lunes, 4 de agosto de 2014

Astrología y Reencarnación . Por Dr. Spicasc.









Rosario López de García y
Dr. Spicasc


(Trabajo presentado en el Segundo Congreso Argentino de Astrología, Buenos Aires, 1982)

Los autores analizan astrológicamente varios casos, en los cuales habiendo obtenido los datos natales en regresiones hipnóticas, se calcularon los temas natales y las Revoluciones Solares para los años más importantes de esas vidas.


Con justicia, este trabajo debería titularse "Astrología, Hipnosis y Reencarnación" pues, como se verá, se trata de una comprobación obtenida, por vía astrológica, de datos suministrados por personas en estado de hipnosis cuando se las regresaba a vidas pasadas.

Los resultados alcanzados fueron tan sensacionales que podemos afirmar hoy, que para nosotros la reencarnación ha dejado de ser una creencia o convicción filosófica para pasar a constituir una realidad tangible y palpable.

Los hechos que aquí se van a exponer han sido obtenidos por un equipo de investigadores, encabezados por el Dr. Spicasc y Rosario del Camen López e integrado por un médico psiquiatra y otros astrólogos. No se revelarán las identidades de las personas que, voluntariamente, se prestaron a pasar por el proceso de regresión hipnótico por razones de ética profesional. Se recuerda además, que realizar este tipo de experiencias supone necesariamente contar con un médico psiquiatra especializado en hipnosis, pues el Código Penal Argentino considera ,,violencia" y "ejercicio ilegal de la medicina" el uso de la hipnosis sin título de médico. El profesional interviniente en nuestros casos, nos ha solicitado mantener en reserva su nombre, lo que así se hará.

No entraremos pues aquí en descripciones de las técnicas de hipnosis y sofrología empleadas, precisamente por las razones que acabamos de mencionar. Sólo señalaremos que el precursor en materia de regresión hipnótico a las vidas pasadas fue el coronel francés Albert de Rochas. Su obra cumbre en tal sentido "Las vidas sucesivas" fue traducida a varios idiomas, incluyendo al español.

Precisamente en este libro que, a pesar de los años transcurridos desde su publicación conserva enorme interés, hallamos reproducida una carta al autor de Paul Choisnard, el llamado padre de la astrología científica.

En los últimos tiempos han aparecido gran cantidad de obras sobre el tema, de muy diversa calidad, seriedad y nivel científico. De entre éstas, queremos destacar especialmente las del psicólogo alemán Dr. Thorwald Dethlefsen, quien ha publicado tres obras del más genuino interés sobre el tema, una de las cuales, "La Reencarnación" ha sido publicada en español por Editorial Bruguera. Las otras dos "Das Leben nach dem Leben" (La vida después de la vida) y "Schicksal als Chance" (El destino como oportunidad), sólo pueden obtenerse en idioma alemán.
Mencionaremos brevemente lo más importante de los hallazgos del Dr. Dethlefsen, tal como él lo
expone en estas tres obras. No cabe duda de que él ha hecho avances importantes, descubriendo empíricamente, mediante regresiones hipnóticas,
algunas leyes básicas de la Reencarnación, como ser las siguientes: 


1) El nativo conserva generalmente el mismo sexo, de vida en vida, a lo largo de un número inmenso de reencarnaciones. Sin embargo cada tanto encarna en el otro sexo para pasar por experiencias que no podría conocer de otra
manera. Por ejemplo si siempre fuera hombre no podría pasar por la experiencia del parto. 


2) Existe siempre un alma gemela de cada ser humano, con la que uno se reencuentra en la mayoría de las encarnaciones pero no en
todas. De hecho, cada par de almas gemelas se necesitan mutuamente en el proceso
evolutivo. 


3) Lo más importante: la Reencarnación no es un proceso individual sino grupal. Quienes
estuvieron juntos, se reencuentran, vuelven a encarnar juntos pues las responsabilidades y
efectos kármicos deben ser resueltos y disueltos entre quienes contrajeron esas deudas en su
relación mutua.

4) Además de estas tres leyes básicas, el Dr. Dethlefsen hizo otro descubrimiento de enorme
repercusión. El halló que un individuo en estado hipnótico puede declarar no solamente el
lugar y la fecha de su nacimiento en una vida anterior sino también la hora de ese nacimiento.
Nosotros hemos comprobado ampliamente este hecho.

Surge entonces, el problema de verificar lo que el individuo declaraba en estado hipnótico.

Una verificación posible es revisar antiguos archivos de ciudades remotas, tal como se hizo
con el mayor de los éxitos, en el célebre caso "Bridey Murphy". Nuestra verificación fué, en
cambio, de naturaleza astrológica. Habiendo obtenido fechas, horas y lugares de nacimiento en las regresiones, se calcularon los temas natales y las revoluciones solares de los años más importantes de esas vidas. La concordancia de las indicaciones fue simplemente asombrosa. No podía ser una fantasía del inconsciente lo que estaba en tan absoluto acuerdo con el Cosmos, tanto en los rádix como en las Revoluciones Solares. Pero aún faltaba algo muy importante. Era necesario probar que los sucesos de al menos la última vida podían ser deducidos sin ambigüedades del actual tema natal, correspondiente a la encarnación presente.

Es decir, probar la continuidad, o sea que se trataba del mismo ser que había vuelto a encarnar en este mundo. Para eso se recurrió a dos técnicas diferentes. En primer lugar se empleó la técnica de Alan Leo y el Prof. Reichelt, en cuanto a tomar como Ascendente de la vida pasada la cúspide de la Casa V actual. Esta técnica dió resultados notables como se apreciará en los ejemplos que presentaremos luego.

La otra técnica empleada fue la sinastría entre el tema de la vida pasada y el tema de la vida actual: los contactos entre ambos temas resultaron tan marcados y con orbes tan pequeños que esto robusteció aún más nuestras conclusiones.

Pasemos pues a exponer tres casos de los múltiples analizados que, confiamos, serán sumamente elocuentes para todos los astrólogos. Pero antes de ello, expongamos muy brevemente el fundamento filosófico-teórico de tomar la cúspide de la Casa V. La Casa V es por naturaleza la que refleja los deseos, éstos son los que arrastran al espíritu hacia la materia como efectos kármicos pendientes de la vida pasada.

Busquemos pues en ella lo residual del destino tomando esa cúspide como Ascendente de la
encarnación anterior. Luego el Ascendente actual será, procediendo sistemáticamente mediante casas derivadas, la Casa IX de esa vida. Lo que construímos antes en acción espiritual, será ahora manifestación visible del ser. Es de este modo que el Triángulo de la Vida (Casas I-V-IX) alcanza y merece plenamente su denominación de tal a la luz del proceso evolutivo del alma.
Nuestra actual Casa IX es necesariamente la base de lo que construímos ahora para el futuro.
Y completaba así el Prof. Reichelt su razonamiento: la vida es un proceso continuo que no se detiene ni se detendrá jamás. Al inicio de la presente encarnación (Casa I) le debe preceder el final (Casa VIII) de la anterior, correspondiente precisamente a la Casa XII actual. Por lo tanto, debemos buscar en la Casa V actual el comienzo de la existencia anterior (pues la XII es la VIII desde V).






En el primer caso, el nativo declaró en estado hipnótico haber muerto en las proximidades de Barcelona, en el derrumbe de su casa natal en 1931 a los 15 años de edad. En base a los datos obtenidos, se calculó su rádix y la correspondiente Revolución Solar. En esa oportunidad, acompañaba al nativo su hermano de corta edad, quien también falleció en el derrumbe.






Los temas calculados confirmaron de la manera más amplia tales hechos. Nótese que:


1) La VIII de Revolución (15º Capricornio) se coloca en conjunción a la IV natal (casa del fin de la vida), y en la VIII de Revolución se halla presente Saturno (18º Capricornio) en conjunción a la cúspide. Nótese la analogía de Saturno con derrumbes y edificios en general.

2) En la IV de Revolución (29º Leo) se halla presente Neptuno (asfixia) y Mercurio (el hermano menor) y, además, esta IV tiene su cúspide conjunta a Mercurio radical, que rige en la XII radical (encierro o aprisionamiento).

3) La Luna, regente de VIII radical por exaltación y del MC (VIII desde III) pasa en Revolución a la conjunción con el Ascendente. No podría darse una indicación más clara de los hechos, máxime cuando esa Luna de Revolución se halla en Géminis que tiene relación estrecha con los pulmones y los hermanos.

4) Marte radical se halla en conjunción al Ascendente del tema natal. Este es el clásico pronóstico de golpes y/o heridas en la cabeza. En Revolución Solar, Marte se halla en la V en conjunción con el Marte radical, y rige la VIII de Revolución por exaltación. En estado hipnótico, el nativo declaró haber recibido un golpe en la cabeza que lo atontó y que, posteriormente, sobrevino la muerte por asfixia. Como Marte de Revolución se halla en conjunción con la Cola de Dragón, esto indica el desvanecimiento o
pérdida de conciencia.

5) En el tema natal Júpiter regente de III se halla en VIII lo que indica la muerte con el hermano.

6) Saturno radical se halla elevado en el MC. Esto es clásico como analogía de lo que cae desde un lugar elevado. En este caso lo que cae es el techo de la casa, máxime cuando Saturno se halla en conjunción con la Cola de Dragón. Esta tiene analogía con desprendimientos y/o desconexiones, en este caso de vigas y mamposterías (piedras), indicados ambos por Saturno.

Téngase en cuenta que la Casa X representa el techo y que ambos significadores (Saturno y Cola de Dragón) actúan por analogía general al ser angulares (Principio de Alan Leo).

7) Como Venus rige la VIII radical y Júpiter se halla presente en esa Casa, la presencia de ambos astros en III de Revolución indican la muerte del hermano en el curso de ese año.

A los efectos de hacer plausible la continuidad de existencia de un mismo ser, se realizó la sinastría entre el tema natal de la vida anterior con el actual tema natal. Destaquemos
el primer caso notable: Saturno radical de la vida anterior se halla en 23º Cáncer. En la Revolución Solar de la muerte, Plutón se halla en conjunción con ese Saturno radical. En la vida actual el ASC se halla también en conjunción con ese Saturno de la vida anterior. En ambos casos el orbe es de 1º. La sinastría entre ambos temas natales presenta múltiples contactos con menos de 1º de orbe como era de esperar: no puede haber relación y sinastría más estrecha que entre temas natales correspondientes a dos vidas sucesivas de una misma persona.

Pero lo más destacado es que analizando el rádix actual vemos que Mercurio rige tanto la actual II (X de la vida pasada que representa la muerte del hermano) como la XII actual (VIII de la vida anterior y que representa la muerte del nativo). Ese Mercurio conjunción Luna indica la muerte en edad temprana, junto con el hermano en la vida anterior (ambos significan la niñez y primera parte de la adolescencia) y, para que no quepa sombra de duda, nuestro asombro sube de punto cuando vemos que ambos astros en el tema natal actual se hallan conjuntos a Lilith, la Luna Negra.

En este tema natal actual Piscis se halla en cúspide de IV de la vida anterior (o sea la VIII) indicando el tipo de muerte. Obsérvese que Neptuno se halla en II actual (X de la vida anterior). En el tema natal de la vida anterior Neptuno también se hallaba en X.

Paralelismos de este tipo pueden hallarse en gran número. Con Plutón, por ejemplo, se da la misma situación: se halla en I de la actual (IX de la vida anterior). Pues bién, en el tema de la vida anterior también se hallaba en IX.
Pero lo mismo sucede con Júpiter: en el tema actual se halla a 4º de la cúspide de XII, que corresponde a la VIII de la vida anterior. En el tema natal de la vida anterior, Júpiter se hallaba también exactamente a 4º de la cúspide de VIII.

Son por cierto demasiadas coincidencias. En el tema natal actual, tomando como Ascendente la cúspide de V, se observa que Mercurio rige tanto la VIII de la vida anterior (XII actual) como la X de la vida anterior, que corresponde a la muerte del hermano (VIII desde III) y
por tanto la II actual=X vida anterior).

Ese Mercurio se halla en conjunción cerrada a Lilith lo que es una indicación bien clara de la muerte junto al hermano en esa vida (Mercurio además indica bien claramente al hermano menor, un niño).

Obsérvese ese Mercurio en conjunción a Júpiter (regente de IV de la vida pasada = VIII actual) en cuadratura con Neptuno en la X pasada = II actual. Esto indica con claridad la muerte por asfixia tras un golpe (Marte en VIII pasada = XII actual). Obsérvese que Neptuno indica la asfixia y rige también la IV pasada = VIII actual: el hogar. Ese Neptuno se coloca en X pasada = II actual indicando el techo. Esta confirmación de la regresión por el rádix actual es una notable prueba de los hechos declarados bajo hipnosis.


SEGUNDO CASO

En el caso segundo se observa una extraña coincidencia con el primero, puesto que aquí también el MC de la vida anterior coincide aproximadamente con el Ascendente de la vida actual. Sin embargo ésto no es una regla general, y el asunto requiere aún más estudio para ser completamente clarificado.
Este nativo fue hipnotizado en reiteradas sesiones y se obtuvo así un panorama muy completo de varias vidas por regresiones progresivas. Sólo nos ocuparemos aquí de la más reciente de estas encarnaciones anteriores, en la que el sujeto fue médico militar, en relación a dos sucesos bien marcados. Tras haber obtenido de este sujeto sus datos natales de la vida anterior, se calculó el rádix y se rastrearon año tras año, los sucesos salientes que él declaraba bajo hipnosis, mediante las Revoluciones Solares levantadas para los sucesivos lugares de residencia. Los resultados fueron también espectaculares, pues se comprobó ampliamente lo que el sujeto hipnotizado había afirmado.






 


Presentaremos dos ejemplos de sucesos: el casamiento y el nacimiento de una hija (segundo vástago de su matrimonio). La sinastría entre el tema de la vida anterior y el de la actual reveló múltiples contactos entre ambos, como en el caso anterior. Sin entrar en muchos detalles sobre los hechos de esa vida, en cuanto a la personalidad del nativo, pasemos a analizar las revoluciones solares vigentes en las fechas en que el nativo declaró que se había casado, y en que su esposa había dado a luz una niña.

Revolución Solar del
Casamiento


 


XII y en Escorpio, ésto confirma lo declarado por el nativo de que se casó en esa época, pues la que se transformó en su esposa había quedado embarazada.

Mercurio en XII representa precisamente el niño oculto. De todos modos el hecho se hace público al progresar el embarazo, pues Marte (regente de V en Revolución se halla en el MC). El casamiento se celebró con pompa y mediando ceremonia religiosa (Venus regente de VII en Revolución en conjunción con Júpiter en IX). Además, el hermano de la novia (Casa IX= tercera desde VII), que también era militar de carrera, presionó para que la boda se realizara lo antes posible (Marte en MC semisextil a la conjunción de Venus y Júpiter).

Obsérvese de paso que Júpiter rige la XII radical y ésto indica también, el "hecho secreto" en relación con ese matrimonio. Unos meses después, en el curso de esa Revolución, nació su primogénito varón (Marte regente de V de Revolución Solar en el MC). Ese Marte tiene su aspecto más exacto (quintil) con Neptuno, y ese niño ingresaría años después, a la marina de guerra, de la que sería oficial. Nótese, además, el sugestivo Neptuno en la Casa VIII, que alude a la relación secreta que se mantuvo antes del matrimonio. Esto, por supuesto, se ve reforzado
por la presencia de Plutón conjunción Cabeza de Dragón en la Casa VIII de la Revolución Solar,lo que siempre alude a una “liaison" sentimental.


Revolución Solar del

Nacimiento de la hija





Aquí, las indicaciones son obvias. Venus (regente de V radical) se coloca partil en el Ascendente de la Revolución Solar. Es absolutamente notable que ese Venus se halle en cuadratura con Marte y Luna en X (la madre). La niña debería sufrir terriblemente años más tarde por causa de la madre, la que jamás la quiso.

En el tema natal de la vida actual de este nativo, tomando como Ascendente de la vida pasada la cúspide de V, vemos que la casa XI actual = VII vida pasada, está regida por el Sol en II actual = X vida pasada en quincuncio partil con Urano, lo que indica bien ese matrimonio llevado a cabo en forma rápida e inconvencional. Ese Sol se halla precisamente en conjunción a la Luna, la que tiene analogía de sobra conocida con gestación y embarazo. Ambas luminarias se hallan en sextil a Marte en V, lo que alude a
su carrera como médico militar en la vida anterior.
La Luna es regente de X actual=VI vida anterior y se coloca en X vida anterior=II actual. Es la configuración típica de un médico.
El sextil con Marte en Casa V actual = I anterior subraya dos cosas: primero que era médico militar y segundo que su especialidad era la cirugía. Todo esto confirma con suma claridad lo declarado por la persona en estado de hipnosis.


TERCER CASO

Este es un caso especialmente patético, pues se trata de una jóven odiada por su madre y su hermano que urdieron su muerte en un complot siniestro. Este hecho, declarado durante una regresión hipnótica conjuntamente con la fecha y hora de nacimiento fue plenamente comprobado por medios astrológicos.





 

En el rádix de la vida anterior observamos configuraciones características de estos hechos en grado sumo. Saturno (regente III) en oposición a Júpiter (regente de X) y en cuadratura a la Luna en cúspide de III y, para mayor información, Urano (regente de VIII) en oposición a Neptuno (regente X) colocado en I y ambos en cuadratura al Sol (regente III). No podría darse una confirmación más precisa y rotunda de lo declarado. Nótese que Júpiter rige la VI y fue ultimada mediante un accidente simulado (Neptuno) por un sirviente de la casa. 



En la Revolución Solar de la muerte tenemos a Saturno y Urano regentes de VIII como en el rádix. Saturno se halla en oposición a Marte y ambos rigen a la VI (Saturno por domicilio y Marte por exaltación).

Marte rige el MC de Revolución Solar (la madre) y Neptuno se halla en III (el hermano) en cuadratura a Júpiter (indicando así el complot entre la madre, el hermano y el sirviente, que le cuesta la vida a esa joven).
Recuérdese que Júpiter rige la V radical.

En el tema natal de la actual encarnación de esa persona hay claras indicaciones de muerte violenta en la vida pasada.
Tomando como Ascendente la cúspide de V, tenemos en esa V a Marte (regente de XII actual = VIII vida pasada) en cuadratura partil a Urano. En esa XII actual = VIII vida pasada, se halla Júpiter que es regente por exaltación de III y IV de la vida pasada (VII y VIII actuales).

En la VII actual se halla la Luna en oposición a Saturno (regente de II actual = X vida pasada) lo que indica la extrema crueldad del hermano (recuérdese que VII actual = III vida anterior). Como es sabido, los aspectos Saturno-Luna se hallan muy ligados a crueldades que el nativo sufre o hace sufrir a otros.


CONCLUSIONES

Los resultados anteriores no dejan lugar a dudas. La Reencarnación no es un dogma de fe, sino una Ley de la Vida. Podemos obtener muchísima información sobre las vidas pasadas mediante la hipnósis, y la Astrología confirma los datos así obtenidos. Un día llegará en que podamos obtener estos mismos datos sin hipnosis, pero para ello habrá que seguir investigando.

Corresponde sin embargo, aclarar un hecho importante. No todas las personas son hipnotizables sino tan solo un 90 a 92%. Se afirma que por esta limitación, Freud desistió de
emplear la hipnosis como recurso en terapias. Por otro lado, aparte de la restricción impuesta por el Código Penal Argentino, en el uso de esta técnica existe un riesgo real en su empleo, pues hay pacientes que se vuelven incontrolables en estado hipnótico y pueden incluso querer abandonar el consultorio o lugar en que se encuentran, y salir a la calle o arrojarse por una ventana. Estos hechos hacen que resulte imprescindible emplear un profesional médico con amplia experiencia para prevenir tales situaciones de indudable riesgo.

Sin género alguno de duda, y pese a las salvedades anteriores, el campo de investigación que hemos abordado es de fascinante interés y creemos que bien vale la pena seguir trabajando en él.

Incontables serían los descubrimientos a realizar con un esfuerzo sostenido en tal sentido. 










 http://www.spicasc.com/2011/10/mas-tecnicas-astrologicas_30.html