viernes, 26 de diciembre de 2014

Una paranoia navideña, los bailes de salón.









Están poniendo un concurso de bailes de salón por la tele y me estoy poniendo de los nervios.....con lo que a mi me gusta bailar y ver a la gente que baila bien.

El baile, esa cosa tan venusiana, cuando se convierte en una competición saca a relucir la componente marciana.

Y ahí es cuando me entra la paranoia.

Veo poses crispadas, movimientos acelerados, y tengo la sensación de que estoy viendo una prueba de atletismo.

Hasta aquí mi reflexión de hoy, con la panza llena y algunas copichuelas de vino.

Pero controlando, creo....vaya.