lunes, 20 de enero de 2014

Mas cosas sobre Quirón.







Quirón

0061_01.gif (2992 bytes)


Quirón es un cuerpo celestial relativamente pequeño que fue descubierto el 1 de noviembre de 1977. Su órbita se encuentra entre Saturno y Urano. Quirón tarda entre 50 y 51 años para dar una vuelta completa al Sol, y debido a su trayectoria muy elíptica su permanencia en cada signo varia entre 1.5 y 8 años.


Los significados que se atribuyen a Quirón se basan en el estudio de la Mitología y en la excentricidad de su órbita.


Quirón es hijo de un dios y una ninfa. Por su herencia puede comprender y acceder a ambos mundos: el de los dioses y el de los mortales. Este hecho también queda reflejado en su forma física: un centauro, mitad hombre -conexión a lo divino, lo espiritual- y mitad caballo - conexión con los instintos, las pasiones-.


La Casa astrológica en que este situado nos dará una idea de cuales son los aspectos de la vida en la que podemos ser más instintivos e irracionales, allí donde nuestro ser animal puede adquirir más fuerza, y, al mismo tiempo, dónde somos más capaces de trascender, mediante nuestro propio esfuerzo, la parte instintiva, dejando aflorar nuestro ser espiritual, transmutándo el gran potencial de la energía animal y utilizándola para nuestro crecimiento hacia otros niveles del ser.


Otro aspecto importante es el rechazo de Quirón por parte de su madre. Esta sintió vergüenza al ver al ser que había engendrado y lo abandonó. Observamos aquí la conexión entre Quirón y el "rechazo". En la Casa astrológica en que encontremos a Quirón se nos mostrará el aspecto de la vida en el cual somos más susceptibles al rechazo, donde quizá lo hemos vivido ya -real o imaginario- lo cual abrió una grieta en nuestra afectividad, quedando una herida que despierta a la más mínima insinuación.


Pero Quirón recibió ayuda y educación por parte de los dioses hasta convertirse él mismo en un gran maestro. Parece ser que a pesar del dolor del rechazo que experimentamos en esta Casa, en realidad contamos también con una gran protección, surgiendo la ayuda que necesitamos para superar la prueba y transmutar el dolor en conocimiento que será útil, primero para nosotros, pero también deberá ser compartido con otros.


Quirón se convirtió en educador de niños superdotados. Algunos dioses le confiaron a sus hijos para que los educara. El les enseñaba las artes, las ciencias, la adivinación, la caza, la guerra, la música y también las virtudes curativas con plantas.


Entre sus discípulos se encuentran Esculapio, padre de la medicina, Aquiles al que instruyó en medicina y en el arte de la guerra, Jasón, Eneas y Medeo.


Se puede deducir de esto que Quirón tiene asignado el papel de instruir, enseñar, hacer madurar a la persona; la posición de Quirón nos proporciona información acerca de las experiencias vitales que necesitamos para nuestra evolución. En la medida que somos conscientes dela lección implícita en cada experiencia, el sufrimiento que ésta nos produce se transforma en la llave que nos permitirá acceder a un nivel más alto de madurez.


Para la persona que no quiere ser consciente de ello, Quirón actuará como un planeta inductor de experiencias penosas que se irán repitiendo una y otra vez hasta que entienda su significado y lo asuma. Quirón fue abandonado a su suerte, y lo que podía convertirse en una tragedia, cambio de signo al ser protegido por los dioses que, a cambio de una pérdida afectiva absoluta, le transmitieron la sabiduría que, más tarde, le permitió convertirse en un gran maestro.
Aquí se ve la indicación clara de que todo individuo que entra en el camino iniciático, tiene que pasar por una fase de abandono de todo lo que posee y quiere. Puede ser incluso apartado de los suyos, como si, de repente, se hubiese transformado en un monstruo: el que trasciende una parte de sí mismo provoca miedos a su alrededor, aislándose del "rebaño".


La conclusión astrológica de estos acontecimientos es que Quirón nos enfrenta con pruebas, pero en cambio nos asegura protección y ayuda para superarlas. Quirón, que no conoció ni padre ni madre, se convertirá en padre adoptivo y educador.


¿Que enseñaba Quirón? El arte de la guerra y el de la curación, dos antagonistas. Parecería contradictorio que este gran médico también enseñara a sus discípulos cómo herir y matar; pero nos demuestra que su enseñanza es completa en todas las direcciones posibles. Un texto Zen nos dice "El camino verdadero no es difícil, pero no debemos amar o escoger". Y el Tao: "El hombre completo utiliza su inteligencia a la manera de un espejo. Sabe y conoce sin sentir ni atracción ni repulsión; por ello, es superior a todas las cosas y neutro hacia ellas".


Las enseñanzas de Quirón comprendían el todo, transmitía a cada alumno lo que serviría para el desarrollo de su destino sin tener en cuenta sus propias ideas, ni manifestar ninguna preferencia. No se trata de un gran benéfico, sino de un maestro que está más allá del bien y del mal, buscando sólo el conocimiento y el desarrollo del hombre. Bajo sus tránsitos podemos encontrar al criminal y a la víctima, mostrándonos que la lección va más allá de una posición moral y que no puede ser juzgada según nuestros criterios.


También encontramos un Quirón relevante en las cartas astrales de terapeutas, psicólogos, líderes espirituales, médicos, profesores, y en general en individuos que tienen una influencia importante sobre los demás. Su influencia no puede definirse como maléfica o benéfica, actúa como un desestabilizador que nos obliga a crear un orden propio sumergiéndonos en experiencias dolorosas (que pueden ser enfermedades) y nos provoca un despertar de conciencia. La experiencia globalmente puede definirse como positiva, pero si analizamos paso a paso podemos encontrar fragmentos muy dolorosos y difíciles de superar.
Al enfrentarnos con las pruebas que Quirón nos propone, despertamos el héroe que yace dentro de nosotros. Quirón preparaba sus alumnos para convertirse en héroes, sus hazañas se relacionaban tanto con la supervivencia personal como con la ayuda a los demás. El lugar donde se ubica Quirón es un horóscopo demuestra dónde y cómo podemos desarrollar nuestro potencial latente para convertirnos en héroes para realizar hazañas imposibles en la cotidianidad.


El mito de Quirón está relacionado también con el matrimonio y los hijos. En su cueva se celebraban bodas, todas protegidas por Quirón. Se han encontrado varios casos en los que bajo tránsitos de Quirón sobre el Venus Natal, la persona contrajo matrimonio, el cual fue importante para el desarrollo espiritual de ambos conyuges; más que tratarse de matrimonios por amor, se encuentran matrimonios en los que hay implicitos un aprendizaje importante para la persona y un factyor de protección.


La parte más sorprendente del mito se relaciona con la herida incurable que padecía el propio Quirón. De nuevo encontramos a Quirón viviendo las dos caras de la moneda: paciente y médico. Parece como si su enseñanza, nos forzara a vivir la experiencia completa a través de su antagonismo. Debemos sufrir la enfermedad para sentirnos obligados a despertar a nuestro médico interior, que nos ayudará a descubrir la causa verdadera de nuestra enfermedad.


Este nos dará además el conocimiento suficiente para poder ayudar a otros. En la cultura Chamánica, los hechiceros y los curanderos eran iniciados a través de ritos que comportaban la superación de enfermedades, la cual les daba una comprensión a nivel profundo de la naturaleza de la enfermedad y de los mecanismos de la curación.


A menos que el significado de nuestra enfermedad se haga consciente, nuestra curación nunca será completada. El precio a pagar por el mantenimiento de nuestra salud es el continuo desarrollo de nuestra consciencia y, paradójicamente pasa por el conocimiento de los mecanismos de la salud y la enfermedad.


Actualmente, las personas que poseen estos potenciales de curación atribuidos antiguamente a los chamanes, son muy a menudo consideradas como neuróticas o tratadas de enfermos mentales. Nuestra sociedad rechaza cobardemente estos potenciales que posee el ser humano, y al carecer de un método para reconocer y desarrollar estos potenciales, los mantiene reprimidos, condenando al individuo que los posee a convertirse en marginado.


Pero la herida de Quirón era incurable, lo cual nos sugiere que el camino de la evolución del ser no tiene límite. La herida representa la fragmentación del ser que no podrá ser curado a menos que el individuo recobre la unidad perdida.


Quirón cambió su inmortalidad con Prometeo ya que deseaba morir; la verdadera curación sólo puede tener lugar después de una muerte. Quirón de nuevo necesita las dos vertientes: la vida y la muerte. Ni la una ni la otra son completas en sí mismas, se necesitan mutuamente para adquirir significado. El, que posee la vida eterna, escoge la muerte, enseñándonos la necesidad de aceptar la muerte como parte integrante de la vida.


Es curioso observar que coincidiendo con el descubrimiento de Quirón, aparece también un interés masivo por la preparación a la muerte. En los Estados Unidos, por ejemplo, la doctora Elisabeth Kubbler-Ross organiza seminarios para aprender a enfrentarse a la muerte sin miedo ni rechazo. Estos seminarios están especialmente dirigidos a personas que padecen enfermedades incurables y destinadas a morir muy pronto. "Busco en la muerte la vida, en lo cerrado la salida...", escribía Miguel de Cervantes recordándonos el símbolo de la llave que se atribuye a Quirón.


Desde el punto de vista astronómico, Quirón está situado entre la órbita de Saturno y Urano, siendo su órbita muy elíptica y errática. Saturno es el último planeta de los llamados personales (aquellos que pueden ser observados a simple vista, sin telescopio e influyen directamente sobre nuestra personalidad), y está relacionado con la conservación, la preservación y la estructura. Una vez pasados los límites de Saturno, nos encontramos en el ámbito del inconsciente colectivo (el depósito de imágenes arquetípicas).


Señala la transición de una fase de conciencia a otra. Urano representa la necesidad de liberarse de las estructuras impuestas por Saturno. Entre los dos, la comunicación es difícil de establecer. Saturno actúa como un muro que preserva al individuo del caos exterior, pero al mismo tiempo le impide tener acceso a lo desconocido. Quirón, cuyo simbolo recuerda a una llave, puede ser el vínculo que permita establecer un puentre entre Saturno y Urano. Si representamos a Saturno como los muros de una casa con las puertas y las ventanas cerradas, y Urano al exterior de la casa, Quirón representa la llave que abre la puerta del muro permitiendo la interrelación del interior con el exterior.


El método de Urano sería romper el muro; Quirón nos permite realizar el contacto de una manera menos destructiva; Saturno por otra parte mantendría las puertas y ventanas cerradas. La misión de Quirón consiste en encontrar la cerradura de la manera más fácil posible, aunque a veces no puede evitar hacernos pasar por experiencias dolorosas. Dependerá de lo anclado que esté Saturno en las viejas estructuras y de su resistencia al cambio.


Algunos autores han relacionado a Quirón con la letra hebrea Kauf (la K), que significa "palma de la mano". Simbólicamente sería la mano capaz de abrir la puerta, la mano capaz de curar por magnetismo y la mano capaz de empuñar la espada, ora el bisturí. Es curioso observar que al mismo tiempo de su descubrimiento (final de los 70) se han puesto de moda infinidad de métodos curativos relacionados con la mano (yuki, reiki, imposición de manos, quiroterapia, quiropráctica, etc...).


Era importante la venida de Quirón para poder traspasar el umbral de Saturno hacia la era de Acuario con el mínimo de caos. Sin duda por ello no ha sido descubierto hasta nuestra época. Para comprender la manera de manifestarse de Quirón, nos fijamos en la excentricidad de su órbita. Los astrónomos mencionaron el hecho que Quirón parecía proceder de otro sistema solar y que algún día nos dejaría de nuevo, y lo definieron como un "maverick" cuya traducción sería "inconforme, fuera de la norma".


En esto Quirón difiere de Saturno y Urano; Saturno quiere conservar, preservar las tradiciones mientras que Urano quiere destruirlas. Pero Quirón, el inconformista, no defiende ni lo establecido ni lo destruye, se aparta de ello. La parte de nuestra carta que esté influida por Quirón, se caracterizará por una manera de ser propia. Se aparta del rebaño y no pretende cambiar la sociedad, pero no puede evitar influir en ella, ya que por su particular manera de vivir y de actuar, atrae seguidores.


En cuanto a su tamaño, es un cuerpo celeste pequeño por lo que su acción puede pasar desapercibida. Quirón representa el momento presente que se nos escapa continuamente. Entre Saturno el pasado y Urano el futuro, Quirón es el aquí y ahora, que inmediatamente se convierte en pasado.


Esto nos recuerda al símbolo de Jano: un perfil doble. Una cara vuelta hacia la izquierda; el pasado, y la otra cara vuelta hacia la derecha el futuro. Un tercer rostro queda desaparecido, incluido en los dos perfiles y mirándonos de frente; es presente, invisible. Quirón tiene por símbolo una llave orientada hacia elfuturo; su misión es conducirnos hacia él, voluntariamente o no,para encontrarnos con la revelación interior, la fraternidad auténtica y la liberación de nosotros mismos.
 

La Conexión Centauro: Expandiendo el Territorio de Quirón
Por Candy Hillenbrand
 
 


En cualquier momento en que pensamos o hablamos de Quirón, invariablemente nos viene a la mente la imagen del Sanador Herido. Desde el descubrimiento de Quirón el 1 de noviembre de 1977, hace 22 años, los astrólogos han abrazado ávidamente esta cara en particular del arquetipo de Quirón. La herida domina nuestro paisaje quirónico, así como lo hace la preocupación con la curación de esa herida. El propósito de este artículo es intentar expandir el territorio de Quirón penetrando más profundamente en su dominio laberíntico.


Abunda el debate en círculos astrológicos no simplemente sobre el significado de Quirón, sino si debiese ser incluido en la carta o no. Algunos ven a Quirón con un sentido casi religioso de temor y reverencia. Otros lo desechan como si fuera un trozo de piedra sin consecuencia o, aún peor, hielo, y sin mayor significado astrológico que un pedazo perdido de chatarra espacial. También hay mucho debate sobre la regencia de Quirón. Virgo y Sagitario han sido los favorecidos como los candidatos idóneos para la regencia, con otros postulando a Libra y también a Escorpión. Hay una teoría de Regencia por Sector y la teoría de Sin Regencia y, por supuesto, la teoría de la Regencia de Todo.


El Estudio de Quirón le ha proporcionado a los astrólogos con la oportunidad única de aprender desde los cimientos acerca de un cuerpo recién descubierto en el espacio. Quirón es el único cuerpo recientemente descubierto que ha podido ser capaz de verse revelar ante nosotros desde el comienzo. Estamos en la actualidad bastante agarrados con Quirón. No hay un cuerpo de conocimiento antiguo sobre el cual podamos contar para nuestras interpretaciones de significado, basados en muchos años de observación empírica.


Debemos construir un nuevo significado en el aquí y ahora. Para este fin, bosquejaré en el trabajo del filósofo contemporáneo americano Ken Wilber y su teoría adecuadamente llamada de un nivel de conciencia “Centáurica”. Exploraré los lazos entre esta conciencia Centáurica y la actual comprensión del Quirón astrológico, con un enfoque particular en el movimiento humanista y la carta natal del abuelo de la Astrología Humanista, Dane Rudhyar.
 
Fuentes de Significado para Quirón
 


Todo esto seguramente pide algunas preguntas elementales: ¿Cómo y de dónde debemos deducir el significado de un cuerpo astrológico nuevo, y cuáles son las fuentes de los significados que le atribuimos a Quirón?. Es claro que contamos grandemente con el principio de la sincronicidad, la ley de las correspondencias, y las nociones de conectividad y relación para adivinar nuestros significados astrológicos.


Por supuesto, arrojados en la confusión está también una substancial masa de observación empírica, una medida de investigación cuantitativa, y chispazos de hallazgos anecdóticos. Los significados que adivinamos están basados en la interpretación de todo lo de arriba, lo cual es por su propia naturaleza, como el pensamiento post - moderno explica, abundante en contexto, subjetivo y coloreado por las inclinaciones socioculturales y la visión del mundo del intérprete.


En el caso de Quirón, hemos trazado significado de numerosas fuentes, comenzando con la astronomía del cuerpo, hasta llegar con las cualidades como “El puente del Arcoiris”, “el Disidente”. Es la naturaleza altamente elíptica y excéntrica de la órbita de Quirón, y la creencia de parte de algunos astrónomos que Quirón es un visitante temporal del exterior de nuestro sistema solar, lo que lo ha llevado al estado de “Disidente”.


Asimismo, las peculiaridades del camino orbital de Quirón entre Saturno y Urano han sugerido a los astrólogos a conceptualizar a Quirón como un enlace o puente entre los planetas internos o personales y los planetas externos y colectivos. Este tema ha sido reforzado por el Símbolo Sabio para la posición de Quirón en la carta de su descubrimiento: “Una olla de oro al final del arcoiris”, y parece que es desde aquí que ha surgido la metáfora del “Puente del Arcoiris”.


Hemos también investigado las correspondencias con los eventos culturales y sociopolíticos y las tendencias que estuvieron activas en la época del descubrimiento de Quirón, incluyendo el emerger del movimiento sanador holístico y el Internet, y han cosechado significados relacionados con la red, la sanación y el holismo.


Aún más importante, hemos visto el nombre escogido para el cuerpo por su descubridor, Charles Kowal, que naturalmente nos lleva a explorar la mitología antigua del legendario Quirón. De esta historia hemos bosquejado los significados del Sanador Herido, el guía, el maestro de héroes. Y desde aquí hemos extrapolado y unido otros significados relacionados en nuestro cuerpo de conocimiento evolucionante quirónico, dando como resultado un bufete que se lee algo así como una sesión de lluvia de ideas de fluir de consciencia: solución de problemas, búsqueda, sufrimiento, heridas, integración, sanación, red, compasión, reconciliación, hacedor de todo, chaman, mago, iniciador, héroe, mártir, figura de Cristo, sacerdote, hierofante, adepto, oráculo, filósofo, el astrólogo del astrólogo, y vamos vuelta y vuelta. ¡Pídalo, Quirón lo hace! Y también un hilo común los puede enlazar a todos.


Sobre todo, parece que mucho de nuestro actual cuerpo de significados alrededor del arquetipo de Quirón ha sido destilado del mito grecorromano de Quirón, el sabio y amable rey de los Centauros. Las interpretaciones del Quirón astrológico tienden a centrarse grandemente alrededor del tema del Sanador Herido, una analogía delineada directamente de la historia del encuentro del destino de Quirón con una flecha hiriente, ya sea auto-inflingido o a manos de su amigo Hércules.


Cualquier astrólogo que haya trabajado con Quirón no puede ayudar sino notar las correspondencias entre la posición de Quirón en la carta natal y lo que es frecuentemente experimentado como un área de herida, dolor y sufrimiento de algún profundo y potente tipo. Y aún más, muchos encontrarán tarde o temprano aquellos que no se sienten lastimados en esa área, o a aquellos cuyo sentido del daño parece estar más cercanamente relacionado con Saturno, Urano, Neptuno o Plutón.


Si el Sanador Herido, como un arquetipo astrológico para Quirón, no se aplica para todos nosotros entonces ¿cuál se aplica?. ¿Podemos encontrar un arquetipo más universal para Quirón, un significado más esencial? Algunos han intentado ampliar el significado base de Quirón para hacer concesiones para aquellos que no pueden relacionar el arquetipo del Sanador Herido. El “Lastimado” es transmutado en el “sanador” es transmutado en el “maestro” o “guía”. Podemos substituir “enseñanza” por “Sanación” si la gorra “lastimada” no se ajusta.


Podemos decir que el significado de Quirón yace en ir más allá de nuestro dolor, abrazando nuestro dolor, trascendiendo nuestro dolor, dándole significado a nuestro sufrimiento y finalmente utilizándolo para ayudar a otros. Podemos decir que Quirón es más de amor y compasión y perdón que de herida y sufrimiento.


Aunque algo está perdido en estos intentos de cambiar el enfoque y vestir a Quirón en un traje más amistoso. Sin embargo, por mucho que tratemos de comprender una visión más amplia de Quirón, parece que nos quedamos atados por la historia del daño irreconciliable de Quirón y su liberación solamente a través de la muerte. El linaje de Quirón también ha sido mantenido en alto como un refuerzo de este tema de herida. Su madre rechazante y su padre ausente aparentemente tienen mucho que responder por poner el sello a Quirón con su herida original.


Detrás de todo está la llaga incurable, la herida supurante, aquella que no puede ser curada. Se ha descrito de una manera variada como la herida colectiva, kármica, esa que es simplemente accidental, que está en el destino, injusta, y de la que no se puede hacer nada. La única solución parece que es la muerte.


Las interpretaciones del significado de la muerte de Quirón varían. Algunos dicen que dio su inmortalidad para aliviar el sufrimiento de Prometeo. La implicación es que fue un acto altruista de autosacrificio y renuncia emanando del Uno quien empatizaba con el sufrimiento de los demás. Barbara Hand Clow, escribe, por ejemplo, que “Quirón se dio a sí mismo por su voluntad de tal forma que el fuego podría ser liberado del bajo mundo por Prometeo”.


Aunque otras lecturas del mito lo toman desde la perspectiva de Prometeo. Dichas lecturas señalan que Quirón se arrepintió de su inmortalidad, que se enfureció en su agonía, fervientemente, deseando morir y que fue Prometeo quien consintió llevar la carga de la inmortalidad del Centauro. Finalmente, todas las historias están de acuerdo que Quirón estuvo lo más agradecido para morir. ¿Ha habido una tendencia para hacer romántico las cualidades y naturaleza de Quirón? ¿Porqué lo hemos amoldado en un héroe mártir, herido y autosacrificado? ¿Podría ser esto un producto de nuestra visión del mundo judeocristiana? ¿Hay otras formas de interpretar este mito, otros caminos en los cuales delinear el significado y la comprensión de Quirón?
 
Presentar al Centauro
 


Las poderosas imágenes retóricas del centauro, mitad hombre y mitad caballo, ha llevado a algunos astrólogos a teorizar que Quirón simboliza el conflicto fundamental o dividir entre la mente y el cuerpo, intelecto e instinto, el yo animal y el yo espiritual. Cómo sanar esa división ha sido la preocupación de un amplio número de astrólogos sanadores.


Hace algunos años descubrí que Ken Wilber, cuyos sobresalientes libros reflejan una síntesis de una amplia formación de disciplinas académicas y tradiciones espirituales, ha escrito acerca de lo que él llama el “nivel de consciencia del Centauro”. Noté algunos paralelismos interesantes que Wilber ha dicho acerca de esta consciencia del Centauro y lo que los astrólogos estuvieron diciendo acerca de Quirón. Brevemente, por ahora, Wilber relaciona la “consciencia Centáurica” con una búsqueda de significado, auto-actualización, libertad, integración y autonomía.


Manteniéndome con el ubicuo principio de sincronicidad, me pregunté si algunas introspecciones profundas yacerían dentro del material de Wilber que pudiera agregar a nuestra comprensión del Quirón astrológico. Al presentar la noción de la “consciencia Centáurica”, por lo tanto mi mira es explorar las relaciones y paralelismos con el Quirón astrológico en la esperanza de que pudiéramos ser capaces de ampliar su significado en la carta natal.


Liz Green ha descrito a Quirón como un “tipo de planeta de suerte corrupta”. Señala la cualidad incurable de las heridas de Quirón “sin importar de cuánta psicoterapia, meditación, homeopatía, acupuntura, dieta macrobiótica o astrologizante hacemos”. Aunque quizá nos mantengamos incapaces de sanar la herida porque estamos simplemente utilizando la terapia equivocada para tratarlo.


Para utilizar el modelo de Wilber, no todas las terapias son útiles en el nivel Centáurico. La psicoterapia, por ejemplo, se dirige mejor al nivel Yóico del espectro, mientras que la meditación se acomoda mejor para los niveles transpersonales. Las terapias Centáuricas - Quirónicas, por otro lado, incluyen las terapias humanistas y existenciales y requieren un enfoque de dos puntas, a las que Wilber se ha referido como las terapias noética y somática.


Las anteriores son las terapias centradas a la mente, tales como el análisis Existencial, la psicología humanista y la Logoterapia, mientras que las últimas son las terapias centradas en el cuerpo, tales como el hata yoga, la terapia de la polaridad y la integración estructural, la terapia de polaridad y la integración estructural. Finalmente una combinación de las dos, la noética y la somática es el enfoque más útil.


La clasificación de las aproximaciones terapéuticas Centáuricas ya sean noética o somática es interesante a la luz del debate de la regencia de Virgo versus la de Sagitario. Parecería que aquellos astrólogos que están a favor a la luz de la regencia de Virgo  están enfocándose en el aspecto (somático) del cuerpo  del centauro, mientras aquellos favoreciendo a Sagitario están enfocándose en el aspecto (noético) mental. El volver a contactar al cuerpo no es suficiente en sí mismo, ni es una mera filosofía de, o tratar de comprender la herida.


Debido, de acuerdo a Wilber, que ambas aproximaciones son necesarias para tener efecto en la integración cuerpo y mente del centauro, parecería que estas teorías de regencia son parciales. Lógicamente, la integración del cuerpo y la mente necesitaría abrazar ambas cualidades Virgianas y Sagitarianas. Quizá Joyce Mason le ha dado un acercamiento en el debate de la regencia con su teoría de Regencia de Sector. Esta teoría dice que Quirón rige el sector completo del zodíaco desde Virgo hasta Sagitario.


En otras palabras, rige un proceso que comienza con Virgo, donde nos hacemos más conscientes de nuestra herida y nos embarcamos primero en la búsqueda de la sanación; procede a Libra, donde buscamos equilibrio y curación, con frecuencia a través de la consulta a Otro; se mueve a través de escorpión, donde pasamos a través del fuego de la transformación en el proceso de sanación; y termina con Sagitario, donde hemos llegado al otro final, de alguna manera más viejos, sabios, más filosóficos y preparados para impartir nuestra sabiduría a otros.


 
La Consciencia Centáurica y el Movimiento Humanista:
Las Implicaciones para la Astrología
 


De acuerdo a Wilber, el nivel Centáurico es “el gran nivel del Movimiento del Potencial Humano, de Existencialismo, de la terapia Humanista, todo lo cual toma como su suposición la integración de la mente, el cuerpo y las emociones en una unidad de más elevado orden, una ‘totalidad profunda’”. Haciendo un paralelismo a esta introyección está el hecho de que el Movimiento del Potencial Humano realmente comenzó a florecer cerca del momento del descubrimiento de Quirón en 1977, y, como se mencionó antes, el primer libro de Wilber, El Espectro de la Consciencia, también apareció en ese momento.
Las terapias humanistas poseen ciertas cualidades identificables.


Se enfocan en el desarrollo de la autonomía, la libertad, la integración, la autenticidad, la voluntad espontánea, la intencionalidad, la búsqueda del significado y la autoactualización. Wilber se extiende, citando a Rollo May: “En efecto, escogí ser lo que soy, ‘nosotros somos nuestras opciones’. Esto no necesariamente ‘cambia el destino, pero cambia grandemente a la persona’. Y no se pregunta como se logra esto, uno simplemente lo hace, para eso es nuestra libertad: ‘Mi primer acto de libre albedrío es creer en el libre albedrío’.


Lo que esto sugiere para la práctica astrológica en este nivel Centáurico - Quirónico es que una consciencia de la habilidad de uno para escoger es crucial. Sugeriría que el astrólogo Centáurico - Quirónico intenta capacitar y facultar a sus clientes alentándoles en ellos un sentido de su propia libertad y poder para escoger su actitud frente al destino. La discusión entre destino versus el libre albedrío es por lo tanto vista desde una perspectiva alterada. No es un más largo cuestionamiento de destino versus libre albedrío, sino de destino y libre albedrío.


Un tipo de astrología Quirónica, sugiero, abraza a ambos y se aproxima a este tema. Resuena con el bien conocido jugador de Serenidad, aceptando lo que no podemos cambiar, cambiando lo que podemos y conociendo la diferencia. Otro aspecto de las terapias Humanistas – Existenciales que es relevante al tipo de astrología Centáurica es el enfoque en el “aquí y ahora”.


De acuerdo a Wilber, el modo de tiempo en el nivel Existencial es “el inmediato, vívido y viviendo el presente”, y es la consciencia o traducción que es utilizada por muchos practicantes Existenciales y Humanistas en su trabajo terapéutico. En palabras de Emerson: “... el hombre pospone y recuerda; no vive en el presente, sino con una mirada invertida lamenta el pasado, o, desatento de las riquezas que le rodean, se para de puntillas par adivinar el futuro”.


La terapia Gestalt de Fritz Perl es un fino ejemplo de este tipo de terapia enfocada al ahora. El cliente es motivado a “suspender la ‘charla mental’ y enfocar la consciencia en el aquí y ahora inmediato. Los terapeutas vigilarán... para cualquier vuelo de la consciencia en pensamiento”. De acuerdo a Wilber, las terapias de nivel del Yo enfatizan y exploran el pasado, mientras que las terapias de nivel Centáurico activamente lo desmotivan. En el nivel del Centauro, uno se enfoca en el presente pero no está confinado en él, más bien enterrado en él.


El centauro “puede aún ver el pasado y el futuro, aun recordar el ayer y planear para el mañana, pero los puede ver como movimientos del presente”. Si traducimos estas preocupaciones Humanistas de libertad espontanea, escoger y enfocarnos en el presente en la práctica de la astrología, podemos ver que el enfoque humanista debe necesariamente abarcar dichas cualidades.


Por otro lado, un tipo de astrología predictiva o determinista, y esto incluye enfoques natales  así como dinámicos, tenderemos a enfatizar el pasado y el futuro. La preocupación del astrólogo predictivo es ciertamente “pararse de puntillas para adivinar el futuro”. El énfasis es en lo que podría ocurrir, en eventos destinados y previstos, no en lo que es. La espontaneidad es llevada por el viento y en su lugar encontramos una obsesión con la predicción y preparación para un futuro desconocido.


La astrología humanista, por otro lado, está muy preocupada con las nociones Centáuricas de autoactualización, significado, libertad e integración que nos lleva a Dane Rudhyar.