martes, 12 de agosto de 2014

La visita al astrólogo. Una reflexión.









Recuerdo mis visitas a distintos astrólogos en momentos claves de mi vida, en su día me decanté por esa opción que me atraía más por su misterio y quizá porque yo idealizaba el tema.

El caso es que con algunos me llevé una decepción y con otr@s salí francamente agradecido.

La cuestión es que al astrólogo suele ir gente con problemas existenciales y que la " necesidad " de que te resuelvan los problemas, suele ser inversamente proporcional a los resultados.

Me explico :

Ir a visitar a un astrólogo no implica que tus problemas se resuelven, indica solo que quieres resolver tus problemas.

El astrólogo mirará tu carta  astral y a modo de brújula , y con mejor o peor acierto, te dirá que influencias te afectan en esos momentos e intentará que salgas de la consulta con mucho mejor ánimo del que has llegado.

Para ello no es necesario que te regale los oidos, solo que te ayude a ubicarte en tu propio mapa existencial.

Y estaba pensando en estas cosas, más que nada porque los astrólogos no hacemos milagros.

Y también somos influenciados por los astros.....por supuesto.