miércoles, 30 de abril de 2014

Trigonocracia. Doroteo de Sidón.








 
Los Términos


¿Qué son los términos?





Los Términos  ( lat. fines ) son un tipo de dignidades planetarias, basadas en una división de cada signo del zodiaco en cinco partes desiguales, atribuidas a cada uno de los cinco planetas clásicos (quitando el Sol y la Luna). Se trata de la dignidad más difícil de comprender, a causa de la aparente arbitrariedad de su distribución. Sin embargo en la astrología clásica (llamo astrología clásica a la astrología que surgió en el helenismo clásico, y que fue desarrollada por los autores árabes), los términos gozaban de gran estima, hasta el punto de constituir una de las dignidades de mayor importancia, tanto en las técnicas de interpretación de natividades, como en las “revoluciones de los años”. Los términos, y especialmente los términos denominados egipcios, fueron utilizados unánimemente durante prácticamente dos milenios.El hecho de que existan, contando con el sistema hindú (Trimsamsa), por lo menos cinco sistemas diferentes de términos, despierta en cualquiera cierto escepticismo. Ptolomeo (1) describe en el Tetrabiblos tres sistemas de términos: el caldeo, el egipcio, y un tercer sistema que podríamos llamar el ptolemáico. Asegura haberlo encontrado en un viejo manuscrito parcialmente deteriorado. Queda por estudiar hasta qué punto Ptolomeo ha querido darle enjundia y respetabilidad a un sistema ideado por él (es bien sabido que Ptolomeo a la hora de mencionar fuentes y datos hacía trampa).En cualquier caso, él considera que éste último sistema es más coherente y lógico que el de los egipcios. Los tres sistemas que describe se basan de alguna manera en las triplicidades. Veamos brevemente el sistema clásico de regentes de triplicidad. 

Los regentes de triplicidad



  Las cuatro triplicidades o trígonos de Fuego, Tierra, Aire y Agua se corresponden cada una a un grupo de planetas, que son los regentes de tal triplicidad. Doroteo de Sidón (2) - que es seguido prácticamente por todos los autores medievales - nos da el siguiente esquema:Cada triplicidad es regida pues, por un triplete de planetas, cuya secuencia cambia según se trate de una carta diurna o nocturna. Los dos primeros planetas del triplete invierten su posición según sea de día o de noche,mientras que el tercer planeta, llamado también regente participante, permanece siempre el mismo. Este reparto de planetas tiene su lógica : Las triplicidades “calientes”, es decir Fuego y Aire, son regidas por los planetas diurnos, que son Sol, Júpiter y Saturno. Lo único que cambia es la secuencia, y el hecho de que en la triplicidad de Aire es Mercurio, de carácter siempre doble o ambivalente, el primer regente nocturno. En las triplicidades “frías”, inferiores en el orden de las esferas elementales, rigen los planetas nocturnos. No deja de ser asombrosa la analogía que existe entre esta división clásica de los planetas y su composición y etiología según los conocimientos modernos: Júpiter y Saturno (el “Sol de la noche” según los sumerios) son gigantes gaseosos, de constitución “solar”, mientras que Venus y Marte - junto con la Luna, hermana menor de laTierra - son planetas pequeños y densos (pesados), es decir de tipo terrestre (o lunar). Según esta analogía Mercurio debería de ser un planeta nocturno. En la astrología clásica se considera diurno en su posición matutina, y nocturno en la vespertina. Hay más detalles en los que no quiero abundar aquí. Mencionar únicamente que existen dos corrientes de interpretación diferentes con respecto a las triplicidades. Al-Biruni (3) entiende que cada triplicidad es regida por dos planetas, siendo el primero el regente diurno o nocturno, respectivamente,y el segundo el planeta participante. De manera que la triplicidad de Tierra, por ejemplo, es regida de día por Venus y Marte (aboliendo al regente nocturno en el cuadro anterior), y de noche por Luna y Marte (este último es el planeta participante). Al-Biruni critica a los llamados hahwiyitas, que utilizan siempre tres regentes de triplicidad. A esta corriente pertenece obviamente Ali ben Ragel, que utiliza profusamente a los regentes para la interpretación diferenciada de las casas.



Traducción del primer capítulo del Carmen Astrologicum, de Doroteo de Sidón......sobre la Trigonocracia.

Capítulo 1.- El conocimiento de los siete en longitud y latitud, y las triplicidades de los signos y sus señores

             Siempre, hijo mío, antes que cualquier otra cosa, comprende a los siete en longitud y latitud. Divide los cuatro puntos cardinales por sus grados y sabe tú con esto las triplicidades de los signos. Las triplicidades: Aries, Leo y Sagitario son una triplicidad; Tauro, Virgo y Capricornio son una triplicidad; Géminis, Libra y Acuario son una Triplicidad; y Cáncer, Escorpio y Piscis son una triplicidad. Sabe tú los señores de las triplicidades: los señores de la triplicidad de Aries son durante el día el Sol, luego Júpiter, luego Saturno, durante la noche Júpiter, luego el Sol, luego Saturno; los señores de la triplicidad de Tauro son durante el día Venus, luego la Luna, luego Marte, durante la noche la Luna, luego Venus, luego Marte, y Mercurio también toma parte en Virgo; los señores de la triplicidad de Géminis durante el día son Saturno, luego Mercurio, luego Júpiter, durante la noche Mercurio, luego Saturno, luego Júpiter; los señores de la triplicidad de Cáncer son durante el día Venus, luego Marte, luego la Luna, durante la noche Marte, luego Venus, luego la Luna. Yo te digo que todo lo que es decidido o indicado es a partir de los señores de las triplicidades. Para toda aflicción y desastre que alcanza a la gente del mundo y a la totalidad de los hombres, los señores de las triplicidades lo ha decidido al momento de un eclipse del Sol o la Luna, en los cuales éstos indican las cosas que suceden, y por cuanto tiempo serán, y de qué clase serán. Si el Sol es eclipsado, su eclipse es por dos horas y cada hora es un año; de la misma forma, para un eclipse de Luna que dura dos horas, cada hora es un mes. Si el Sol es eclipsado en Aries, yo digo que es desastroso y las aflicciones están a punto de sobrevenir; si es en Sagitario, yo digo que es acerca de los caballos y sus labores; si es en Leo, yo digo que es sobre los Leones; y similar es con cada uno de los signos.

            Sé, oh hijo mío, a cada cuál de los siete pertenece cada signo, y comprendo los signos que se alzan oblicuos y los signos que se alzan rectos. Conozco las casas de los planetas: Cáncer es la casa de la Luna, Leo la casa del Sol, Capricornio y Acuario las casas de Saturno, Sagitario y Piscis las casa de Júpiter, Aries y Escorpio las de Marte; Tauro y Libra las casas de Venus, y Géminis y Virgo las de Mercurio. Saturno se regocija llegando a Acuario, Júpiter en Sagitario, Marte en Escorpio, Venus en Tauro y Mercurio en Virgo.



http://corpusastrologicum.blogspot.com.es/2014/04/doroteo-de-sidon-carmen-astrologicum.html