martes, 10 de diciembre de 2013

Que es y para que sirve una sinastría ?. Por Karin Ostertag









Qué es y para qué sirve una sinastría

En términos simples, una sinastría es la comparación de dos cartas astrales para obtener información de los puntos de contacto entre dos individuos que permita comprender dónde se podrían presentar fricciones y dónde habría una mayor armonía en la relación. Aunque tradicionalmente se utiliza para conocer la afinidad entre dos enamorados, en realidad una sinastría se puede aplicar a cualquier tipo de relación, como un padre y su hijo, un jefe y su empleado, dos amigos, una suegra y su yerno, etc. En el fondo, la idea es simplemente contrastar las cartas astrales de dos personas y ver en qué áreas presentarán tensiones y en qué planos la relación se mostrará más provechosa o fluida para ambos personas.
Una sinastría o la comparación de dos cartas astrales es una técnica relativamente nueva o ahora último más difundida de manera masiva, pero aún no lo suficiente, y vendría a ser el reemplazo especializado de lo que frecuentemente se usa para conocer la afinidad de una pareja, como son los elementos astrológicos que, sin duda, no deben ser desechados en absoluto, ya que forman parte importante de esta comparación. El análisis más minucioso y preciso que ofrece una sinastría no sólo permite reconocer de antemano los temas, las áreas y las energías donde la pareja presentará resistencias o afinidades sino también entender por qué se producen ciertos conflictos emocionales o de convivencia entre ellos, ya que es capaz de mostrar claramente cómo y a través de qué actitudes uno de los involucrados afecta al otro, lo que aporta una inmediata comprensión de la dinámica establecida en la relación y de las necesidades emocionales o psicológicas del otro en lo que respecta a su manera de relacionarse o a la forma en que entiende el amor y las relaciones afectivas en general. La magia de una sinastría, en los casos en que se presentan conflictos, es que a medida que la persona interesada en consultar se adentra en el análisis y profundiza en los problemas que “el otro” está generando en la relación, se comprende más a sí misma y ve con claridad su propia participación o responsabilidad en que los acontecimientos llegaran al punto en que se encuentran en ese momento, porque invariablemente los problemas que surgen en una relación son “proyecciones” no reconocidas de cada uno de los involucrados las que deben ser asumidas antes de poder modificarlas. No se puede cambiar ni trabajar sobre algo que uno niega que existe! A veces, es algo tan simple como reconocer que la persona dejó (por miedo, comodidad o inseguridad) que el otro estableciera una dinámica que no era conveniente o abiertamente poco sana para la relación. Después de esa simple comprensión, el trabajo por mejorar la relación (si es que se desea) es mucho más fácil, porque se entiende que ese trabajo no sólo apunta a lo que “el otro” debe modificar sino muy especialmente a lo que la misma persona que consultó debe cambiar en sí misma.
Aunque son muchos los factores que es necesario considerar en una sinastría, tal vez, el más fácil de reconocer y entender sea la concentración de elementos (fuego, tierra, aire y agua) en ambas cartas astrales que ayuda a definir el tipo de energía general que cada individuo aporta a la relación y así comprender la dinámica general que se activa… es como si jugáramos en un laboratorio de química y experimentáramos mezclando distintos compuestos (elementos) y después sólo debemos esperar a ver qué tipo de reacción se produce. En artículos anteriores (Cómo entender la dinámica de los elementos en las relaciones y Los cuatro elementos), he explicado ligeramente esta mecánica intentando ayudar a penetrar las interrelaciones humanas, por lo que ahora se hace necesario exponer otros ángulos del tema.
Aunque la consideración de los elementos en la comparación de dos cartas astrales puede ser muy clarificadora y la base inicial del estudio de sinastría, no se compara con la importancia e información que aportan los inter-aspectos que se producen entre los planetas de ambos involucrados. Lamentablemente, para este ejercicio se requiere tener los datos exactos y confiables del nacimiento de ambos individuos para no perder tiempo en una comparación irreal. Pero, siendo positivos, y considerando que ya tenemos esa información y hemos elaborado las dos cartas astrales que deseamos estudiar, podemos partir por conocer algunos de los factores más importantes que arrojan luz sobre el potencial de la relación.
Algunas combinaciones de inter-aspectos más relevantes que determinan si una relación tiene potencial son:

1. Cuando el Sol y la Luna de ambos individuos está en conjunción, pero muy especialmente cuando la Luna de él contacta al Sol de ella. Los trinos y sextiles ayudan mucho también sugiriendo que hay una compatibilidad emocional y psicológica básica en la pareja, en cambio, una cuadratura o una oposición hacen más difícil cualquier afinidad en la pareja.

2. Cuando ambas Lunas están en contacto, indica que la pareja instintivamente se adapta, llega a acuerdos y coopera. Pero cuando las Lunas se ubicadas en signos conflictivos, esto puede sugerir que los individuos involucrados no se sienten en “en casa” junto al otro.

3. Cualquier inter-aspecto de Plutón y muy especialmente de Saturno con los planetas personales de la pareja sugiere algo importante y una atracción inicial compulsiva, aunque no garantiza una experiencia agradable o fácil al final. Más bien habla de algo pendiente o kármico por elaborar entre los involucrados.

4. Los inter-aspectos entre los planetas de uno al Ascendente o Medio Cielo del otro también son significativos en muchos sentidos, pero lo más evidente es en la mutua atracción física que los involucrados pudieran sentir.

5. Finalmente, y para no extender demasiado esta breve introducción, todos los inter-aspectos entre el Venus y el Marte de uno o ambos involucrados son muy importantes en cuanto a la compatibilidad sexual y la atracción física de la pareja.

Por supuesto que son muchos más los factores que se consideran y analizan en una sinastría, sin embargo, la información expuesta aquí permite entender la mecánica y lo detallado del estudio antes de llegar a una síntesis sobre la relación que se analiza. Sin embargo, también es necesario recalcar que hay sinastrías (parejas) con bastantes factores adversos que logran permanecer juntos gracias al mutuo amor y comprensión que existe entre ellos y otras relaciones que, presentando una excelente sinastría, sucumben ante la más mínima presión del medio. No hay que olvidar que esta técnica sólo se encarga de explicar el por qué de los conflictos y las afinidades entre dos personas, pero el sentimiento del AMOR que pueda existir en la pareja no es posible verla en ninguna parte de la carta astral, eso pertenece a otro plano más elevado aún.

 http://www.viajeinterior.cl/que-es-y-para-que-sirva-una-sinastria/