lunes, 20 de octubre de 2014

Astrología mundial. Por Juan Estadella.









La astrología mundial, es la rama de la astrología que estudia todo lo referente al mundo en sí, en un sentido amplio. Se ocupa de estudiar la realidad del ser humano en el pasado, el presente y el futuro. Estudia al hombre como tal, como especie que puebla el planeta Tierra, con todo lo que le envuelve, en forma de comunidad, país u organización supranacional. Aborda su ámbito cultural, social, político o económico y abarca aspectos tan globales como la ciencia, la religión, el deporte o el arte.

Es la rama astrológica más antigua, pues hay que entender que, desde un principio, la astrología fue colectiva y no individual. Primaba el grupo y sus intereses materiales: la caza, el pastoreo o los cultivos. El primer vestigio astrológico (-30.000) a día de hoy, las marcas de caza de Marshack, que son muescas sobre asta o hueso de animal, no son más que la representación de un calendario lunar. Y este, debía tener una función social: el uso de los ciclos lunares en las necesidades colectivas del hombre prehistórico, como podía ser la caza. Aquí nace la astrología para el historiador, y nace a la vez que la astrología social, colectiva, mundana.

Históricamente, ha sido una rama astrológica privilegiada. La astrología mundana o mundial nunca ha perdido su posición preferente, elitista, casi aristocrática en comparación con el conjunto de las diferentes ramas astrológicas. No en vano desde la antigüedad y hasta nuestros días, la clase dirigente de cada momento ha consultado a los astrólogos acerca del destino de su país, que también es el destino del mundo. Desde la prehistoria, con la figura del sacerdote-astrólogo hasta hoy, pasando por la Roma imperial, el Islam, el mismo rey Alfonso X el Sabio, Isabel I de Inglaterra o el cardenal Richelieu y hasta llegar a numerosos estadistas del siglo XX, que han perpetuado esta tradición milenaria.

Desde siempre, ha sido el tipo de astrología practicada más relevante, dado que el destino de pueblos y naciones siempre se ha impuesto al porvenir individual. La astrología mundial, merece nuestra consideración en nuestra práctica cotidiana como astrólogos. Es el gran marco que cubre a la astrología natal y a las otras ramas astrológicas. No se puede practicar la astrología natal o genetlíaca de forma aislada. No tiene sentido centrarse en el individuo y olvidarse de su entorno, de su ciudad, de su país, del mundo, en definitiva. Es necesario ubicar a la persona en su contexto cultural, social o político. Sólo así podremos efectuar una interpretación completa de su tema natal.
La Astrología Mundial pueda ser útil desde un principio, en diferente modo y grado. Desde un mero interés miscelánico, que puede quedarse en la superficie de las eras astrológicas, hasta una motivación más profunda, donde se puede llegar a bucear en la tupida red de interdependencias de los horóscopos mundanos. No obstante, es en su uso inteligente, integrando los diferentes capítulos o apartados, donde se puede extraer el máximo rendimiento de esta rama dela astrología. Así, las eras astrológicas cubren grandes períodos de tiempo. Dentro de ellas, hallamos a toda una serie de ciclos planetarios que marcan la pauta mundial, a nivel astrológico, llegando a llenar etapas de hasta cinco siglos. El índice cíclico, procedimiento o técnica derivada de los mismos ciclos de los planetas, nos permite ver, en un simple gráfico, los altibajos políticos, sociales o económicos del planeta azul, para largos períodos de tiempo, a modo de quintaesencia o concentración del efecto planetario, a nivel cíclico. Los planetas en los signos, nos dan una nueva dimensión acerca de la realidad astrológica del mundo, coloreando etapas de la existencia humana aquí en la Tierra. Los ingresos solares, las lunaciones y los eclipses, nos permiten estudiar períodos de tiempo más breves, así como nos ayudan a situar geográficamente los puntos del globo que serán actualidad, en un sentido u otro. Con los diferentes horóscopos mundanos, podemos estudiar separadamente a cada ciudad, país o realidad mundana específica. Además, otras configuraciones diversas, enriquecen y aportan nuevos elementos de juicio para el astrólogo.


http://www.universonuevaera.com/web/articulos/estadella_astrologia_mundial.html