sábado, 15 de marzo de 2014

Astrología Electiva. Las reglas de Morin.










LAS REGLAS DE MORIN
 
I - Antes de actuar considerar el rádix, las revoluciones solar y lunar y las direcciones que vencen para el momento de la electiva.
 

II - Nada mejor que las direcciones para determinar las fechas de acción y nada mejor  que el rádix y las revoluciones para saber lo que el nativo puede o no puede alcanzar.  
NOTA: Obsérvese que Morin no menciona aquí ni a los tránsitos ni a las progresiones (direcciones secundarias). Los ignorantes recurren a ellos y a las lunaciones y eclipses como herramienta fundamental de predicción pues desconocen todo acerca de las direcciones simbólicas y primarias y apenas saben algo de las revoluciones solares y lunares.
 III - Tras la fecha se debe elegir la hora. Para lograr el tema electivo, comenzar por fijar las posiciones del ASC, MC y Luna. Estos tres puntos clave deben cuidarse que estén bien dispuestos.
No debe haber maléficos presentes en ángulos ni en Casas desgraciadas (VI,VIII,XII y parcialmente la VII). Jamás un maléfico en conjunción con un ángulo del tema ni aun cuando la analogía del asunto lo sugiera. Por ejemplo un astrólogo que quisiera inaugurar su estudio con Urano conjunción partil al MC haría mal. 
 
IV- A) Si quiero un buen tema electivo debo privilegiar la Casa que corresponde al asunto o motivo de la electiva con todo cuidado. (Por ej. si se trata de firmar un escrito la III, si se trata de un matrimonio la VII, si se solicita algo a un poderoso o una reunión importante la X). Observar como se halla esa misma Casa en las revoluciones vigentes.
B) En el tema electivo no debe hallarse en esa Casa ningún maléfico que contraríe el propósito que se persigue. Por el contrario hay que ubicar en ella benéficos y  cuidar de que su regente esté bien acondicionado.
C) Bueno será en general que el signo del MC del tema natal culmine en el tema electivo especialmente si se trata de lograr fama, honores, privilegios, prestigio, ascensos o favores de los poderosos. Si esto no fuera posible bueno será que ese signo del MC contenga al regente/s del ASC  del tema electivo.
D) Al cuidar de la Casa astrológica más ligada al tema de la elección procurad que su regente se halle en buen aspecto al ASC o MC del tema electivo.  
 
V- A) Si el asunto se refiere a nuestra propia persona bueno será tomar como ASC del tema electivo a nuestro propio ASC natal o, eventualmente, al ASC de la Revolución Solar vigente.
B) Si requerimos ayuda de amigos, colegas, protectores y mecenas bueno será emplear como ASC del tema electivo la cúspide de nuestra Casa XI natal.
 
VI- A) Si el asunto no se refiere directamente a nuestra persona o solo parcial y/o indirectamente, otro será el camino a seguir. Deberá tenerse en cuenta la cuadruplicidad y naturaleza del signo en que cae el ASC del tema horario.
Si se trata de desplazamientos o cambios elegid signos mutables. Si queréis efectos rápidos y hasta bruscos elegid signos cardinales. Si queréis efectos duraderos en el tiempo (p. ej. un matrimonio, una institución o un edificio) elegid signos fijos.
B) Cuidad que el/los  regente/s del ASC elegido no se halle/n retrógrado/s ni afligido/s por maléficos (incluyendo conjunciones con estos) y, especialmente, que dichas aflicciones no sean aspectos aplicativos.
C) La Casa IV es representativa del final de las cosas y asuntos. Cuidad siempre de que todo lo que emprendáis termine bien. Para ello es menester asegurarse que no se hallen maléficos presentes en esta Casa, que los benéficos reciban en ella buenos aspectos y que su regente/s se halle/n en buen estado cósmico.
 
VII- A) De día ubicad el ASC y el Sol en signos masculino - activo - positivos. De noche el ASC y la Luna deberán hallarse de preferencia en signos femenino - negativo - pasivos.
B) Tanto en uno como en otro caso conviene que el Regente del ASC se halle conjunto a la luminaria correspondiente o en buen aspecto con ella.
C) De lo anterior tenemos que podemos referirnos a los signos y planetas diurnos como masculinos y a los signos y planetas nocturnos como femeninos y viceversa.
D) El tema electivo será mejor si de día los planetas diurnos se hallan elevados o, al menos, en signos masculinos. De noche, en cambio, convendrá que los astros nocturnos se hallen sobre el horizonte y en signos femeninos.
E) Planeta oriental al Sol es el que antecede al Sol en la Eclíptica (recorriendo esta en el sentido de los signos) y a no más de ciento ochenta grados (seis signos)  antes que este (Vale decir: el planeta sale antes que el Sol).  Lo mismo vale para la Luna.
En tema diurno los planetas masculinos convendrá que se hallen orientales al Sol.
En tema nocturno convendrá que los astros femeninos se hallen occidentales a la Luna (vale decir que salgan despues que esta, hallándose después en el Zodíaco a una distancia de no más de 180 grados o sea seis signos),
 
VIII - Cuidad de que el regente del tema electivo sea el de vuestro tema natal o, al menos, el de una de las revoluciones vigentes si el asunto os concierne.   Estad atentos a que su estado cósmico (celeste y terrestre) sea favorable (por su naturaleza, posición en Signo y Casa y aspectos).
 
IX- PARA PEDIR FAVORES: A) Si el objeto del tema electivo es un pedido al rey, presidente, ministro o persona de autoridad en general , conviene elegir como ASC de ese tema la posición del MC natal o bien a la posición del Regente del MC de la Revolución Solar o Lunar Vigente.
B) Si esto no fuera conveniente o posible puede procederse como sigue: elegir como ASC del tema electivo a la posición natal del Sol (para el presidente o rey), la de la Luna (para la reina o presidenta, de Júpiter (para ministros de Economía, Justicia o el Canciller), También se usará al Júpiter natal como ASC en caso de favores solicitados a obispos o dignatarios religiosos en general. Emplearemos el Marte natal como ASC si el favor es requerido a jefes militares, etc.
C)Si el planeta elegido como ASC es, además, regente del MC del tema electivo la eficacia de este procedimiento se verá acrecentada.
D) Si se trata de pedir favores a una de las personas elegidas por una de las Casas III, IV, V, VII o IX se procederá de la misma manera: se elegirá como ASC del tema electivo la posición natal o en revolución del regente de la Casa respectiva, respetando además en lo posible cada uno de los criterios dados en esta regla.
 
X- Suponiendo que el asunto del tema electivo entrañe un riesgo físico para el nativo deberá examinarse con cuidado en ese tema el estado cósmico del regente y ocupantes de la Casa VIII tanto natal  como de  las revoluciones vigentes. Estos significan la vida y las precauciones para conservarla en el tema electivo.
 
XI - Nada importante habrá que intentar cuando en tránsito la Luna se halle en conjunción o mal aspecto con los maléficos del tema natal, especialmente si es aplicativa a ellos. También habrá que evitar actuar en lo posible cuando la Luna transita por las Casas desgraciadas del tema natal (VI, VIII y XII) o por puntos especialmente mal aspectados del rádix, de las revoluciones o del tema electivo mismo (o sea que la Luna en tema electivo debe estar bien aspectada).
 
XII - Llamamos "Casas de Venus" a los signos de Tauro y Libra, y "Casas de Mercurio" a Géminis y Virgo. Las "Casas de Saturno" son obviamente, Capricornio y Acuario. En esto seguimos a Morin y veremos que esta regla complementa la anterior.
 
En un tema electivo debe evitarse:
I)               Que la Luna aplique a Marte desde las Casas  de Venus.
II)            Que la Luna aplique a Júpiter desde las Casas de Mercurio.
III)         Que la Luna aplique al Sol desde las Casas de Saturno.
 
Nótese que estas aplicaciones inconvenientes se refieren tanto a aspectos benéficos como maléficos. Lógicamente será mayor el daño u obstáculo si los aspectos que aplican son maléficos.
 
XIII - Hablamos de "fases luminosas" de la Luna cuando ésta se halla en creciente o llena, y de "fases débiles" u "oscuras" cuando ésta se halla en menguante o nueva.
 
En tema electivo será preferible que la Luna conjunta a Júpiter o a Saturno (esto último si no queda otro remedio) se halle en fase luminosa y no en las débiles.  
En cambio si la Luna se halla en conjunción a Venus o a Marte(esto último solo si es inevitable) será preferible que se halle en faz débil en el tema electivo.
  XIV - Colocad la Luna en el tema electivo en trígono o sextil a los astros natales. De esta forma el éxito en el asunto del tema electivo se logrará con el auxilio o concurso de las personas o cosas significadas por esos astros, ya por analogía o bien por determinación de éstos en el tema natal.
  En cambio las oposiciones y cuadraturas u oposiciones de la Luna en electiva con astros natales significarán circunstancias y/o personas que se opondrán o pondrán trabas para lograr el éxito buscado.
  Morin mismo señalaba que la Luna en VII del tema electivo en trígono a Marte natal contribuye al éxito en los combates o el favor y asociación de jefes militares o el buen éxito en litigios judiciales. Naturalmente si esa Luna estuviera en cuadratura al Marte natal las influencias serían las opuestas.
  XV - A) Si el objetivo que se procura en el tema electivo corresponde a una Casa astrológica específica (lo que siempre sucede), será ventajoso en general ubicar a la Luna en esa Casa, bien acondicionada (por ejemplo: en IX si el asunto de la electiva es un viaje). Pero debe tenerse en cuenta que la Luna es sinónimo de variación y cambio. Si se trata de inaugurar un local comercial la Luna en IV de la electiva, ese local estará unos días lleno de gente y otros días vacío, lo que evidentemente no es lo que se desea alcanzar. Esto será así aún cuando la Luna esté en perfecto estado celeste. En cambio convendrá colocar esa misma Luna en X, pues ello hará que la gente comente y que el nuevo negocio pronto se haga conocido y popular si los aspectos de la Luna son buenos.
  B) Si la Luna en tema natal además de bien acondicionada está ubicada en la misma Casa que en el tema electivo, su efecto será más notorio y eficaz.
 XVI -  Un planeta retrógrado significa efectos incompletos o bien introversión que aleja de los logros prácticos.
 Si la Luna en electiva se halla en conjunción o aspecto a un astro retrógrado esto impedirá toda realización feliz; especialmente si el aspecto es aplicativo y/o maléfico.
 XVII - Si es imposible privilegiar simultáneamente a la Luna y al ASC será preferible de día fortificar al ASC, y de noche fortificar la Luna. Es preferible además que la Luna se halle bajo el horizonte de día y sobre el horizonte de noche.
 XVIII - Debe vigilarse que la lunación precedente al tema electivo (conjunción y oposición), se halle en este tema electivo en lugar afortunado y en Casa congruente.
 XIX - Cuando la Luna se separa de una lunación (conjunción y oposición al Sol), y aplica a un astro en mal estado cósmico y determinado hacia el mal en tema natal, se deberá evitar ese período por ser muy maléfico para toda empresa que comienza. Y esto será aún peor si la Luna aplica a la cuadratura u oposición del Sol.
 XX - Al analizar donde se ubica en un tema electivo la lunación anterior, si este punto se halla bien o mal aspectado y del estado cósmico de los planetas benéficos que la Luna aplica en la electiva podremos deducir la suerte y marcha del asunto de la elección.
I)               Si el lugar de la última lunación es benéfico y los planetas benéficos, el éxito llegará con consecuencias favorables y felices.
II)            Si el lugar es malo y los planetas maléficos, todo se trabará, el resultado será desgraciado o no tendrá lugar.
III)         Si el lugar es benéfico y los planetas maléficos, el suceso comenzará bien y terminará mal.
IV)         Si el lugar es maléfico y los planetas benéficos, el asunto comenzará mal o con dificultades pero luego terminará bien.
 
XXI - Normalmente será imposible en un tema electivo cumplir con todas las condiciones anteriores y esto será tanto más cierto cuando más urgente sea elegir el momento para actuar y no se puede esperar el momento para ello.
 Aún cuando no todos los significadores cumplen las condiciones deseadas, es preciso que el regente del ASC se halle bien configurado (en buen estado cósmico) y recibiendo un buen aspecto de un benéfico angular (en casas I, X, IV, y VII según el orden de prioridad por conveniencia).
 En caso de existir en el cielo para esa electiva urgente malas configuraciones y/o aspectos maléficos, deberá procurarse elegir día y hora en forma tal que ellos se determinen hacia casas y/o asuntos que en poco o nada influyan en el asunto que interesa.
 XXII - Cuando no podamos ubicar convenientemente a la Luna en una electiva de acuerdo a las reglas anteriores, se procurará colocar a Júpiter y/o Venus angulares y bien dispuestos (preferentemente en I o X) y disponer para que la Luna se ubique en Casa cadente (III, IV, IX o XII). En todo caso deberá evitarse que ningún aspecto (especialmente si es maléfico) llegue desde un maléfico al ASC o al planeta que por naturaleza propia (analogía general) o determinación signifique al objetivo de la elección.
 Debe recordarse que es especialmente favorable que el ocupante o regente de la casa astrológica que tiene analogía con ese objetivo (por ejemplo la Casa III si se trata de firmar una carta o escrito), reciba un buen aspecto del astro que tiene analogía natural con el tema de la elección (con el ejemplo dado Mercurio).
 XXIII - Hacer Astrología Electiva no es tarea para "aprendices de brujo"  improvisados, sino que se requiere a un astrólogo competente que conozca a fondo la Teoría de las Determinaciones y las analogías.
  Como rara vez puede hacerse que todos los significadores se adapten exactamente, solo podrá decidirse que es lo mejor para el caso analizando con minucioso criterio y decidiendo con prudencia.
 Con diligencia sagacidad, energía y, por sobre todo, elevación espiritual, más se podrá esperar.
 XXIV - En todo tema electivo deberá cuidarse con ahínco que ningún maléfico se halle angular, especialmente en Casa I o en el MC, salvo que en el tema natal éstos sean benéficos por estado terrestre y determinación. No debe olvidarse que ciertas cosas están regidas naturalmente por maléficos.
 Así por ejemplo, Saturno rige las construcciones y la agricultura y todo lo que a ellas se refiere. Marte rige los combates, los procesos y las operaciones quirúrgicas, etc.
 
XXV - No se debe descuidar ni despreciar la acción de las estrellas fijas.
 Colocar a las estrellas fijas benéficas en conjunción cerrada con los ángulos del tema y con los significadores en general dará muy buenos resultados.
 XXVI - Deben evitarse las operaciones quirúrgicas cuando la Luna se halla en el signo que rige al órgano o miembro que debe operarse. La Luna deberá hallarse en menguante, evitando con cuidado tanto el creciente como las Lunas nueva y llena y, más aún, los eclipses.
 Para jugar por dinero se suele repetir tontamente que es esencial una buena Casa V. En realidad la Casa V representa el juego en sí, pero las ganancias de consideración corresponden a la Casa VIII. Inútil y torpe es jugar si la Casa VIII natal no está muy bien configurada, pues solo habrá pérdidas.
 Los grandes ganadores en juegos tales como Lotería, Prode o Totocalcio, Ruleta, tienen muy frecuentemente situados en VIII (o determinados hacia ella) a Neptuno y a Plutón. Sólo en grado mucho menor que  éstos, es Júpiter quien puede alcanzar algún beneficio.
 XVII - Morin recomienda el uso de purgas cuando la Luna se halla en signos de agua, especialmente en Escorpio y Piscis. Con el mismo criterio, Cáncer será más favorable para un lavaje de estómago.
 XVIII - Se comienza un viaje (corto o largo) en el instante en que se sale de la casa o lugar de residencia con ese fin. En el tema electivo debe procurarse que ocupantes y regente/s de la Casa IX no se hallen afligidos (o bien de la Casa III). Tampoco debe hallarse el ASC en el signo fijo o su regente afligido o retrógrado. Tanto esto como una Luna mal aspectada impedirá que se cumpla el viaje y/o sus objetivos.
 
XIX - No se debe combatir si el regente del ASC se halla débil o infortunado por malos aspectos. Tampoco cuando él transite la Casa VII (salvo que allí se halle fuerte), y menos cuando ha entrado en VIII. También estará contraindicado el combate con una Luna mal dispuesta.
  Al erigir el tema electivo los astrólogos modernos disponen de más elementos y conocimientos que en tiempos de Morin. Conviene pues recordar aquí brevemente lo siguiente:
a)    Usad Casas de Placidus, único sistema verdadero y comprobable de domificación. Todos los demás sistemas no son más que aproximaciones más o menos groseras.
b)   Tened en cuenta los Nodos, uno de los factores más importantes en un tema astrológico. Procurad que el Nodo medio positivo se halle próximo a ASC o al MC especialmente si ocupa los signos de Virgo y Géminis.
c)    No olvidar en todos los casos que dos formas muy poderosas de determinación son los aspectos que un astro envía a la cúspide de una Casa y la conjunción del antiscio de dicho astro a la cúspide de dicha Casa o a su regente. Deberá cuidarse de que dichos aspectos sean armónicos, especialmente si esa Casa es la que representa al asunto del tema electivo.
    XXX - Cuando se  soliciten favores a los poderosos será muy deseable poner al Sol o a la Luna en conjunción con Júpiter o Venus bien dispuestos en X y, en lo posible, bien vinculados por aspectos al regente del ASC y al ASC mismo.
  Procediendo así os aseguraréis el éxito. Pero antes revisad vuestro tema electivo a la luz de cada una de estas treinta reglas para apreciar en que medida os habéis ajustado a ellas.