miércoles, 28 de mayo de 2014

Algunas fechas reseñables por casas derivadas.









Hoy voy a contrastar mi carta natal, con algunas fechas destacables de mi biografía.

El nacimiento de mi hija, que lo miraré con el ciclo del 25, se produce el día 18.11.1997

El fallecimiento de mi abuela paterna, persona entrañable para mi, se produce el día 21.10.1997

Y el fallecimiento de mi abuelo paterno, que es otra persona entrañable en mi vida, y se produce el día 29.04.1994.

Los dos fallecimientos los contrastaré con el ciclo del 96, el de las muertes entrañables.

Nací en Barcelona, el día 28.07.1961, a las 16.00 h, según consta en mi partida de nacimiento.

Seguro que habrá algún minuto y segundos de margen, pero contrastando esos tres eventos un@ puede dar por bien rectificada una carta si los atacires lo corroboran.


Este es el cielo en el nacimiento de mi hija.






Ahí podeis ver al atacir de Venus ( una niña ), que está sobre mi Ascendente.

Venus es co regente de casa V.

Por otro lado, el atacir de Neptuno, está sobre la cúspide de la casa V.


Veamos el cielo, cuando fallece mi abuelo materno






Por casas derivadas mi abuelo materno, es mi casa I, o sea la casa IV, de la casa X.

O sea que su casa VIII, coincide con mi casa VIII.

Ahí tenemos al atacir de la cúspide de la casa VIII, sobre Neptuno en Escorpio ( signo indicador de muertes).

Mi abuelo falleció de una infección pulmonar, ahí estaría implicado Neptuno, y también Mercurio, que es señor de casa VIII.

Por otro lado, el atacir del Medio cielo, se coloca sobre Saturno, señalando a una persona mayor. 


Veamos ahora el deceso de mi abuela paterna.






En este caso mi abuela paterna también corresponde a mi casa I, es decir la casa X de la casa IV, que es la madre de mi padre.


Por lo tanto, su casa VIII, también coincide con mi casa VIII.

Aquí podemos ver al atacir de Mercurio, que es señor de casa VIII, sobre mi Ascendente ( que también es su Ascendente ).


Mi abuela murió ya muy mayor y dejo de tener ganas de vivir, cuando le falló la cabeza......cuando Mercurio dejó de funcionar.

Así pues, puede haber un margen de segundos, o algún minuto para acabar de cuadrar la rectificación, pero se puede dar por buena.

Para cuadrarla a tres segundos de error, necesitaríamos muchos más datos autobiográficos.