres entéricas.
MARTE EN CAPRICORNIO: gota, fiebre reumática, contusiones, varicela, urticaria, antrax.
MARTE EN ACUARIO: (enardecimiento de la sangre, fiebres intermitentes, envenenamiento de la sangre).
MARTE EN PISCIS: callos y durezas en los pies (enfermedades de pecho y causadas por el exceso de bebida).

JUPITER AFLIGIDO EN LOS SIGNOS

JUPITER EN ARIES: congestión cerebral, úlcera de las encías. Apoplejía.
JUPITER EN TAURO: (plétora provocada por la glotonería).
JUPITER EN GEMINIS: pleuresía, congestión de los pulmones.
JUPITER EN CANCER: dilatación del estómago debido a la gula.
JUPITER EN LEO: dilatación del corazón (apoplejía).
JUPITER EN VIRGO: dilatación del hígado, ictericia.
JUPITER EN LIBRA: abscesos de los riñones, diabetes (congestión de los riñones).
JUPITER EN ESCORPIO: dilatación de la próstata, tumores del útero y abscesos de la ureta. Exceso de ácido úrico, expansión o hipertrofia, dilatación de los órganos sexuales. Epistaxis o hemorragias nasales.
JUPITER EN SAGITARIO: gota, artritismo, envenenamiento de la sangre (apoplejía pulmonar).
JUPITER EN CAPRICORNIO: tumores y abscesos y otras enfermedades eruptivas (problemas digestivos).
JUPITER EN PISCIS: pies hinchados, sudor de los pies (dilatación del hígado y tumores abdominales).

SATURNO AFLIGIDO EN LOS SIGNOS
SATURNO EN ARIES: catarro, sordera, dolor de dientes, enfriamientos y constipados del cerebro, anemia cerebral, apatía, parálisis, reumatismos en la cabeza, sincope cerebral, fractura del cráneo.
SATURNO EN TAURO: tuberculosis de la laringe, coriza, afonía, sofocación, anginas, gangrena, difteria.
SATURNO EN GEMINIS: tuberculosis pulmonar, reumatismos en los brazos, manos y hombros, dislocaciones, bronquitis crónica, debilidad nerviosa, fracturas.
SATURNO EN CANCER: cáncer de pecho (tuberculosis), digestión difícil, náuseas, gastritis crónica, anemia, clorosis, dipsomanía.
SATURNO EN LEO: atrofia y debilidad cardíaca, problemas en la espalda, deformación de la columna vertebral, síncopes, ataxia locomotriz, gota en el corazón.
SATURNO EN VIRGO: tisis abdominal, restreñimiento, desarreglos de la digestión abdominal, desnutrición (hígado sucio).
SATURNO EN LIBRA: cólico renal, posos calcáreos en los riñones, supresión de orina.
SATURNO EN ESCORPIO: retención de orina, fístula, hemorroides, piedra, caries de los huesos de la nariz (coriza o rinitis), impotencia o atrofia sexual.
SATURNO EN SAGITARIO: gota, ciática, dolores y dislocación de las caderas, fractura del fémur.
SATURNO EN CAPRICORNIO: reumatismos articulares, dolor y fractura de las rodillas, enfermedades de la piel.
SATURNO EN ACUARIO: calambres en las piernas, anemia, debilidad y torceduras de los tobillos, astenia, desviación de la columna vertebral, arteriosclerosis, fractura de las piernas
SATURNO EN PISCIS: escrófula, raquitismo, tuberculosis, frío en los pies. fractura de los pies.

URANO AFLIGIDO EN LOS SIGNOS
URANO EN ARIES: dolores de cabeza.
URANO EN TAURO: irritación nerviosa de la garganta.
URANO EN GEM1NIS: tos seca y nerviosa, agitación.
URANO EN CANCER: hipo, calambres de estómago, flatulencias.
URANO EN LEO: palpitaciones, acción espasmódica e irregular del corazón.
URANO EN VIRGO: calambres abdominales, gases.
URANO EN LIBRA: funcionamiento irregular de los riñones.
URANO EN ESCORPIO: abortos, enfermedades venereas muy arraigadas y difíciles de curar (en casa V: parto penoso y difícil con necesidad de intervención mecánica; hijo a menudo perjudicado o nacido muerto).
URANO EN SAGITARIO: dislocaciones de las caderas.
URANO EN CAPRICORNIO desarreglos digestivos, calambres.
URANO EN ACUARIO: palpitaciones cardíacas.
URANO EN PISCIS: obsesión, peligro de locura, tendencia al suicidio, pies torcidos.

Nota: en lo que se refiere a Neptuno, sus efectos patológicos son muy poco conocidos y generalmente de una naturaleza que desconcierta a la ciencia medica; habitualmente estos efectos son de orden psíquico.

EFECTOS PATOLOGICOS DE LOS MALOS ASPECTOS DE MARTE HACIA LOS OTROS PLANETAS
MARTE-SOL: acción hiperémica, fiebres e inflamaciones, temperatura alta, pulso rápido, fuerza de voluntad excesiva.
MARTE-LUNA: pérdidas menstruales abundantes, náuseas biliosas, acción eruptiva.
MARTE-MERCURIO: irritación del sistema nervioso, excitabilidad, inflamación de los nervios, diarrea biliosa, sed.
MARTE-VENUS: orina abundante; secreciones excesivas, irritación de los riñones, fibromas, flebitis, ninfomanía.
MARTE-JUPITER: artritismo, trasporaciones fibrinosas, tumores, inflamaciones esténicas.
MARTE-SATURNO: cálculos biliares, inflamaciones de coyunturas, malformaciones, magulladuras y fracturas.
MARTE-URANO: dolores y calambres, movimientos musculares involuntarios, acción hipercinética, laceraciones y rupturas.
MARTE-NEPTUNO: fenómenos relacionados con causas psíquicas. Gustos perversos, toxicomanía (alcohol, tabaco y estupefacientes).

EFECTOS PATOLOGICOS DE LOS MALOS ASPECTOS DE SATURNO HACIA LOS OTROS PLANETAS

SATURNO-SOL: defectos de locomoción y de la columna vertebral; poca vitalidad, parálisis, enfermedades cardíacas y de los centros vertebrales; rigor, voluntad atrofiada.
SATURNO-LUNA: anemia, estrechez de pecho, funciones sensoriales atrofiadas. Digestión y eliminación deficientes (es sobre todo negativo para la mujer).
SATURNO-MERCURIO: mala secreción de las mucosas obre las membranas respiratorias; nervios tensos, parálisis
SATURNO-VENUS: orina densa, supresión de orina, cálculos en la vejiga, enfermedad de la garganta y de los riñones. Sífilis. Sangre venosa impura.
SATURNO-MARTE: (ver Marte-Saturno).
SATURNO-JUPITER: tumores fibro-cartilaginosos: hígado intoxicado. Mala circulación arterial; rigidez de las arterias.
SATURNO-URANO: contorsiones de las partes rígidas; compresión de los órganos, contracciones.
SATURNO-NEPTUNO: enfermedades extrañas y psíquicas.

Nota importante: cuando un planeta es afligido por los malos aspectos de los maléficos, la función natural que rige siempre se verá alterada, pero no por ello el individuo padecerá necesariamente todas las enfermedades relativas a estos aspectos. Referente a esto hay que tener siempre en cuenta los signos en los que estos aspectos se forman. Por ejemplo: en el caso del aspecto Marte-Luna, las funciones digestivas y menstruales siempre se verán afectadas, pero la acción eruptiva sólo se manifestará si los aspectos se forman en Capricornio o en Libra. Lo mismo se producirá en el aspecto Saturno-Júpiter: la circulación arterial siempre sería defectuosa, pero el individuo sólo tendrá cálculos y piedras en el hígado si el aspecto se forma sobre todo en Virgo o en un signo mutable.

CORRESPONDENCIA ENTRE LOS SIGNOS DEL ZODIACO Y LAS SALES BIOQUIMICAS

ARIES: Fosfato de Potasio.
TAURO: Sulfato de Sosa.
GEMINIS: Clorito de Potasio.
CANCER: Fluoruro de Calcio.
LEO: Fosfato de Magnesio.
VIRGO: Sulfato de Potasio.
LIBRA: Fosfato de Sosa.
ESCORPIO: Sulfato de Calcio.
SAGITARIO: Silicea.
CAPRICORNIO: Fosfato de Calcio.
ACUARIO: Clorito de Sosa.
PISCIS: Fosfato de Hierro.

CORRESPONDENCIA ENTRE LOS PLANETAS Y LAS PLANTAS
SOL: heliotropo, laurel, lavanda, mejorana, genciana, angélica, cardamomo, crisantemo, ciclamen, naranjo, palmera, prímula, romero, salvia, tomillo.
LUNA: plantas acuáticas en general, caña, reponche, tamarisco, tilo, adormidera, plantas somníferas, amapola, lirio, berenjena, cohombro, lechuga, melón, nenúfar, sandía, cucurbitáceas.
MERCURIO: milenrama, mijo, avellano, acedera, agabanzo, enebro, margarita, escabiosa, saúco, té, alheña, valeriana, acacia, anís, escarola, mercurial.
VENUS: pensamiento, vicapervinca, rosa, resada, satirio, serpolio, tusílago, verbena, almendro, boj, limonero, conan- dra, berro, fucsia, alelí, muérdago, jacinto, lila, azucena, malva, melisa, miosotis, bellorita.
MARTE: plantas amargas y picantes: mostaza, escordia, menta, pimiento, rábano, alelí amarillo, ruibarbo, viña, cebolla, puerro, ajenjo, ajo, árnica, espárrago, bardana, brezo, belladona, briona, cáñamo, cardo, ortiga, áloe, acebo, tabaco.
JUPITER: álamo, ciruelo, cólquico, fresal, fresno, lino, morera, olmo, ojaranzo, agrimonia, remolacha, borraja, cedro, centáurea, cerezo, sándalo, canela, todas las plantas balsámicas.
SATURNO: encina, níspero, acónito, hiedra, musgo, champiñón, liquen, asfodelo, cicuta, datura, eléboro, euforbio, cactos, hinojo, mandrágora, perejil, asperilla, zarza, escrofularia.
URANO: no se le conoce ninguna correspondencia.
NEPTUNO: toda la flora marina y submarina, algas, etcétera.
PLUTON: no se le conoce ninguna correspondencia.

AFORISMO REFERENTE A LA INTERVENCION QUIRURGICA


Una intervenci6n quirúrgica en una parte concreta del cuerpo es peligrosa y no debería realizarse jamás:
1. Cuando la Luna, por tránsito, atraviesa el signo que gobierna la parte enferma
2. Cuando la Luna, por tránsito, atraviesa el signo Ascendente del tema natal del individuo enfermo. Para que la operación sea un éxito también es necesario que las configuraciones celestes del momento estén en armonía con las del nacimiento. Por lo general es conveniente hacer la operación en luna creciente, ya que entonces las posibilidades de éxito de esta operación y las de recuperación rápida del paciente son mayores y hay menos riesgos de complicaciones.   


http://www.redlg.net/astroeuropa/astrologia_salud.htm