sábado, 12 de abril de 2014

Factores que inciden en el estado celeste de los planetas.









Factores que inciden en el estado celeste


 
   El estado celeste de un astro dado depende de multitud de factores, varios de los cuales no son tenidos a menudo en cuenta. Mencionaremos:

  • La posición en signo, ya sea en dignidades (domicilio, exaltación, trigonocracia o recepción favorable), debilidades (exilio, caída, recepción desfavorable) o peregrinaje. Este es el factor más importante.
  • Los aspectos que recibe y emite a astros y cúspides (favorables o adversos).
  • El estado cósmico de su dispositor e incluso del dispositor de su dispositor.
  • El estado cósmico de los planetas que ocupan los signos regidos por el astro por domicilio, exaltación y trigonocracia.
  • Su marcha aparente en el cielo, rápida o lenta, directa, retrógrada o estacionaria.
  • La posición relativa al Sol y a la Luna. El astro ve robustecidas sus influencias cuando es oriental al Sol (o sea, al preceder a éste en menos de seis signos) y cuando es occidental a la Luna (o sea cuando se halla despues de la Luna pero en menos de seis signos).
  • La posición relativa a la Tierra: los planetas en su apogeo son más potentes que en su perigeo.
  • La latitud: en las proximidades de la Eclíptica, centro emisor por excelencia, más pujantes serán los influjos de un Planeta.
El estado terrestre del astro será valorado en base a:
  • La posición relativa al Horizonte y Meridiano que ocupe (diurno o el horizonte, nocturno o ubicado bajo el horizonte, elevado (presente enIX o X) o no.
  • Su posición en casa feliz o desgraciada (VI, VIII y XII, parcialmente la VII).
  • Su posición en casas angulares (I,IV,VII,X), sucedentes(II,V,VIII u XI) o cadentes (III, VI, IX, XII).
  • Las casas que rige, felices o desgraciadas.
  • La posición cercana o lejana de la cúspide de la casa que ocupa.
    También cuentan los aspectos fuertes a una cúspide o la posición en el antiscio de dicha cúspide como también los aspectos con el regentes.    Todos y cada uno de estos factores sopesados y analizados a fondo, nos informarán debidamente en relación al estado cósmico de un astro dado en un tema dado. Este estado cósmico podrá, desde luego, atravesar por la más amplia gama de calificaciones que podamos concebir, desde pésimo a óptimo. Indispensable es desplegar aquí tanta fineza de intuición como profundidad de lógica. Cada caso y cada factor requieren minuciosidad cabal para ser comprendidos y para poder extraer de ellos diagnósticos y pronósticos certeros. No hay regla mecánica que exima de pensar y que conduzca a resultados válidos.
    Conviene resumir en líneas generales (pero siempre fieles al pensamiento de MORIN) qué puede esperarse del estado cósmico de un astro que suponemos haber valorado cuidadosamente. Se puede sintetizar esto en el siguiente cuadro, tomado de HIÉROZ:


 








 http://google-internett.blogspot.com.es/2011/02/astrologia-y-determinaciones.html