miércoles, 4 de junio de 2014

Multiclaves de Spicasc y doctrinas herméticas. Por Juan Carlos Ortolani.









MULTICLAVES DE SPICASC Y DOCTRINAS HERMETICAS

 Juan Carlos Ortolani

Para comenzar con esta exposición es importante destacar que la astrología no se puede considerar solo como una simple técnica para la predicción de acontecimientos futuros, ni para analizar simplemente el temperamento humano. Si solo nos conformamos con tales frutos de nuestras tareas astrológicas, estamos degradando este milenario saber a su aspecto mas bajo y pueril, se podría decir que estaríamos prostituyendola.

Es verdad, que todo depende del cristal con que uno mire las cosas. Si consideramos que el sentido de la vida es poseer la mayor cantidad de bienes y tener millones en el banco, disfrutar de los placer mas exquisitos, permanecer inmersos en el mas completo materialismo, entonces podremos encontrar en la ciencia astrológica solo las respuestas que nuestro espíritu este dispuesto a comprender y solo se presentarán ante nuestro ojos lo hechos que nuestra mente materialista este preparada para alcanzar y captar.

Pero aquel que considera a la vida como una escuela en la cual todos los días se debe mejorar interiormente, tratando de alcanzar el bien y evitar al mal, practicando alguna disciplina espiritual que lo ayude a trascender las limitaciones propias de la materia y tomando conciencia de su eterno espíritu, entonces podrá encontrar en nuestra disciplina astrológica todas las analogías y simbolismos necesario para primero conocerse mejor a si mismo, (punto de partido principal ) para luego transmutarse interiormente y lograr superar sus propias limitaciones.

Es necesario, entonces, no solo tener conocimientos astrológicos sino tambien de distintas disciplinas esotéricas y, fundamentalmente, de los siete principios herméticos, de los cuales extraeremos hoy algunas conclusiones. Las doctrinas herméticas son parte fundamental de la Tradición Primordial, la cual es la fuente única de sabiduría espiritual, que ha sido transmitida por todas las escuelas iniciáticas, en todos los tiempos y en los mas variados lugares del mundo, adaptada según las costumbres del tiempo y lugar, pero esencialmente inalterable en su esencia. No hay lugar en este marco para mentes que solo pueden concebir cuestiones de índole meramente físicas y materiales, puesto que lo material y visible es imagen y representación de lo metafísico e invisible, siendo esto ultimo, lo NO MANIFESTADO, el tema al cual trataremos de desentrañar.

Para entrar directamente en el tema y descontando que nuestra actitud mental sea amplia y nuestra aptitud astrológico-esotérica sea lo suficientemente buena, es que analizamos en detenimiento y con la seguridad que nos da la experiencia recogida, el sorprendente descubimiento del DR. SPICASC con su fabuloso sistema de MULTICLAVES. Desde la noche de los tiempos , toda la historia del saber astrológico, desde siempre, la humanidad se ha manejado con dos claves, o números, o valores angulares, que se extraen de textos sagrados, como son, en la doctrina hindú 2º 30’ por año y en la tradición judeo-cristiana, 1º por año, y todas los predicciones tomando esos valores, sobre temas natales bien rectificados, resultaron cumplirse en tiempo y forma. Ahora bien, mediante una formula matemática de dichos valores, formando una media harmónica, se extrae otro valor, que es 1º 25’43” , y lo sorprendente es que dicho valor, hasta hace poco totalmente desconocido para toda la humanidad , tambien sirve para pronosticar hechos de la vida diaria, con total certeza. Con el mismo procedimiento matemático se continuó con dichas combinaciones harmónicas y el resultado fue una SERIE HARMONICA ASINTOTICA A CERO, lo que quiere decir que son infinitos valores cada vez más pequeños, pero que nunca llegan a anularse.
La sorpresa aun continua, debido a que con dichos valores, en claves aun muy pequeñas, se encuentran analogías astrológicas que en la vida diaria se comprueban con los hechos y con la mayor exactitud en fecha.