viernes, 3 de octubre de 2014

El virus de la ignorancia. Una reflexión.






 

El fascismo y el fanatismo religioso son enfermedades producidas por el virus de la ignorancia, y esto es  una teoría como otra cualquiera.

Pero fijaos, .....quien puede debatir con un fascista ?....y con un fanático ?. Nadie.

Ellos están en posesión de la verdad e intentar un intercambio de argumentos que sea estimulante para ambos es imposible.

Por eso a los fascistas les encantaría pegarle un tiro en la  nuca a todos los que que no acaten su verdad.

Igualmente, un fanático es capaz de autoinmolarse  y matar a 300 personas a su lado porque " sabe " que tiene el cielo ganado.

Pues ya veis si es peligroso ese virus, es un virus que " mata " la capacidad de reflexión, la capacidad de dudar.

Y claro, con la certeza de tener  la verdad absoluta uno no sufre y va por el recto camino....o por la " ortodoxia " , si lo preferís.

Este escrito es  metafórico, claro está....está en clave de ironía. Pero cuidaos de ese virus, porque no tiene tratamiento.

Aunque dicen que leer puede mejorar muchísimo los síntomas.