lunes, 18 de agosto de 2014

Las Horas planetarias. Por Dr Spicasc.










 
DR. SPICASC

Un tema del que se ha conversado mucho son las horas planetarias. En el pasado, hace ya muchos años, hice mis observaciones con las que figuran en libros de la línea de Piobb o Papus y no llegué a ningún resultado positivo. Sin embargo, luego de ello, conocí en Buenos Aires a un personaje singular: Don Carmelo Silva, ya fallecido, esoterista (línea ocultista), mago, fabricante de talismanes, astrólogo (línea hindú) era sin duda alguien muy peculiar. Incontables fueron las charlas que tuve con él. En una de ellas me entregó unas horas planetarias (que jamás supe de donde las obtuvo) que funcionan. Para explicar como son necesitamos el siguiente diagrama: 
 
 


 
Según este esquema de horas el día comienza en la puesta del Sol del día anterior. Esto es común entre los pueblos árabes. Así las dos primeras horas normales y corrientes de tiempo a partir de la puesta del Sol el domingo corresponden ya al día lunes y a la hora de Luna. Las dos horas siguientes corresponden a Mercurio, y así siguiendo hasta la puesta del Sol el lunes. Ahí comienza el martes con la hora de Mercurio en el instante de la puesta de Sol el lunes. No se confundan!: la primera fila de la tablita no son horas sino simplemente el nombre del día y el astro que le corresponde a ese día. Con estas horas he observado muchas cosas impresionantes pero no quiero influenciar ni impresionar a nadie: lo mejor es que cada uno haga sus propias observaciones y luego nos haga conocer sus observaciones: las publicaremos para beneficio de todos.
Una observación obvia: en rigor no son dos horas exactas pues según la época del año el día se va alargando o acortando. Pero la diferencia de un día a otro es muy pequeña para ser de importancia práctica. Conviene sin embargo actualizar la hora de puesta de Sol por lo menos una vez por semana.


USO PRACTICO

DE LAS HORAS PLANETARIAS


De acuerdo a la tradición las actividades

diarias deben ser encaradas reservando para

cada una de ellas el momento más propicio.

Desde luego, si lo que debemos

realizar reviste máxima importancia no

podremos conformarnos en modo alguno con

elegir adecuadamente la hora planetaria para

su realización.

El astrólogo responsable y criterioso deberá

valerse de temas electivas, tras analizar

cuidadosamente las revoluciones y direcciones

para la fecha que corresponda a la acción a

emprender. Los tránsitos, lunaciones y eclipses

pueden ser analizados pero son, en realidad, de

mucho menor importancia y solo los charlatanes

insisten en ellos pues no conocen otra cosa.

Pero, para actividades cotidianas sin

demasiada

trascendencia, pueden ser estas horas un

auxiliar valioso. También diré que detrás de

actividades de carácter espiritual pero esto

deberá ser descubierto por quien esté

calificado para ello.

Presentamos a continuación un cuadro que

hace al uso práctico de las horas planetarias.