jueves, 31 de julio de 2014

Revoluciones solares ocultas. Por Hugo Bonito.






Hugo Bonito




Os dejo una interesante conferencia del astrólogo Hugo Bonito, sobre revoluciones solares.













Las Relocalizaciones. Por Eric Guille.







Por Eric Gille

Cuando se levanta una carta astral, ya se sabe que debemos conocer la hora y el lugar de nacimiento. Desde siglos, la astrología intentó determinar cual era el momento propicio para emprender nuevos proyectos. Trató de ser el dueño de su destino (de negociar con los planetas en vez de someterse a lo que nos prometieron dichos planetas. El astrólogo buscó en el cielo las configuraciones las más benéficas para que las cosas tuviesen éxito.
Si el tema del tiempo en astrología fue abundantemente tratado, no pasó lo mismo con el del lugar, cuando este último desempeña un papel de igual importancia. Cuando se desarrollaron los medios de transportes, fue cuando los astrólogos empezaron a preguntarse si no existía también para cada individuo, un lugar determinado que le fuera más favorable para realizar sus proyectos.

A finales del siglo pasado, preconizó el astrólogo inglés Sepharial, en su "Manual de Astrología", de afincarnos donde los planetas benéficos se ubican en el horóscopo. El nativo que tiene por ejemplo la casa IV bastante mal configurada, tendría que dirigirse hacia el Oeste a partir de su lugar de nacimiento si Venus o Júpiter ocupasen el Descendente. Sepharial va aún más allá dando las calidades de la casa donde tiene que vivir el nativo de acuerdo con las características de la casa IV, y del mismo Ascendente.
En su obra sobre las Revoluciones Solares, Volguine preconizó el desplazamiento el día de su cumpleaños con el fin de contrarrestar las influencias anuales maléficas. Es lo que él mismo llamó "Magia Astrológica".
En los años 70 los norteamericanos, Jim Lewis y Ariel Guttman introdujeron por primera vez el concepto de la Astrocartografía. La idea era la siguiente: a cada carta astral corresponden unos lugares en el mundo donde es posible potencializar ciertos planetas con el fin de realizar sus proyectos de vida. Estos dos americanos inspirándose en los trabajos de Gauquelin, observaron que los planetas que se hicieron angulares, después de un cambio de residencia influían notablemente al individuo. Y así sugirió la posibilidad de buscar los lugares del mundo donde cada planeta podía actuar con más fuerza a partir de la carta astral, siendo angular. Gracias a un programa informático, realizaron una proyección en el planisferio de las líneas donde cada planeta se encontraba en conjunción con cada uno de los cuatro ángulos de la carta astral. Así rápidamente, se podían ubicar las regiones del mundo donde un planeta determinado tendría el máximo de potencia. Al mismo tiempo, Michael Erlewine, basándose en los trabajos de Johndro definió la teoría del espacio local. Se trataba de proyectar los planetas sobre el horizonte, usando el azimut y la latitud. Así tenemos un mapa geográfico indicándonos donde hay que dirigirse para buscar las energías de cada uno de los planetas en su carta astral.


Elección del lugar de residencia según la carta natal

Recordémonos que en una carta astral el Ascendente representa el Este, el Descendente el Oeste, el Medio Cielo el Sur y el Fondo del Cielo el Norte. Así la zona entre MC y AS representa la zona entre el Sur y el Este o sea el Sureste, la que se extiende del AS hacia el FC la zona entre el Este y el Norte o sea el Noreste y así sucesivamente.
En primer lugar, para juzgar si es oportuno o no, para el nativo establecerse fuera de su lugar de nacimiento, hay que mirar la calidad de los planetas que ocupan la casa IV, así como los que se ubican en la casa IX. De una manera general, se considera que los benéficos, especialmente el Sol y la Luna estando en la IV y bien aspectados, y los maléficos en la IX indican que el nativo no tiene interés en alejarse de su lugar de nacimiento. Al revés, los maléficos ubicados en la IV indican que tiene que buscar fortuna fuera del lugar donde nació, porque sino le perjudicaría quedarse en aquel lugar.
De la misma forma se considera que un signo fijo (menos Escorpio) ocupando la cúspide de la IV, el nativo podrá establecerse en un lugar determinado y quedarse allí su vida entera. Una mayoría de planetas en signos mutables (sobre todo Géminis y Sagitario) es favorable para cambiar de lugar y llevar una vida de mudanzas. Una mayoría de planetas en signos fijos es favorable para vivir en el mismo sitio la vida entera.
Una vez determinado, en que lugar el nativo tiene que vivir, tenemos que buscar cual es la residencia que más le conviene. Si la IV es un signo cardinal, hay que vivir en un lugar alto. Un signo fijo en una llanura o un valle. Un signo mutable a la orilla del mar.
Hay también que prestar atención al signo que se encuentra en la IV: si se trata de Aries la puerta de la casa tendrá que estar frente al Este, si se trata de Cáncer, mejor que esté al Norte, Libra al Oeste y Capricornio al Sur. Así con el signo de Virgo en la cúspide de la casa IV hay que buscar una casa a nivel del mar, con una orientación Oeste, norte Oeste.
Esta tradición astrológica, es muy parecida a las reglas del "Feng Shui", el cual considera que las condiciones climáticas, atmosféricas y magnéticas difieren de un lugar a otro, y por lo tanto, a cada individuo corresponde un tipo de residencia que le conviene. Así es lógico que la carta astral muestre el tipo de afinidades entre el individuo y su medio ambiente.
Sin embargo, hay que buscar la dirección más adecuada para el nativo, si aparece en el tema natal el hecho de que este último tiene interés en alejarse de su lugar de nacimiento. En un horóscopo hay que dar mayor importancia al regente del Ascendente. Su posición en la carta astral nos indica donde el nativo inconscientemente se dirigirá. Por ejemplo, una persona que tiene un AS Leo con el Sol ubicado en la casa VIII: esta persona se dirigirá naturalmente hacia una zona entre el Sur que corresponde al Medio Cielo y Oeste que corresponde al DS, o sea: el Suroeste, desde su lugar de nacimiento.
Se recomienda también tener en cuenta las posiciones de los planetas benéficos y bien aspectados. Si no lo están, hay que evitar esas zonas porque pueden producir efectos perniciosos. Júpiter en el Medio Cielo por ejemplo, indicará el Sur: en esta dirección el nativo podrá cumplir más fácilmente las promesas de Júpiter de acuerdo con la situación de su carta y según las significaciones naturales de este planeta. Si se encuentra Venus en la VII, dirigiéndose hacia el Oeste, va a poder cumplir más fácilmente las promesas de Venus en la casa VII. Sin embargo, si Venus está mal aspectada por Marte o cualquier otro planeta, es preferible evitar esa dirección porque podría resultar todo lo contrario de lo esperado.


Elección de la relocalización por la Astrocartografía

Una carta de Astrocartografía se presenta en la forma de un planisferio cruzado por líneas curvas y líneas rectas. Las líneas rectas corresponden a las zonas donde cada planeta se encontraría en el Medio Cielo o el Fondo del Cielo, y las curvas los lugares del mundo donde los planetas se ubicarían en el Ascendente o el Descendente. Así a simple vista, se puede determinar e identificar los lugares de la tierra donde cada uno de los planetas se encuentran angulares, entonces la primera pregunta es la siguiente: ¿qué planeta tengo que valorar? Queda claro que la repuesta depende de las motivaciones de cada individuo. El que quiere favorecer su vida sentimental tendrá que establecerse donde Venus se encuentra en el Descendente, el que quiere mejorar su vida profesional elegirá su residencia donde Júpiter o el Sol culminan en el Medio Cielo. En realidad, hay que prestar atención a los aspectos también, es conveniente evitar lugares donde los benéficos mal aspectados se encuentran angulares por una razón sencilla: los malos aspectos van a actuar no solamente en contra del benéfico, sino también en contra del ángulo. Unos pretenden que es conveniente ubicar el Ascendente o el Medio Cielo en el planeta que más aspectos positivos recibe. Se considera también que cuanto más cerca de la línea se relocaliza, más potencia tendrá el planeta. Alejándose de la línea, los efectos se hacen menos tangibles y la influencia estará atenuada. Entonces por esa razón no es oportuno situarse exactamente debajo de un Marte, Urano o Plutón angular, debido a la naturaleza violenta de estos planetas.
Las influencias de los planetas angulares en Astrocartografía pueden ser resumidas así:
Sol: Permite al nativo volverse autónomo, coger las riendas de su destino, imponerse a los demás. Es una excelente relocalización para el que quiere ser reconocido o desempeñar funciones de mando.

Luna: Es el planeta de las emociones y de la inconstancia, no favorece el dominio sobre el mundo exterior. Sin embargo, da popularidad (muchos hombres políticos tienen a la Luna en el MC). Un lugar donde la Luna se encuentra en el FC puede ser elegido para pasar un fin de vida tranquila.


Mercurio: Planeta de la inteligencia y de la comunicación; sus líneas favorecen todas las actividades intelectuales y comerciales.


Venus: En ángulo, favorece la vida sentimental. En el MC ofrece una carrera fácil y agradable, al AS da optimismo, al DS una vida de pareja armónica y al FC un fin de vida agradable.


Marte: Es mejor evitar una relocalización bajo Marte a menos que sea importante la lucha y el combate. Sin embargo, Marte siendo el señor del Ascendente radical, una posición de Marte angular podría permitir al individuo coger las energías que le faltan.


Júpiter: La mejor localización posible para todo lo que atañe al dinero y a los beneficios materiales.


Saturno: Si no se busca aislamiento, reflexión o una cierta forma de madurez, mas vale evitar una relocalización bajo sus líneas.


Urano: Estupendo para llevar una vida activa, fuera de las normas. Según mis observaciones, una relocalización con Urano angular no dura mucho. Es conveniente estudiar el valor de Urano en el radix antes de elegir una relocalización bajo este planeta.


Neptuno: Planeta de las ilusiones. Puede favorecer al que busca una vida mística o artística, pero nunca ofrece ventajas de tipo material.


Plutón: Ofrece oportunidades extraordinarias, según el ángulo donde se encuentra, pero puede igualmente provocar caídas. 

Normalmente, los que se relocalizan bajo una línea de Plutón experimentan un trastorno en sus propias vidas.

Todo eso, claro tiene nada más que un valor indicativo, teniendo en cuenta la naturaleza intrínseca de los planetas. Antes de elegir un sitio de relocalización, es preciso analizar las fuerzas y debilidades de los planetas en la carta radical así como el carácter benéfico o maléfico por posición, aspecto, regencia etc. En la práctica, buscaremos los benéficos por naturaleza bien aspectados por otros planetas. De la misma manera que tendremos que poner los benéficos en ángulos, trataremos de evitar que los maléficos queden en los ángulos.
En cuanto a las zonas del mundo que no tienen líneas cruzándolas, los especialistas de Astrocartografía consideran que la carta actúa sin favorecer ningún componente. Es una buena opción para los que viven crisis y buscan una vida más tranquila.
Otra opción para una relocalización de naturaleza más metafísica, consiste en buscar el planeta que menos aspectos tiene con el fin de equilibrar el tema natal. Esa teoría fue desarrollada por el canadiense Robert Couteau. Él nombra esos planetas menos aspectados "planetas trascendentales". En este caso, no es cuestión de buscar un sitio que pueda favorecer un aspecto determinado de su vida, sino de armonizar la disposición del horóscopo para tener una vida más equilibrada. Se trata de una búsqueda más bien espiritual, se busca la forma de desarrollar todas las potencialidades del nativo para que vuelva a ser un individuo completo. En otros términos, el objetivo es desarrollar todas las energías del horóscopo que no se manifiestan.


Relocalización y Espacio Local

La teoría del espacio Local empezó a desarrollarse al principio de los años 80. Calcular una carta en Espacio Local consiste en levantar un mapa geográfico para el lugar de nacimiento con los planetas referidos al horizonte. Esa carta corresponde a la vista de la posición de los planetas que uno podía tener en el espacio a la hora de su nacimiento. En este sistema, el plano de referencia es el horizonte, sobre el cual se indica la posición de los planetas, usando el azimut y la altitud. El azimut corresponde a la longitud de los planetas referida al horizonte y la altitud corresponde a la latitud de la eclíptica referida a la posición encima o debajo del horizonte. El lugar de nacimiento o de residencia es el punto central de donde salen las líneas de 360°, que llamaremos "rutas" para distinguirlas de las líneas de Astrocartografía. Esas rutas son las direcciones de los planetas. Así nos posicionaremos en el punto de vista del observador y determinaremos las direcciones que hay que seguir para ir al encuentro de los planetas de la carta natal. Así este tipo de mapa nos enseña donde el individuo tiene que dirigirse, independientemente de la distancia, para coger las energías de tal o cual planeta.
Este sistema es análogo con lo expuesto por Sepharial. La diferencia reside en lo que en Espacio Local se consideran los 360°. El que mira por primera vez una carta de Espacio Local se queda sorprendido de constatar que las rutas salen desde una dirección, hasta la dirección contraria. Cuando uno aplica los principios del Espacio Local, se da cuenta que los individuos tienen una tendencia natural a dirigirse hacia las rutas que son favorables para tal o cual actividad. El que se dirige hacia Júpiter tiene una vida financiera satisfactoria y el que se dirige hacia Venus tiene facilidades en el campo del amor y de la diversión.
La carta de espacio local se calcula también para el lugar donde vive el nativo. Es un asunto de perspectiva: si cogemos el caso de un observador mirando la puesta del Sol al borde del mar: los rayos luminosos parecen convergir hacia él. Si se mueve, los rayos siguen apuntándole. Es lo mismo en el Espacio Local: los rayos planetarios siguen al nativo a donde vaya. Eso le permite determinar donde tiene que ir en la ciudad que vive, para favorecer algún tipo de actividad. Si quiere hacer deportes, tendrá que buscar un gimnasio bajo la ruta de Marte, si quiere divertirse, la línea de Venus es bastante indicada etc. En su casa también puede elegir mediante este sistema, donde puede ubicar mejor el despacho, el baño o la cocina.


Ilustración

Para ilustrar la importancia de la Astrocartografía y del Espacio Local, vamos a tomar el tema de una persona de sexo femenino, nacida el 16 de mayo de 1935 a los 20H23 (Hora local), 19H23 GMT. En Dijon, ciudad de Francia (47N19, 5E00): AS, 28°32 Escorpio. Nutricionista de profesión, pasa la mayor parte de su vida viajando por todo el mundo por cuenta de organizaciones internacionales.
Lo primero que miramos en la carta astral es si esa persona tiene interés en quedarse en el lugar donde nació. La IV se encuentra en Piscis. No tiene ningún planeta, pero Saturno en los alrededores de la cúspide de la IV y el encuadramiento del FC entre Saturno y Urano nos deja pensar que el lugar de nacimiento no es nada benéfico para ella. Se confirma por Neptuno el regente moderno de la IV ubicado al final de la IX y Júpiter en la XII. Eso supone la necesidad de desterrarse. El diagnóstico es que la persona tendrá interés en dejar la región donde nació, lo que finalmente hizo. El FC en signo mutable indica que es preferible tener su residencia al lado del mar: hace más de 30 años que tiene un apartamento en el sur de Francia al borde del mar, donde vive, cuando no está viajando.
El Señor del Ascendente es Marte. Ubicado al final de la casa X, la nativa tendrá una tendencia a dirigirse hacia el Sureste del lugar de nacimiento. En realidad, pasará la mayor parte de su vida en África y más precisamente en Burundi, país que se encuentra justamente debajo de la ruta de Marte, al SSE de su lugar de nacimiento.
Los benéficos naturales son Júpiter, el Sol y Venus. Júpiter sugiere el ESE, Venus el OSO y el Sol el Oeste. Sin embargo estos planetas mal aspectados en la carta natal, el pronóstico es reservado en cuanto a una relocalización bajo estas rutas. En realidad, no fue a vivir bajo estas rutas, sino que sólo viajó a esos lugares. Estos viajes resultaron benéficos: bajo estas rutas se encuentran las sedes de las organizaciones internacionales que la contrataron, y le permitieron dejar su ciudad natal: la ONU en Nueva York (Sol), la OMS en Ginebra y FAO en Roma (Júpiter). En la carta del Espacio Local, la ruta de Marte pasa también por la ciudad belga de Ostende, y curiosamente allí nació su hijo (Marte es también regente de la V). La ciudad donde vive ahora en la Riviera francesa se encuentra exactamente bajo la ruta de Marte Señor del Ascendente.
En la carta de Astrocartografía se nota que la línea de Venus culminando en el Medio Cielo pasa por Nueva York, la del Sol por California y la de Júpiter por Irán y Siberia occidental. La línea del Sol culminando en el DS pasa por Bélgica. El Sol es el significador natural del marido en una natividad femenina y no es extraño que su marido sea belga. En la carta radical, todos estos planetas están afligidos, por eso, buscar el lugar idóneo para una relocalización es bastante difícil. Sin embargo, encontrará a su marido en África del este, en la región de los Lagos, muy cerca de donde se cruzan las líneas de Marte al MC y de Venus al DS. Desgraciadamente, Plutón encontrándose angular al DS en la carta relocalizada para Bujumbura en el Burundi no podía ofrecer la estabilidad necesaria para llevar una vida de pareja normal. Además, Urano angular en el FC no facilita la armonía en el hogar. La Luna tiene también angularidad al DS, es regente de la VII del tema relocalizado: así todo se prestaba para facilitar el matrimonio, y por supuesto llegar a un divorcio pocos años más tarde. En cambio, con Marte angular y Venus regente del MC, tuvo éxito en el ámbito social y profesional. En la carta relocalizada, Venus regente del MC se encuentra en la VI (alimentación y servicio): esa configuración describe estupendamente su actividad de nutricionista en una organización humanitaria, y el AS relocalizado en Escorpio sugiere una vida seria orientada hacia su carrera, aunque llena de dudas e incertidumbres.
Al vivir 4 años en Marruecos, el Sol angular en el DS y Júpiter y la Luna en el Ascendente, le permitieron sentirse a gusto en este país. Se nota que en este tema relocalizado, el AS se encuentra en Escorpio (igual que en la carta natal), y según la tradición marroquí tiene el AS en Escorpio. ¿Será la razón por la cual fue el país donde más a gusto se sintió?
En el Sahel donde cumplió misiones por cuenta de unas organizaciones internacionales, tiene a Neptuno en el MC, Mercurio y Quirón en el DS y Saturno en el FC. El trabajo que llevó allí le pareció más difícil que de costumbre, debido a la naturaleza de esos planetas. Con Neptuno, tuvo problemas en cumplir su misión encontrando conspiraciones, desfalco de fondos, etc. en una escala más importante de lo normal en esos países. Con Mercurio se tuvo que enfrentar con sus compañeros en el proyecto, y con Saturno tuvo ganas de volver a su país lo antes posible.
Trabajando en Vietnam, tiene en la carta relocalizada a Marte en el DS. Bajo esta configuración tendrá que enfrentarse a una administración hostil, y su estancia allí estará llena de conflictos.
El planeta más importante en esta carta es Marte, no solamente por ser regente del AS sino porque es el planeta que más aspectos tiene. Es curioso notar que toda su vida, trató de relocalizarse debajo de las líneas y rutas de Marte. Por otro lado, el planeta menos aspectado es el Sol. Si aplicamos las teorías de Couteau, para armonizar sus energías, tendría que irse a vivir a California donde el Sol se encuentra culminando en el MC y la ruta del mismo Sol cruzando esta región. Dice que nunca se sintió atraída por esa región, y es el último sitio en la tierra donde pensaría retirarse. No es nada extraño: el Sol es justamente el planeta que menos aspectos y fuerza tiene.
El interés por las técnicas de relocalización es algo bastante nuevo. Al revés de la astrología eleccional, no fue objeto de estudios profundos, ni siquiera de una difusión amplia. Debido al desarrollo de los transportes internacionales, y sobre todo de la informática (calcular una carta de Astrocartografía necesita muchos cálculos) que permite realizar los cálculos necesarios en un plazo de tiempo razonable.


Ejemplo de una relocalización

Se trata de una señora joven viviendo en Niza, en la Riviera Francesa. Se pregunta si le sería más favorable irse a vivir a EEUU, y más precisamente en Los Ángeles donde pasó una parte de su niñez. Hace unos cuantos años que trata de tener éxito en el teatro de Niza, sin resultado notable. La decisión es difícil para ella: en Niza tiene amigos, familia, y un empleo que le permite subsistir. En Los Ángeles, donde no ha ido desde hace ya muchos años, conoce a poca gente, pero podría conseguir fácilmente una tarjeta de residencia. Nació el 6 de julio de 1972 a las 20H00 HLO (19H GMT) en Colombes, un pueblo en los alrededores de París (48N54, 2E15).
En primer lugar hay que mirar su carta natal. La casa IV se encuentra en Tauro, signo fijo. En principio, esa configuración no incita a la nativa a alejarse de su región natal. Sin embargo, la Luna en la IV y el regente ubicado en un signo mutable indica una inestabilidad de residencia. El regente del Ascendente, Saturno, indica que esa persona se dirige naturalmente hacia el Oeste Noroeste desde su lugar de nacimiento: es decir Canadá y EEUU. Los benéficos son Júpiter ubicado en el Ascendente (Este), el Sol y Venus (casa VII y VI respectivamente) indicando el Oeste. Al final de la casa VII se ubica también Marte, el cual al ser regente del MC podría favorecer la carrera si la nativa iba al OSO de su lugar de nacimiento.
Niza en la carta de Astrocartografía se encuentra muy cercana de la línea Sol/Des: en aquella ciudad, las cosas perteneciendo a la VII podrían verse favorecidas. En la carta de Espacio Local, Niza se encuentra entre las rutas de Neptuno y Saturno (cada una de ellas a menos de cien kilómetros de Niza). Sabemos que Saturno es Señor del AS, y no es extraño que haya seguido esta ruta. Sin embargo, como ya sabemos, Saturno no suele favorecer la vida material del individuo. Podría interesar a la nativa si buscase soledad, tranquilidad, o un cuadro para meditar, lo que no es el caso. La ruta de Neptuno pinta de maravilla el ambiente: proyectos ilusorios e incertidumbre permanente en cuanto a su futuro. Está muy claro que Niza no es el lugar adecuado para desarrollar su personalidad y cumplir su ámbito profesional.
Levantando la carta de Astrocartografía para EEUU, notamos en primer lugar que Los Ángeles se encuentra entre las líneas del Sol y de Venus culminando en el MC, Júpiter culminando en el FC y Plutón al AS. Esa configuración suele favorecer la vida profesional así como la del hogar y de la personalidad. En la carta de Espacio Local, Los Ángeles se encuentra entre las líneas de Venus y de Júpiter. La naturaleza benéfica de estos dos planetas sugiere claramente un grado de bienestar elevado en esta región. Venus relacionada con los placeres y la significación financiera de Júpiter indican a Los Ángeles como el lugar idóneo para vivir y trabajar.
Por supuesto, a la luz de estas consideraciones la nativa se fue a vivir a Los Ángeles. Poco después de su llegada, le ofrecieron un puesto de gerente en un restaurante, con un sueldo más elevado de lo que hubiese podido ganar en su país de origen (gracias a Júpiter). En cuanto a su vida afectiva, con Venus encontró a un compañero con el cual vive ahora. Con Júpiter en el FC de la carta de Júpiter, vive en una casa grande muy cerca de Hollywood, y con Plutón no tiene tiempo para aburrirse: tiene muchos amigos y muchas actividades. Hace varios meses logró conseguir la nacionalidad norteamericana porque considera que su destino está en ese país ¿Regresar a su ciudad natal? ¡Únicamente de vacaciones!


Negociar su carta anual

Alexandre Volguine en su obra "Técnicas de las Revoluciones Solares" aconsejaba desplazarse el día de su cumpleaños con el fin de evitar las configuraciones anuales desfavorables. Este último presta una atención particular a la posición de las casas anuales en las casas natales. Así las influencias de un Ascendente anual cayendo en una casa maléfica, podrían ser corregidas moviéndose hacia el Oeste o el Este el día de su cumpleaños para que caiga el AS en una casa natal más favorable. Un AS en la casa XII de natividad augura dificultades de todo tipo y problemas de salud. Andando hacia el Este el AS se encontraría en la casa I natal, y el pronóstico sería diferente.
Según mis observaciones, hay que evitar las siguientes configuraciones:
Ascendente anual en la XII, VIII, VI o VII del natal (en este último caso por el AS anual encontrarse opuesto al AS natal).
MC anual en la XII, VII o IV (por la oposición a su posición natal).
Las casas maléficas anuales (XII, VIII, VI) fuertemente ocupadas.
El regente del AS en una casa maléfica.
Los maléficos en ángulos.
El AS anual en Escorpio.

Además, se puede así también buscar en la carta de RS el lugar idóneo para favorecer durante el año las ambiciones del nativo. Por ejemplo, si tenemos un stellium de planetas benéficos en la RS, sería aconsejable desplazarse para que se ubiquen estos planetas en el Medio Cielo, pues podría favorecer el ámbito profesional.
No hay que olvidarse de que el tema de RS queda condicionado por el natal. Por esa razón, la RS no tiene porque ser analizada por sí misma, pero sí en relación con el tema radical. Supongamos que un individuo tenga el Sol natal en la casa XII. Si quiere poner el AS anual en la I natal, el Sol se encontrará inevitablemente en la casa XII de la RS. Eso quiere decir que una relocalización de RS no puede ofrecer lo que niega la carta natal. Uno no se puede volver millonario viajando el día de su cumpleaños, si la carta natal no indica esa posibilidad. Sin embargo, aplicando esta técnica es posible contrarrestar durante el año lo que prometió la carta natal, si los resultados son evidentes y tangibles, no sobrepasan la duración del año.
En la práctica, se entiende que la relocalización de RS es por lo menos delicada. Es igual que una carta electiva: hay que tener en cuenta las posiciones planetarias en casas, las regencias, y los aspectos que se forman con los ángulos. Tenemos también que establecer prioridades en los deseos del nativo, porque está claro que no se puede tener todo. Una conjunción de maléficos siempre tendrá que estar en algún lugar de la RS. Una conjunción Marte/Saturno en la VI es mala para la salud: al desplazarse, podría caer en la V o la VII y el nativo podría evitar enfermedades pero encontraría problemas en el ámbito afectivo. Igual que una carta natal o un tema de elección, una relocalización de RS perfecta no existe. A veces la mejor relocalización cae en el mar o en un país donde no se puede entrar por razones políticas, de guerra o lo que sea.
Para ilustrar el asunto de las relocalizaciones de RS, vamos a tomar el ejemplo de un hombre joven, nacido el 9 de agosto de 1976 en Abidjan (Costa de Marfil: 5N18, 4W1) y viviendo en Niza.
El problema fundamental de esta persona es que debe hacer el servicio militar. Recibió una citación para el día 5 de octubre de 1999, y tenía que pasar 10 meses en el servicio militar. Eso significaba para él una pérdida de tiempo y no podía evitarlo. Además, siendo coreógrafo de profesión, buscando ser reconocido como tal, ofreciendo sus creaciones, pero quedaba claro que durante el año en el ejército, no iba a poder hacer nada. Por otra parte, está enamorado de una chica y le gustaría vivir con ella.
Al levantar la carta de RS aparece una primera dificultad: su cumpleaños cae dos días antes del famoso eclipse de 1999 y contiene la cruz nostradámica, Saturno opuesto a Marte, ambos cuadrados al Sol opuesto a Urano. La revolución solar calculada para Niza es catastrófica:

El AS anual en Virgo es un índice de poco libre albedrío.
La VI en la I da el mismo resultado: la VI significa el trabajo obligatorio y eso confirma que va realmente a presentarse al ejército.
Al ubicarse Urano en conjunción de la cúspide de la VI, lo va a pasar muy mal con sus superiores, y va a tener conflictos con su trabajo diario.
El Ascendente anual en la VIII: debilidad del organismo y posiblemente problemas financieros, lo que no es nada extraño, pues durante ese año ganará poco dinero, casi nada, y para sobrevivir va a tener que contraer deudas.
La posición del Sol y de Venus en la XII indica aislamiento, característica de las personas que se encuentran, a pesar suyo, haciendo el servicio militar.

En cuanto a la vida sentimental la XII se encuentra en la VII natal y no tiene a ningún planeta. El regente Neptuno se encuentra en la V (en la XII natal) opuesto a la Luna de RS. Ilusiones en cuanto a la vida sentimental. Dudamos que pueda cumplir sus deseos en el plano sentimental.
Parece clarísimo que Niza no es el lugar adecuado para estar el día de su cumpleaños. Hace falta buscar el lugar donde podría escapar de la mili. Al calcular la carta de Astrocartografía de la RS se nota que el Sol es angular en el MC en Benarés, en la India. Debido a la cruz nostradámica, si se pone el Sol angular, lo van a ser también Saturno, Marte y Urano, lo que puede indicar un año con muchos acontecimientos de todo tipo. En la carta calculada para Benarés:
El AS se encuentra en la X del radical. Ofrece oportunidades en el ámbito profesional. Con Marte muy fuerte por su posición en Escorpio, el nativo tendrá energía para conquistar sus objetivos de carrera a pesar de los malos aspectos que recibe.
El Medio Cielo de la RS se encuentra en conjunción con el Sol, y en la X tiene también a Venus. Esta configuración no corresponde a un año en el ejército. Se supone que si pasa su cumpleaños en Benarés, el nativo podrá evitar el servicio militar.
La VI en la III significa un trabajo en el que necesite viajar. Esos viajes pueden resultar agradables por la presencia en la IX de la Luna y de Mercurio.
La IV en la I con Urano mal configurado supone una inestabilidad en cuanto a la residencia.
La VII en la IV significa el final de una relación afectiva. Además, Saturno en la VII opuesto a Marte regente del Ascendente puede impedir sus proyectos para una vida de pareja. Se puede solamente esperar que la ausencia de aspectos entre el regente del AS y de la VII, el nativo no vivirá mal esa separación.

Desde luego, el nativo pasará su cumpleaños en Benarés. De todas formas aunque no funcione la relocalización para escapar al ejército, por lo menos el nativo habrá estado de vacaciones. Al regresar de su viaje le estaba esperando un correo avisándole que las autoridades militares le eximían del servicio militar.
Además, recibió un contrato inesperado con una compañía de bailarines. Su novia le informó que quería poner fin a su relación. Por razones de trabajo, viajará mucho por España, Alemania y Portugal. Por lo tanto no tiene residencia fija. El año fue muy positivo. Nos preguntamos antes de su viaje a la India que efecto podía tener Urano además del problema de residencia: su padre volvió a casarse sin avisar a su hijo de antemano.
Este ejemplo es bastante concreto y muy revelador de la eficacia de la relocalización de la revolución solar. Se percibe como uno puede modificar su destino en principio inevitable. En este caso, no se puede hablar ni de autosugestión, ni de cualquier estado psicológico. Tampoco se puede decir que no se sabe lo que hubiera ocurrido si esta persona se hubiera quedado en su lugar de residencia en vez de viajar. Quedándose en su lugar de residencia, está claro que esta persona hubiese tenido que ir al servicio militar. Por haber viajado, no solamente se escapó de esta obligación, sino que también pasó un año fructífero, sobre todo en su vida profesional.
Por otro lado este caso demuestra de manera indudable que la Revolución Solar no tiene que estar calculada según el lugar de nacimiento ni de residencia sino en función del lugar donde se encuentra físicamente el nativo. Si se mira a la RS levantada para Abidjan se ve que tampoco tiene un año agradable con una mayoría de planetas en la XII.


Perspectivas

Si no tenemos dudas en cuanto al interés de las relocalizaciones en astrología eleccional, sería interesante seguir adelante las investigaciones. Ningún estudio estadístico se ha hecho todavía en cuanto a la comparación entre progresiones y tránsitos sobre una carta natal y una carta relocalizada.
Otra perspectiva interesante sería la rectificación por mapas de Astrocartografía y Espacio Local. Por supuesto sería cuestión de usar estas técnicas como indicador complementario de otras, como la trutina, las progresiones y los grados monómeros. Esas investigaciones necesitan desgraciadamente mucho tiempo, y la colaboración de astrólogos de otras latitudes, disponiendo de tiempo e interés en estas técnicas. Con este tipo de trabajo experimental, la astrología podría volver a ser una ciencia reconocida como la medicina o la psicología. Recordemos que transcurrieron 25 siglos entre la intuición de Demócrito y la utilización de la energía nuclear. Estos 25 siglos fueron necesarios para que las condiciones técnicas fueran reunidas para explotar las teorías atómicas.
Si la astrología es una herramienta para determinar la personalidad de un individuo, puede también ser una herramienta para mejorar su destino. Igual que la medicina, la astrología es al mismo tiempo una ciencia y un arte. Un arte porque depende de la capacidad del practicante, una ciencia porque reivindica bases científicas. Esos principios de astrología activa no son nada, sino una meteorología que permite al individuo navegar entre los escollos de su destino. La meteorología no es una ciencia exacta porque falta a los meteorólogos una visión global del funcionamiento del clima. Pero no impide al meteorólogo pronosticar calor, lluvia o tempestad y cada uno de nosotros toma esos pronósticos en cuenta en su vida cotidiana. ¿Por qué no sería igual con la astrología?




 http://www.estirpedelfos.com/index.php?option=com_content&view=article&id=27:las-relocalizaciones&catid=5:congresos&Itemid=11

miércoles, 30 de julio de 2014

La carta del día de Artur Mas, para hoy. ( 30.07.2014 ).











Hoy se reunen Artur Mas y Mariano Rajoy, para " dialogar " sobre el tema del referéndum por la independencia de Catalunya.


 http://ultimahora.es/mallorca/noticias/nacional/2014/129652/mariano-rajoy-ratifica-proyecto-soberanista-artur-mas.html


La cuestión es un auténtico choque de trenes.

Para ello he levantado la carta diaria de Artur Mas en sinastría con su tema natal, para ver que posibilidades tiene.








Bueno, pues el gráfico es espectacular :

La conjunción del Sol y Júpiter de hoy están sobre la Parte de la Fortuna de su rádix.

La Parte de la Fortuna de hoy, está sobre el Medio cielo de su rádix.

Con esas posiciones cabe pensar que será un muy buen día para Artur Mas.

Por otro lado, Marte está sobre Neptuno y el Fondo del cielo sobre Saturno, pero yo creo que el día de hoy será muy provechoso para su gestión y en consecuencia para Catalunya.

No hay que olvidar que Artur Mas es juicio general para lo que acontezca en Catalunya.





El planeta Urano en Aries. Por Francisco Garzón.







Urano en Aries

 

En astrología los acontecimientos trascendentes en la humanidad, como en lo particular, no se ven de hoy para mañana, sino que existe una lenta transición de un estado a otro. Los tránsitos de los transaturninos, Urano, Neptuno y Plutón son muy lentos y sus efectos muy fuertes.
Urano tira abajo lo que no corresponde que esté. Urano son las nuevas ideologías, la tecnología. Entra en el signo de Aries, el primer signo del zodíaco y traerá una nueva renovación, el comienzo de cosas nuevas. Urano representa el cambio y por extensión la posibilidad de evolucionar, Aries, el inicio, el principio. Con Urano los acontecimientos se precipitan vertiginosamente resultando de ello una intensa sensación de inestabilidad, y quizá por ello el cambio de rumbo suele ser radical, y por ello, muchos de los acontecimientos inesperados, pueden manifiestarse de forma un tanto violenta.
Es de esperar importante avances tecnológicos, cambios en el transporte aéreo, nuevos avances en la ciencia y en el conocimiento de universo, nuevas modas y estilos de vida. El principio de Urano es la libertad y la independencia, lo cual pondrá entre las cuerdas a más de un gobierno y estado. Es muy posible que el germen del cambio se dé en este momento, días o semanas, y que más adelante cuando el ingreso de Urano en Aries sea definitivo se manifieste plenamente su efecto y trayectoria, pero de lo que no hay duda es que hay que leer muy bien las señales para reconocer el camino por el que nos aventuraremos en los próximos 7 años, periodo en que Urano transitará el primer signo del zodíaco.
A medida que Urano transite por Aries, el despertar de nuevos valores espirituales y el enriquecimiento de la imaginación creativa darán paso a una energía más extravertida e intrusiva. Como Aries está relacionado con un espíritu de cruzado en los seres humanos que buscan cambiar el mundo de acuerdo a una visión fogosa y grandiosa, es posible que hagan irrupción muchos movimientos en el colectivo, políticos, religiosos, científicos y artísticos que buscarán dar vuelta y transformar completamente las estructuras existentes y la manera de pensar para alcanzar un claro sueño de progreso.
Urano entra en Aries con la tarea de reformar, de reestructurar y de enfrentarse a las viejas tradiciones (oposición con Saturno). La humanidad necesita un “giro radical”, comienza una etapa de cambios drásticos, algunos dramáticos y otros mucho menos perceptibles. Entramos en una nueva época que se caracterizará por cambios repentinos. Plutón en Capricornio ha traido la mayor crisis financiera a todos los niveles. Urano llega con dos grandes terremotos, en Haití y Chile, y una erupción volcanica que ha colapsado el transporte aéreo.
Es posible que sea un período de revoluciones en el pensamiento y quizá también en un nivel más mundano a medida que lo colectivos busquen afirmar sus valores individuales contra la amenaza de una globalización uniforme. Este tránsito de siete años de Urano refleja cierta turbulencia porque su energía innovadora e intrusiva nos afectará en niveles intuitivos más que prácticos. Esto significa cambios no sólo en la manera en que definimos la libertad y los derechos humanos, sino también nuevos descubrimientos científicos a medida que la mente humana busque nuevas formas de progreso. Urano es sinónimo de libertad; allá donde no exista, se produciran conflictos y enfrentamientos para instalar nuevos órdenes. Ahora se luchará por la independéncia, mañana por los recursos.




http://astrologiaviva.com/?page_id=1133













martes, 29 de julio de 2014

El planeta Neptuno en Piscis. Por Astrodina´s.











Hola amigos hoy quiero hablarles lo que significa Neptuno en piscis. Siempre que entra un planeta a un signo trae  cambios algunos pequeños como lo son Venus, Marte y Mercurio que son los planetas personales, y aunque no dejan de ser importante su paso por los signos es generalmente rápido , al menos que estén retrógrados.
Existen planetas que llevan más tiempo como Júpiter que puede durar un año o Saturno que dura aproximadamente dos años y medios.  Luego tenemos  los planetas generacionales que duran bastante tiempo y de allí su nombre pues marca a un gran grupo de personas ya que su influencia puede ir desde 7, 12, 13 y 25 años. Dentro de estos generacionales se encuentra Neptuno , de ahí que el día de hoy conversaremos sobre él.
Neptuno recorre el zodiaco (los doce signos), en un tiempo de 165 años aproximadamente y esto da un promedio de 13 años y medio por signo. Hace su movimiento retrogrado una vez al año y dura 5 meses su retrogradación. Justo a principios de  Febrero del 2012 y estará con nosotros hasta el Enero del 2026.
Neptuno desde la óptica positiva significa cosas muy sublimes como la fe ciega, el ayudar a otro de manera desinteresada, el poder de crear, de soñar, de conectarnos con la espiritualidad, la ilusión y la fantasía. Por la parte negativa habla de nuestras debilidades, de inseguridades, produce falta de autoestima, vicioso, capacidad de evadir y de mentir  como una forma más de escapatoria. En la carta natal Neptuno será todo esto, tanto en forma positiva como de forma negativa.
Piscis es el signo que representa a Neptuno, entonces como ya estarán sacando sus conclusiones, significa que estos años serán muy importante pues está domiciliado o en palabras más claras en su casa, entonces esta comodísimo. Que puede significar esto? El mundo se volcara a la parte espiritual, ocurrirán eventos que harán que el hombre busque tener fe en algo más grande que él. Tendremos nuestros momentos para demostrar nuestra sensibilidad y ayudar al desvalido. Tendremos nuevas manera de expresar el arte y la música, habrá una búsqueda incesante de algo que nos genere paz interior. Se podrán encontrar nuevos adelantos en la parte de la medicina. En los momentos de retrogradación nos hará evadir las cosas que debemos enfrentar y esto puede ser desde la negación del hecho hasta refugiarse en vicios que perjudican la salud, aceptar actividades religiosas que a lo mejor no tienen fundamentos muy claros. Se inventara nuevas drogas y debemos estar prevenidos pues se pueden presentar intoxicaciones bien por medicinas o por el agua, así como eventos importantes ocasionados por el mar. Es por ello imperativo que busquemos de desarrollar nuestra fe, nuestras creencias, desarrollar alguna actividad creativa, bailar, meditar, conectarnos con la energía positiva y enviarla a todos los lugares del planeta.
Como afectara a los signos? Bueno lo ideal sería que conocieras tu carta natal y supieras donde tienes a Piscis y allí saber que debes entregar sin esperar nada a cambio, que desarrolles algo creativo, que confíes pero también donde debes estar alerta pues es allí donde puedes sufrir engaños y desilusiones dadas por el exceso de expectativas que crea este planeta.




 http://astrodina.wordpress.com/neptuno-en-piscis/






 

El planeta Plutón en Capricornio. Por Alessandra Cuéllar.








Plutón. Mucho se ha dicho y se sigue diciendo en el mundo de la astrología y de la astronomía. Para algunos planeta, para otros planeta enano. Para algunos benefactor, para otros maléfico. Lo cierto es, que por donde pasa, deja su huella y su legado.
La órbita de Plutón es la más excéntrica de nuestro sistema solar y su movimiento es el más lento de todos los planetas. Tarda aproximadamente 248 años en pasar por todo el zodíaco y está en cada signo entre 12 y 32 años. A causa de su movimiento lento, su influencia es abstracta y el individuo no la siente de ningún modo inmediato. Pero el impacto final de Plutón, como todo lo que tarda en desarrollarse, es profundo y de largo alcance. La entrada de Plutón en un nuevo signo, deja huella en toda una generación.


Plutón representa tanto el impulso reformador como el destructor. Rige nuestro subconsciente más profundo y como personifica el principio de transformación y regeneración, puede enlazar el mundo espiritual con el material. Plutón estuvo por última vez en Capricornio desde 1.762 hasta 1.778. Esta fue la época de la declaración de independencia norteamericana, del incidente del té en Boston, de la invención de la máquina de vapor por Watt, del reinado de Luis XVI y María Antonieta. La revolución industrial estaba en pleno auge. La rigidez de muchos gobiernos de la época llevó a rebeliones y levantamientos en años posteriores. Capricornio regido por Saturno, representa la disciplina, responsabilidad, la política, los gobiernos, la organización y ambición. Es la sabiduría a través de la experiencia, es el orden y el poder a todos los niveles, es el alcance de la maestría.
Saturno y Plutón en la mitología tienen algo en común: ambos se asocian con la oscuridad, con la destrucción, con el demonio, con las profundidades del caos, del cual surge una nueva vida o nace una nueva consciencia. Plutón es el verdadero amigo de Saturno y no su enemigo; al estar conectados, dan más potencia a las fuerzas del inconsciente, a los poderes mágicos del cosmos, así como profundizan las lecciones kármicas. Esto sería negativo si se produjera un estancamiento, pero es muy positivo si se da una superación y evolución kármicos; en este caso, el cosmos ofrece unos poderes muy superiores a los procedentes del poder colectivo, aunque en un principio hay que superar unas fuertes iniciaciones para poner a prueba si este poder colectivo se va a utilizar a favor del resto de la humanidad o va a ser usado egoísta e individualmente. Una vez más tenemos el libre albedrío para decidir cuál camino vamos a escoger como individuos y como sociedad.
Los dos dioses simbolizan procesos de psique, ambos llevan al individuo a la oscuridad, y ambos llevan consigo una sabiduría a través del sufrimiento y la purificación. Ambos se relacionan con el crecimiento de la consciencia, crecimiento que está siempre acompañado de las luchas con la sociedad como reflejo de su propio proceso inconsciente.
Plutón inició su tránsito por el signo de Capricornio el 26 de enero del 2.008 y seguirá su camino hacia Acuario a partir  del 20 de enero del 2.024. Es decir, tendremos más o menos 16 años para realizar las transformaciones que como individuos y como sociedad debemos realizar.
En nuestros deseos y anhelos, pedimos siempre un mundo más justo, con más equidad, con más humanidad. Sin embargo, a veces creemos que el logro de ese mundo que soñamos depende de los gobernantes que elegimos o una que otra figura de poder. Y tiene sentido, ya que ese  ha sido el “orden” establecido por nosotros mismos. Ahora, tenemos la oportunidad de construir ese mundo soñado, pero debemos tener en cuenta que, Plutón en Capricornio transforma el orden. Es decir, ya no depende el cambio de una figura de poder, ya sea presidente, guía espiritual o líder revolucionario. Depende de cada uno de nosotros, y de cómo trabajemos en sociedad. También, que debemos primero destruir lo establecido ya que tenemos suficientes pruebas de que no está funcionando. Y ese orden establecido parte desde cómo estamos llevando nuestras vidas. Así que, debemos prepararnos para los cambios que nos llevarán a buscar dentro de nosotros mismos esa luz necesaria para la construcción de un nuevo orden.
Plutón eleva la materia al espíritu, y tal vez sea por ésto, que los primeros en sentir este tránsito sean las personas que siguen un camino espiritual serio y de mucho compromiso interior. Son ellos, generalmente, quienes abren los caminos viviendo ellos mismos diferentes situaciones que les hacen alcanzar tomas de conciencia y transformaciones que servirán más adelante para guiar e inyectar confianza a los demás cuando empiecen a sentir los movimientos en su vida y la caída de sus estructuras.
Predecir cómo será nuestra sociedad en el 2.024 es un poco arriesgado,  imaginarnos la conciencia que traerán  los niños que nazcan durante estos 16 años es muy esperanzador. Sin embargo, nos corresponde a nosotros aquí y ahora vivir este proceso. Que puede ser de mucho avance si así lo decidimos. La clave es permanecer conectado con la Fuente, con el Todo y reconocer en nosotros mismos esa unidad con el Todo. De esta forma podremos vivir en presencia (el aquí y el ahora), permitir que seamos guiados hacia los cambios que debemos realizar, recibir la fortaleza  para realizarlos con alegría y tener la confianza de que todo está sucediendo como debe ser. 



 http://www.comunidadpaganamx.com/index.php/indice-de-temas/52-interpretaciones-astrologicas-numerologicas-etc/113-pluton-en-capricornio






lunes, 28 de julio de 2014

La carta de Francesco Petrarca










http://es.wikipedia.org/wiki/Petrarca


Encontré de casualidad los datos de nacimiento de Francesco Petrarca en el blog de la Escuela internacional de Astrología, y como a mi me gusta mucho la astrología medieval, también llamada hermética, pues he levantado su tema con el gráfico medieval.


Francesco Petrarca nace en Arezzo, el día 28.07.1304, a las 4.33 a.m.







 Aquí nos encontramos a un Leo, con el Sol en domicilio y en la casa I


Un Ascendente Leo.

Mercurio en Leo y en su Término.

Venus en el signo afín de Cáncer, muy dignificado  en su Término, Decanato y Trigonocracia.

Una persona muy dotada para la literatura y para el arte, un creador nato y brillante.

Veremos un par de datos de su biografía extraidos de Wikipedia.



" Tras la muerte de su padre regresó a Provenza e hizo los votos eclesiásticos menores. El 6 de abril de 1327, viernes santo, vio por primera vez a Laura, la mujer que idealizaría en sus poemas, en Aviñón. Poco se sabe de ella, aunque es muy posible que fuese la dama Laure de Noves, casada con un antepasado del marqués de Sade y, por tanto, llamada tras su matrimonio Laure de Sade (1310–1348). Por ella sintió una pasión pura y constante, como la que Dante Alighieri había sentido por Beatrice Portinari, la Bice de La Divina Comedia. Vivió entre 1337 y 1353 en Vaucluse o Fontaine de Vaucluse, un lugar con la fuente más caudalosa de Francia, en las cercanías de Aviñón. Tuvo dos hijos, Giovanni y Francesca, (en 1337 y 1343), sin poder asegurarse si fueron fruto de una o dos relaciones. Nunca los referenció en sus obras directamente, teniéndose constancia de que el varón, que murió joven, le dio disgustos a diferencia de su hija quien le proporcionó la alegría de varios nietos.1 Petrarca terminó sus días en Arquà; según afirma la tradición, lo encontraron muerto sobre un libro que estudiaba."



 Veamos como estaba su cielo el día 6 de Abril de 1327, el día que " conoce " a su amada.






Es significativo y parece que la carta está bien rectificada, pues el atacir de Venus, está  en conjunción partil con la cúspide de la casa V, que es la casa de los noviazgos.

Está contrastado con el ciclo del 60.


Para finalizar este pequeño estudio veremos como estaba su cielo el día de su muerte, y lo veremos con los Tránsitos del día.

Se produce el día,19.07.1374.








Por tránsitos tenemos a Urano en conjunción a Marte, que hacen oposición a Plutón ( planeta presente en casa VIII )


Y Urano es regente de casa VIII.


Por otro lado el atacir del Fondo del cielo se coloca sobre Saturno, que es el regente tradicional de Acuario que es el signo regente de  la casa VIII.








domingo, 27 de julio de 2014

Adiós a mi coche.











Ayer me quedé sin coche, lo tuve que mandar al desguace.

Un coche antiguo al cual me unía un fuerte vínculo sentimental,.... se le rompió el motor.

Veamos como estaba el cielo contrastando con el ciclo del 36, en este caso para valorar eventos referentes a la tercera casa.









Ahí tenemos varios atacires que llaman la atención. :

El atacir de Urano sobre la cúspide de la casa III, en conjunción a la Luna......Urano viene de Leo y está en oposición a la Luna en el rádix.


El atacir del Sol, sobre Saturno en conjunción partil.

Y el atacir de la cúspide de la casa III en conjunción a la Luna, sobre el Sol en Leo y casa VIII.


Una muerte digna la de mi coche, tenía 27 años y se portó como un campeón.




viernes, 25 de julio de 2014

Jordi Pujol, revolución solar 2014.









http://es.wikipedia.org/wiki/Jordi_Pujol




Jordi Pujol nace en Barcelona , el día 9.06.1930, a la 1.00 a.m. según Astrodatas, pero yo creo que nació a las 00.50 h



He ajustado la hora a partir de un dato autobiográfico :

El día 13.06.1960 es encarcelado y se pasa dos años en la cárcel.

Lo contrasto con el c-144.






Contrastando con el c-144, el atacir de la cúspide de la casa XII, que señala reclusiones, se coloca sobre Marte, que es el regente de su Ascendente.



Veamos la carta de Jordi Pujol.







Es un Géminis con Ascendente Aries, y el regente del Ascendente está conjunto al Nodo norte.

Una fuerte personalidad para conseguir sus objetivos.

Por otro lado Saturno en casa X y en domicilio, señala una clara figura de poder y de status.

Para mi el planeta dominante de su carta es Júpiter cerca de su Fondo del cielo, que señala su  " suerte " para gestionar los asuntos relacionados a su país, Catalunya.



A día de hoy ha reconocido que tenía dineros no declarados y ha pedido perdón.


http://www.abc.es/catalunya/politica/20140725/abci-jordi-pujol-admite-tuvo-201407251910.html



Veamos su R.Solar para 2014, lo contrasto con los atacires del ciclo del 1, que se emplea para las Revoluciones solares.








Los atacires a día de hoy, 25.07.2014, están así :

El atacir del Sol, que viene de Géminis, se coloca sobre el Ascendente.

Mercurio es su dispositor, y Mercurio se encuentra en la cúspide de la casa XII, las cosas ocultas, y en Cáncer, la familia.


Es curioso que ese Sol al llegar al Ascendente, haya sacado a la luz  cosas ocultas de la familia, no ?





Revolución solar 2014, Barack Obama.













A tenor de los graves acontecimientos que se están produciendo por el mundo, he sentido curiosidad por levantar la R. Solar de Barack Obama para 2014.

Los datos en los que me he basado son  : Honolulu, el día 4.08.1961, a las 13.06 h.......la R.solar calculada para Washington D.C.


Esta es la R.solar






En la R.solar de este año tiene al ascendente en el mismo grado de Escorpio que en el rádix.

Saturno y la Luna planetas dominantes y Plutón que es regente del Ascendente en Capricornio y en muy mal estado cósmico.

Marte conjunto a la Parte del infortunio en Escorpio y casa XII , en cuadratura al Sol, Júpiter y Mercurio en Leo.

Urano, planeta focal de una T cuadrada, en cuadratura a Venus y a Plutón,.

Venus y Plutón en oposición.

No será un año nada fácil para él.

El Nodo sur conjunto a Urano en Aries y Urano en quincuncio al Ascendente, Saturno y la Luna, parecen indicar que se dejará llevar por la inercia y el caos.


Veremos que pasa cuando el atacir del Ascendente conjunto a Saturno y la Luna pasen sobre Plutón.






Este es el gráfico del cielo para el día 29.09.2014 con los atacires del ciclo del 1.

Pocos días después pasará Marte y la Parte del infortunio sobre Plutón, y también Plutón sobre Neptuno.


Estaremos pendientes de su R. solar, pero cabe pensar que su carrera política recibirá un buen varapalo durante este año.





jueves, 24 de julio de 2014

Del afeminamiento de los nativos. Según Albubather.










Extraido del libro " Sobre las natividades " de Albubather, disponible en la Biblioteca de Astrología.









miércoles, 23 de julio de 2014

Tabla de aspectos de los planetas lentos al Sol.











A continuación muestro una tabla de aspectos de los tránsitos de los planetas lentos al Sol y también de la Luna progresada.


Es útil para hacerse una composición de lugar sobre los ciclos de los planetas trans saturninos en relación a la edad.









martes, 22 de julio de 2014

El club de los astrólogos fachas. Una reflexión.








Bueno, este será un artículo polémico, pero me da lo mismo.


Me encuentro en la comunidad astrológica a muchos astrólogos fachas y eso me da que pensar.

Mi opinión es que el astrólogo facha no tiene ideología, sino que está en posesión de la verdad directamente.

Discutir o debatir con ellos es una irremediable pérdida de tiempo, ya que están por encima del bien y del mal.

Viven en otra galaxia, vaya.


Y digo todo esto porque la Astrología ha estado siempre , o casi siempre, perseguida por las iglesias oficiales.

El monopolio de la verdad está en poder de los dogmas oficiales, y la Astrología, siempre ha estado muy mal vista por ellos.

O sea que mi escrito es un torpedo a la línea de flotación de todos aquellos o aquellas que están en posesión de la verdad y desde su atalaya de marfil están por encima del bien y del mal.


Ahí lo dejo, por si a alguien le interesa leerlo.




Los Harmogramas y la Fuerza de los números. Por Miguel García Ferrández.











Una Formulación Matemática de los Harmogramas y de la Fuerza de los Números en las Cartas Astrales
por Miguel García Ferrández



Abstract
Empezando con una perspectiva histórica, se presenta el equivalente matemático del cálculo de Harmogramas, en términos del espectro de Fourier de ciertas funciones especiales. Se emplea el Análisis de Fourier para formalizar una técnica astrológica dentro de la Teoría Armónica de John Addey, y otra fuera. Las herramientas matemáticas presentadas se aplican a la discusión de algunos puntos obscuros o imprecisos en la investigación y en la práctica armónicas, especialmente al papel de la conjunción en los conjuntos de aspectos armónicos, y al problema de los orbes. Un hilo conductor a lo largo del artículo es la percepción del autor de la relevancia que tiene la Teoría de Fourier como paradigma desde el que modelizar la Astrología. En el Apéndice Uno se dan los detalles matemáticos de las funciones especiales usadas. El Apéndice Dos -casi una postdata- presenta la formulación del Indice Cíclico como harmograma.
 
Introducción. Los Harmogramas en Perspectiva
Un Harmograma (Kollerstrom & O'Neill, 1991) es un gráfico de la evolución temporal de la fuerza de los números, que se calcula a partir de los aspectos armónicos (derivados de la división del círculo en partes iguales, armónicos no quiere decir 'armoniosos') entre las posiciones de los planetas en el cielo. Un elemento central en ellos (que habitualmente se dibuja en el centro) es una marca en el momento de nacimiento de alguna entidad que es el objeto del harmograma. Siendo programador e investigador sobre los armónicos, construí hace varios años un módulo para calcular y dibujar harmogramas (aunque, por entonces, desconocía el nombre), un ejemplo de los cuales se muestra en la figura 1.
 
Figura 1.- Harmograma en el entorno de un nacimiento
 
Harmograma en el entorno de un nacimiento

  En la figura 1 se puede ver la evolución de la fuerza de los once primeros números naturales en las proximidades de un nacimiento, y el punto de inserción del nacimiento propiamente dicho. Cada línea en esta figura es la traza de un número armónico. Un colega (T. Maciá) y yo estamos experimentando actualmente con esta herramienta, como medio para asignar personas (famosas y no famosas) al número dominante, con cierto éxito.
Llegué a mi primera versión de harmograma partiendo de la idea de tránsitos armónicos (Maciá & García, Peñíscola 1994). Al acercarnos a la fecha de nacimiento -para investigar el entorno armónico de una carta-, todos los armónicos se disparan porque los planetas transitantes están próximos a las posiciones natales. Así que suprimí los aspectos de tránsito al radical y tomé en consideración sólo los aspectos en el cielo, es decir, redescubrí los harmogramas.
En cualquier caso, no estoy reclamando derechos de prioridad. Puedo rastrear la idea de dibujar alguna medida de la intensidad de los aspectos planetarios en función del tiempo hasta Lambert Brahy en el libro La Clef des Evenements Mondiaux. La idea de aspectos armónicos se puede rastrear hasta Kepler. Además, el trabajo de Gouchon y Barbault con el índice cíclico se puede demostrar con facilidad que es un caso de harmograma del armónico uno de Júpiter hasta Plutón, con una función de intensidad -véase lo que sigue- de tipo sencillo (véase Apéndice Dos, y también García, 1991)
Pero, aún teniendo la herramienta disponible, no me interesé en los harmogramas, como medio para clasificar gente con el fin de investigar la esencia de los números armónicos, hasta que leí el libro de Kollerstrom & O'Neill. Así que algo en la investigación que hemos realizado T. Maciá y yo últimamente, empleando esta herramienta (Barcelona, 1997), está en deuda con su provocativo trabajo.
 
Armónicos
Mi interés por los armónicos empezó cuando -y creció rápidamente después de que- leí el trabajo fundamental de John Addey (Harmonics in Astrology, 1976) No mucho más tarde tuve acceso al excelente libro de David Hamblin (Harmonic Charts, 1983) que hace de la teoría armónica una herramienta práctica. Hamblin también hace una exposición muy lúcida de los puntos claros y obscuros de la teoría. Para mi discurso actual, el concepto interesante es el de carta armónica fuerte, que emplea Hamblin para seleccionar ejemplos para su libro.
Me adhiero completamente -desde un punto de vista técnico, como define Dean (1996), no desde un punto de vista metafísico- a la idea de Addey de que (casi) toda la Astrología puede explicarse como la manifestación de principios numéricos en el mundo sublunar (Maciá & García, Barcelona 1997). Así que me adscribo al programa implícito de Addey, que es -como yo lo percibo- que investigar la naturaleza intrínseca de los números debería figurar entre los objetivos principales de toda la investigación en astrología.
Ambas técnicas, harmogramas y cartas armónicas fuertes, son herramientas útiles para investigar la naturaleza armónica de los fenómenos astrológicos. Y ambas persiguen destacar los números que son fuertes en una carta. Pero ambas, como herramientas prácticas, tienen puntos débiles. Los harmogramas dependen de la función de intensidad utilizada para calcular la fuerza de los números (a lo largo de varios años he realizado un millar de pruebas, con cartas diferentes y con diferentes funciones, que me lo demuestran). El ojo entrenado del astrólogo experto (que Hamblin tiene sin duda) es un recurso escaso y elusivo. Un modelo matemático de [preferentemente] ambos sería una contribución bien venida. Creo que puedo hacerla. Pero antes es preciso introducir algunos conceptos.
 
Astrodinas: Funciones de Intensidad en el Círculo
La dina es una unidad de fuerza en Física. La fuerza es lo que causa el movimiento, de ahí la raíz 'dina' en 'dinámica' o 'dinamo'. Astrodinas podría traducirse por 'la fuerza de los astros [para producir movimiento] '. En esta exposición es esencial entender el concepto de función de intensidad de aspectos, lo que podríamos llamar astrodinas de aspecto, aspectodinas o armodinas.
En el análisis de los harmogramas, y en el del C-60, es necesario tener claro lo que entendemos por 'función de intensidad de aspectos': una función que a cada punto del círculo, que representa la separación angular entre dos planetas o puntos de la carta, le asocia un valor de fuerza, unas astrodinas. Casi siempre que se estudia una de estas funciones se trata de una función que es cero en la mayor parte del círculo; sólo en las proximidades de un aspecto -en el sentido habitual- es distinta de cero. A lo largo del texto se presentarán suficientes ejemplos.
 
Vector Armónico de una Colección de Puntos en el Círculo
Alrededor de la primavera de 1989, tuve una idea visualizando cómo los planetas de una carta podían hacer 'plink' en algún lugar de su ciclo diurno. "Un 'plink' en algún lugar de un círculo" es la versión en lenguaje común de la función matemática 'Delta de Dirac Periódica'. Así que empecé a jugar con el concepto, cambié al círculo zodiacal y llegué pronto a la formulación del Vector Armónico (AV): El espectro de Fourier de la suma de una Delta de Dirac por cada planeta de la carta (véase Apéndice Uno). Más tarde me informó un amigo de que A. Boudineau había propuesto una versión más simple denominada Resultante Planetaria (Boudineau, 1985). En efecto el primer término, descontando el armónico cero, de mi vector armónico.
Cada número armónico h tiene un par de valores en el VA, una amplitud A(h) y una fase W(h). Una pareja que denomino la coordenada h-ésima del vector armónico. Es una notación acorde con la teoría de espacios funcionales (Rudin, 1987). Por lo que a la Teoría de Espacios de Hilbert atañe, la coordenada cero requiere un tratamiento especial, que viene impuesto por la ortonormalidad de las funciones trigonométricas de base. He elegido un factor conveniente para que la Fórmula de Parseval -véase lo que sigue- resulte sencilla.
Mi trabajo con el vector armónico, de un poco menos de dos años por aquel entonces, fue presentado en el Congreso Ibérico de Astrología de Málaga (García, 1991). La figura 2 muestra la versión de ordenador del vector armónico de una carta, diseñada (sin mucho éxito) para motivar a los usuarios a que investigasen el artefacto. Otros usos del vector armónico aparecen en García (Madrid, 1994) y en Maciá & García (Valencia, 1994).
 
Figura 2.- Vector Armónico de una carta
 
Vector Armónico de una carta

  En la discusión que sigue, puede aparecer cierta confusión del hecho de que estamos mezclando los números armónicos, generadores de las cartas armónicas, con los armónicos -los términos- del espectro de Fourier. A veces los términos armónicos en el espectro de Fourier serán subarmónicos del número armónico de la carta [armónica] -¿ven lo que quiero decir?-. He procurado, en el texto, hacer la distinción tan clara como me ha sido posible. Los términos en un espectro de Fourier se llaman también Coeficientes de Fourier.
 
El Conjunto de Partes de Cero Aries
Si tenemos una colección de puntos (léase: planetas) en el Zodiaco, podemos construir el Conjunto de Partes de Cero Aries combinando cada planeta con cada uno de la colección (y con sigo mismo), añadiendo al conjunto su separación angular medida desde 0º Aries. De hecho, todos los puntos que se obtienen aplicando la fórmula:
0º Aries + Planeta1 - Planeta2 cuando Planeta1 y Planeta2 recorren toda la colección.
De n puntos en la colección, obtenemos n2 partes en el conjunto. Como los Partes Arábicos, pero empleando el Punto Vernal en vez del Ascendente de la carta. Por supuesto, obtendremos n partes 'extra' del tipo tal-planeta-con-sigo-mismo en 0º Aries. Va contra el sentido común astrológico, pero es esencial para el tratamiento matemático.
El hecho notable en relación con esta construcción es que el espectro de Fourier de Deltas de Dirac en cada Parte (el Vector Armónico del conjunto, como si fuesen posiciones planetarias independientes) se deriva del VA de la colección original por medio de una fórmula sencilla. Omitiré los detalles matemáticos de la prueba.
Sea {[A(k), W(k)], k=0 hasta infinito} el VA de la colección original. Como se ha dicho, A(k) es la amplitud del k-ésimo armónico y W(k) su fase. Para k=0, el par [A(0),W(0)] de una colección de n puntos, llamado a veces armónico cero, es siempre [n,0]. Amplitud igual a n y fase cero.
El conjunto de Partes desde 0º Aries, de la colección, tiene PA = {[A2(k),0]} como vector armónico. Amplitud al cuadrado y fase cero. De nuevo, para k=0, obtenemos [n2,0] como armónico cero. Esta propiedad de ser los términos del VA de una colección el cuadrado de los términos de la otra sólo se cumple si incluimos en el conjunto de Partes cada planeta con sí mismo.
 
Fuerza Instantánea de un Número en el Harmograma como Aplicación de la Fórmula de Parseval para la Integral de Producto Escalar de dos Funciones.
Acercándonos al tema principal, consideremos el cálculo del valor instantáneo de una traza armónica en el harmograma, es decir, la fuerza de dicho número armónico concreto en la carta de un momento en el tiempo. Sumamos la intensidad de los aspectos, basados en el número del armónico, que cada planeta lanza sobre cada otro planeta (distinto) de la carta. Podemos, como hacen Kollerstrom & O'Neill, suprimir las conjunciones en el recuento; o incluirlas en el total, como hemos propuesto T. Macia y yo (Peñíscola 1994, Barcelona 1997) y estamos haciendo en la actualidad en nuestra investigación. Un tema que trataré luego.
La intensidad de un conjunto de aspectos armónicos variando como función de la separación angular entre dos planetas es lo que denomino Función de Intensidad de Harmograma. Por supuesto, a medida que un planeta, partiendo de la conjunción, recorre el círculo de separación angular con otro, entra y sale de orbe de los diversos aspectos del conjunto según los va atravesando. Y cabe esperar que la intensidad sea cero lejos de los aspectos partiles.
Probemos con una definición alternativa: un conjunto de aspectos armónicos es el conjunto de zonas en el círculo de separación angular de dos puntos, en las que el valor de la función de intensidad no es negligible. O también, según el contexto, puede considerarse como el conjunto de medidas angulares de los centros de los picos (los máximos) de la función de intensidad. Propongo al lector, como ejercicio antes de que siga leyendo, que trate de descubrir porqué no sirve esta definición simplista, en la práctica, para investigar la fuerza de los números en una carta. Haber comprobado que no funciona fue el motor de este artículo. Olvidemos esta definición y volvamos a las funciones de intensidad. La segunda acepción del término 'conjunto de aspectos armónicos' volverá a parecer con otro propósito más válido.
En la figura 3 se muestra la función propuesta -y usada- por Kollerstrom y O'Neill (K&O), y la que utilizamos T. Macia y yo (M&G), ambas para el armónico cinco como ejemplo. Más una tercera función del tipo empleado por nosotros, con distinto orbe, que voy a discutir más tarde. La figura se ha comprimido para mostrar más detalles, y se ha descentrado 180º (con respecto a lo habitual) para que pueda apreciarse la simetría de este tipo de funciones.
 
Figura 3.- Tres funciones de intensidad de harmograma
 
Tres funciones de intensidad de harmograma

  En cualquier caso, utilizamos los planetas de la colección para muestrear una función de intensidad centrada en cada planeta de la carta, como si un campo de fuerza emanase del planeta. Y sumamos la contribución de cada planeta en un total que es el valor instantáneo de harmograma para esa carta.
Lo interesante de proceder así es que lo que realmente estamos haciendo es calcular la integral de producto escalar <PA,f > entre la función de intensidad de aspectos f y la suma de Deltas de Dirac sobre el conjunto de Partes, definido antes, PA. Trabajando en el espacio de espectros de Fourier, esta integral de producto escalar se convierte en una simple serie -como dice el Teorema de Parseval (Apostol; y también Carslaw, 1930)-, que, si la función de intensidad f es más o menos normalita, se reduce a una suma aún más simple de unos pocos términos.
Sea {[A(k),W(k)]} como se definió antes, y sea {[F(k),O(k)]} el espectro de Fourier de la función de intensidad de aspectos. Si esta última función tiene simetría con respecto al planeta que la genera, O(k)=0º o 180º para cada valor de k. Entonces el producto escalar queda:
S A2(k) x F(k),
esta suma infinita se compondrá, en la práctica, de los términos para los que F(K) no sea cero o casi cero. Para que esta fórmula funcione bien hay que adoptar un criterio de signos que asigne valor negativo a F(K) cuando O(k)=180º. Llamaré a esta fórmula Fórmula de Parseval por razones obvias.
 
Nota matemática: Las sumas de Deltas de Dirac que estoy empleando son distribuciones más que funciones (Zemanian, 1965), lo que no invalida la Fórmula de Parseval.
Nota sobre implementación: Para conseguir, en un programa de ordenador, una correspondencia exacta entre el valor calculado mediante código al estilo de los harmogramas de K&O y código al estilo de la Fórmula de Parseval es esencial sumar todos los términos de las series de Fourier que sean suficientemente grandes, especialmente el término cero. Tuve que revisar varias veces la derivación matemática de esta aplicación de la fórmula, y el programa de ordenador que confeccioné para probarla, antes de obtener una auténtica correspondencia. Como el harmograma no contabiliza cada planeta con sigo mismo, deberían substraerse n puntos del valor obtenido por Parseval, para una colección de n planetas, y dividir el resultado por dos,
para obtener el mismo resultado. Fin de las Notas.
 
La figura 4 muestra el espectro de Fourier de las funciones de la figura 3. Las tres funciones están 'normalizadas' a un valor de pico de uno (norma L(infinito), no las normas más habituales L2 ó L1 ). Todas las funciones de intensidad, que uso en este trabajo para trazar harmogramas, estarán normalizadas así. A la izquierda de cada espectro está la figura picuda de intensidad en el círculo. Los espectros no se han dibujado a la misma escala para mejorar el detalle, y los valores de la amplitud en el gráfico se han multiplicado por 10000. Las líneas descendentes en el primer espectro son los armónicos no múltiplos de cinco, que hacen falta para suprimir el pico en la conjunción. Como puede probarse, los tres espectros se desvanecen rápidamente a cero. Nuestra función, siendo casi una gaussiana, se comporta aún mejor que la de K&O.
 
Figura 4.- Espectros de Fourier de las funciones de la figura 3
 
Espectros de Fourier de las funciones de la figura 3

  Vale la pena observar (figura 4) que excluir las conjunciones en la función de intensidad distorsiona, por así hablar, el espectro. Sólo es posible emplear la misma función de intensidad para subarmónicos -una petición implícita en la teoría de Addey- si dicha función tiene simetría en estrella. En ese caso, el espectro de una estrella de s puntas, con orbe W/s, contiene exactamente los términos del espectro de un único pico en cero grados -el espectro de un aspecto de conjunción- distribuidos por los armónicos múltiplos de s. Véase la figura 5. Es un resultado que emplearé luego en 'Un Procedimiento Alternativo para Calcular Harmogramas'. Observe que el espectro inferior se ha dibujado con el triple de términos armónicos que el superior. Y observe también que los que no son múltiplos de tres tienen amplitud cero (y que en la figura no se han rotulado).
 
Figura 5.- Comparación del espectro de Fourier de una estrella de tres puntas con el de una 'estrella' de una punta
 
Comparación del espectro de Fourier de una estrella de tres puntas con el de una 'estrella' de una punta

  En las tres figuras, 3, 4 y 5, los orbes se han 'equiparado' con el armónico uno, como propone Addey. Es decir, el orbe real de los aspectos es el orbe anotado dividido por el número de armónico. Una forma de proceder, apriorística en Addey, que empieza a tener fundamento matemático.
 
El Efecto de Variar el Orbe y una Discusión Adicional del Pico Desaparecido
La figura 4 muestra el espectro, para el mismo número armónico, de dos funciones de intensidad de tipo gaussiano con diferente orbe. Como puede verse, el efecto de disminuir el orbe se traduce en un decrecimiento del ritmo de decaimiento de los términos del espectro. En efecto, el perfil del espectro de Fourier de una función gaussiana es otra gaussiana, y el producto del ritmo de amortiguamiento -hablando de manera poco precisa- de ambas funciones es una constante. Así, variar el orbe equivale a modificar el número de subarmónicos que se contabilizan en la fórmula de Parseval. Cuanto más estrecho el orbe, más altos son los subarmónicos que se incluyen.
Otro hecho importante que se puede aprender de la figura 4 es que al suprimir un pico de la función de intensidad, en la conjunción, se complica en vez de simplificarse el espectro. Ya he comentado esto más arriba. Hay una línea de discurso diferente para justificar la inclusión de la conjunción en la función de intensidad, como hacemos aquí en España. Y es que, la frase repetida hasta la saciedad, en la literatura sobre armónicos, de que (cito a Hawley, 1995) Como la posición 0º es común a todos los aspectos armónicos, su contribución puede omitirse al determinar ...yerra completamente su objetivo dentro de la teoría armónica.
El punto [que no se comprende] es que el conjunto de los números naturales tiene estructura de retículo (redecilla) con la ordenación parcial m divide a n, que se reproduce en (es isomorfo con) el subretículo de todos los múltiplos de un número, para cada número natural. En otras palabras, la oposición está presente en todos los armónicos pares, el trígono aparece en todos los armónicos múltiplos de tres, etc. Llamemos conjunto de aspectos armónicos de un número al conjunto de todas las medidas angulares que son múltiplos de una fracción entera del círculo. El conjunto de aspectos del número nueve contiene el conjunto entero de aspectos del tres, no sólo la conjunción. El conjunto de aspectos del número diez incluye los cinco aspectos del cinco, y la oposición. Etc.
Así que, o bien empezamos a podar aspectos de todos los números armónicos compuestos -los que como el 4, el 6, el 8, el 9, etc. no son primos-, o incluimos también la conjunción en la función de intensidad. Además, no hay que olvidar que a la Naturaleza le gusta la simetría. De hecho, después de experimentar por un tiempo relativamente corto con conjuntos podados de aspectos armónicos -incluso acuñamos un término, el de aspectos propios de un número armónico, (Maciá & García, Barcelona 1997)- hemos vuelto a utilizar los conjuntos completos.
Nota: Cuando he tenido ocasión de leer El Efecto Eureka (K&O, 1996), después de tener prácticamente completo este trabajo, he comprendido que las razones aducidas por los autores, para no incluir la conjunción en los totales por aspectos, eran hasta cierto punto sensatas. Pero estoy convencido de que la verdadera naturaleza de la fenomenología astrológica es un tanto diferente de como se la percibe generalmente en estos tiempos -como deduzco de leer la literatura disponible-. Confío en que con este trabajo estaré vertiendo algo de luz sobre la materia.
 
Midiendo la Fuerza del Número [Uno] en una Carta
Hamblin realizó un trabajo concienzudo y convincente en su libro para exponer las posibilidades de las carta armónicas, tanto como ayudas en la interpretación natal cuanto como herramientas de investigación. Pero, como hice notar al principio, su experiencia y perceptividad no se pueden comprar en la tienda de material de laboratorio de la esquina.
Según descubría la relación entre espectros de Fourier y funciones de intensidad para el cálculo de harmogramas, me di cuenta de que disponía de la herramienta para intentar cuantificar los criterios de Hamblin. Antes de presentar los datos conviene repasar su manera de proceder.
Hamblin define la fuerza de una carta, armónica o no, como dependiente de la exactitud e interconexión de los aspectos y de los patrones de aspectos que contiene. Aunque es posible, a toro pasado, deducir teóricamente el equivalente de esta definición en términos del Análisis de Fourier, elegí seguir la vía empírica, que procedo a exponer: A medida que Hamblin presenta ejemplo tras ejemplo de cartas relevantes, para cada armónico tratado, tenemos derecho a suponer que valora cada carta de la misma forma con independencia del número armónico. Vale la pena hacer constar que, en un análisis minucioso de los datos, eso no es exactamente cierto en los ejemplos de Hamblin (aunque no intento hacer crítica de ello). En aras de la simplificación y el juego limpio supongamos que sí.
Un punto en el que el número del armónico interviene de manera visible es en la máxima separación entre Mercurio, Venus y el Sol. Hay otros fenómenos astronómicos, dependientes del número armónico, que influencian la dispersión de los planetas en una carta armónica, como ha sido correctamente señalado por otros autores (Hawley, 1995). Así que no proseguiré con el tema.
Y puesto que el número armónico no se toma en consideración al juzgar la fuerza de una carta armónica, podemos suponer que está midiendo la fuerza del número uno en cada carta. Por supuesto, el número uno en una carta armónica es el número de dicho armónico del radical.
 
El Procedimiento
Disponemos del Harmograma, con un repertorio de funciones de intensidad y de orbes, para medir la fuerza de un número en una carta, y tenemos el equivalente en Análisis de Fourier de dicho dispositivo. Así que vamos a hacer ingeniería inversa con el output del Sr. Hamblin. Probar cada posible función de harmograma, con las cartas de Hamblin, sería una tarea inabordable. Por fortuna el Análisis de Fourier puede desvelarnos el asunto.
Para cada carta en la muestra de Hamblin calculamos el espectro de Fourier de las Deltas de Dirac (mi Vector Armónico) de la carta armónica oportuna. Y totalizamos los cuadrados de las amplitudes de los coeficientes de Fourier en una tabla, que se muestra gráficamente en la figura 6 y dibujada como si fuese un espectro de Fourier. En esta tabla estamos sumando armónicos heterogéneos en cada casilla, pero confío en que, la discusión precedente, valida esta forma de proceder. Estamos tratando cada carta como si fuese el armónico uno, un radical.
 
Figura 6.- Análisis de las cartas de Hamblin
 
Análisis de las cartas de Hamblin

  Nota: Preparé este artículo para enviarlo a la revista Correlation, cosa que no he hecho aún por diversas razones. De ahí que algunas de las figuras lleven rótulos en Inglés.
Una vez completados los totales, el gráfico de valores resultante debería ser una estimación del espectro de Fourier de la [buscada] Función de Intensidad de Harmograma, implícita en el trabajo de Hamblin.
 
Los Datos
Trabajando con un conjunto compuesto por 4 cartas del armónico cuatro, 9 de cada uno de los armónicos cinco y siete, y 10 del armónico nuevo, haciendo un total de 32 cartas. Y sumando las amplitudes al cuadrado del Vector Armónico correspondiente a cada carta armónica, la figura 6 revela los armónicos de peso para juzgar la fuerza de una carta. Sólo se omitió una de las cartas de la primera parte del libro debido a que, en palabras de Hamblin, era más débil. Más un par de ellas para las que los datos natales no estaban disponibles.
Resulta tranquilizador encontrar al menos cuatro de las cinco primeras potencias de dos como armónicos prominentes en la muestra. También encontramos los armónicos seis y doce como más débiles pero apreciables, no así en tres -quizás un armónico demasiado cómodo como para conferir fuerza a una carta-. En cualquier caso es el criterio de un astrólogo. Sorprende el pequeño valor del armónico dieciséis. El tamaño de la muestra no es muy grande. Tampoco encuentro relevante hacer un análisis de significación estadística. Años de analizar resmas de muestras de datos natales me han convencido de que sólo la replicación puede validar una inferencia estadística.
La tabla 1 resume los armónicos prominentes. Para obtener diez armónicos prominentes -para comparar la tabla 1 con la tabla 2 más adelante- deben incluirse armónicos altos o raros, que podrían ser artefactos del pequeño tamaño de la muestra.
 
Tabla 1. Pesos Armónicos según Hamblin
 
Armónico
4
2
8
32
6
12
52
31
40
44
Amplitud
5.89
5.80
5.70
5.63
5.21
4.85
4.77
4.38
4.30
4.21

  La Función de Intensidad Inferida. Un Procedimiento Alternativo para Calcular Harmogramas
Para resumir este resultado, uno siente la tentación de construir una función a partir de los armónicos prominentes que se han obtenido. Y así lo he hecho en la con los seis primeros valores de la tabla 1. Pero la sugerencia es omitir el gráfico; trabajar, en cambio, con el Vector Armónico de las cartas; y aplicar como coeficientes los valores de la figura 6. O emplear cualquier otro sistema de coeficientes que pueda proponer tal o cual teoría.
Si hemos seleccionado un conjunto de pesos para los subarmónicos {F(k)}, es decir, empleamos funciones de intensidad con simetría en estrella: para juzgar la fuerza del número h en una carta, podemos proceder como sigue:
I. - Calcular las coordenadas del Vector Armónico para h, 2h, 3h, ... (k x h), etc.;
II. - Elevense al cuadrado y multipliquense por los pesos (formando terminos como A2(k x h) x F(k)); y
III. - Sumense todos los productos para obtener: S A2(k x h) x F(k) adding for k=0,1,2,...
IV. - (opcional) restar, del total, el numero de planetas incluidos y divídase por dos.
Si preferimos omitir la conjunción (o emplear cualquier otra función de intensidad que no tenga simetría en estrella) debemos extender la suma a todos los términos del VA para los que los coeficientes de Fourier de la función de intensidad no sean (casi) cero. Es preciso confeccionar una función de intensidad específica para cada número armónico h; calcular los coeficientes de Fourier {Fh(k)} de dicha función; y calcular: S A2(k) x Fh(k).
Nota: No se deben sacar conclusiones precipitadas mirando la figura 7. Confío en que, incluyendo el análisis de los datos de Hamblin en este trabajo, estoy poniendo de relieve la complejidad de los fenómenos armónicos tal como son percibidos cualitativamente por los astrólogos. No pretendo proponer una función alternativa -incluso estrambótica- para el cálculo de harmogramas. Trato de compartir mi forma de ver el tema principal.
 
Figura 7.- Síntesis de una función de harmograma a partir de los datos de Hamblin
 
Síntesis de una función de harmograma a partir de los datos de Hamblin

  Un Ejemplo que no Proviene de la Escuela de Addey
Aquí en España es bien conocido el trabajo de nuestro decano en la investigación astrológica, Demetrio Santos. Su técnica del C-60 define un valor de Astrodinas, calculado en el Zodiaco a partir de los aspectos planetarios a cada grado, más una manera de dirigir el Ascendente, con el fin de predecir crisis en la vida del nativo.
En forma gráfica obtenemos un dial cronográfico con una intensidad para las crisis potenciales, como se muestra en la figura 8. Mario Balagué me propuso, en una sesión privada de trabajo, la representación gráfica en 1993, y yo la incluí en mi programa de ordenador. Desde entonces, gran cantidad de investigadores y astrólogos de consulta están utilizando estos gráficos aquí. Y extendiendo la técnica, cambiando el arco de dirección de D. Santos, a otros ciclos y propósitos.
 
Figura 8.- Gráfico de Astrodinas del C-60 de D. Santos
 
Gráfico de Astrodinas del C-60 de D. Santos

  El hecho pertinente sobre la función de astrodinas de D. Santos es que se calcula sumando la contribución de cada planeta. Cada planeta 'genera' una función de intensidad de astrodinas, como ocurre con los harmogramas. La simetría del gráfico de intensidad de un planeta por separado dará un espectro de Fourier con fases cero -con algunos coeficientes negativos, véase lo que sigue-. Aunque ahora no hace falta que se cumpla aquello para efectuar el análisis.
Aquí incluyo el tratamiento mediante Fourier de este artefacto porque, aunque diverge enormemente en origen y propósito, produce un resultado suficientemente parecido al de Hamblin. Un conjunto de pesos -coeficientes de Fourier- procede del análisis de la práctica de un astrólogo, el otro de una función de intensidad que brota directamente de la pura -y a veces cuestionable- teoría, no importa lo bien que resulte en la práctica.
En aras de la claridad debo señalar que esta función de astrodinas no se diseñó para calcular harmogramas. Además, no se realiza un muestreo de la función de cada planeta por los otros. Así que no es del todo legítimo hablar de 'pesos armónicos'. O podría resultar engañoso después de haber discutido aquí los datos de Hamblin. En vez de eso, vamos a considerar que un harmograma es una mezcla de 'energías' armónicas y compararlo entonces con otra mezcla: la función de astrodinas de Santos.
Sea, en la figura 9a, la función de intensidad de astrodinas que genera un planeta en 0º Aries, según la propuesta de Santos y Balagué. Y sea, en la figura 9b, su espectro de Fourier. La tabla 2 relaciona los primeros diez armónicos que se destacan, en orden de magnitud.
 
Figura 9a.- Forma de la función de intensidad de un planeta en el C-60 de D. Santos
 
Forma de la función de intensidad de un planeta en el C-60 de D. Santos

 
  Tabla 2. Pesos armónicos según D. Santos
 
Armónico 12 8 24 16 4 6 20 18 10 36
Amplitud 1.360 1.023 0.960 0.815 0.726 0.615 0.544 0.388 0.384 0.287

  El gráfico y la tabla 2 hablan por sí mismos. De nuevo encontramos los números armónicos pares como prominentes. De nuevo una falta de prominencia de algunos de los enteros pequeños, el uno, el dos, el tres y el cinco, etc. Etc. Como la función de basa parcialmente en una figura en cruz, tenemos los primeros múltiplos de cuatro entre los armónicos prominentes. Ditto para la serie del 12.
Los armónicos con fase 180º -las líneas que van hacia abajo en la figura 9b-, equivalentes a pesos negativos, son de todas formas de pequeño valor. Aparecen como consecuencia de cierta agudeza en los picos de la función de intensidad, combinada con una cierta tendencia de la función a favorecer las oposiciones subarmónicas.
 
Figura 9b.- Espectro de la función de intensidad de un planeta en el C-60 de D. Santos
 
Espectro de la función de intensidad de un planeta en el C-60 de D. Santos

  Nota: Santos (1976) no define un valor para el orbe de cada aspecto y/o la forma de la función de intensidad, sólo el valor máximo del pico en cada aspecto. Por lo menos hasta recientemente, dentro del trabajo en el que presentó un modulador zodiacal que él denomina 'cromatismo' (Santos, 1994), en el que define explícitamente al forma y el orbe para cada aspecto. M. Balagué fijó la anchura de los picos alrededor de seis grados en una primera implementación del dial C-60, que más tarde, por mi intervención, se convirtió en la herramienta de uso generalizado aquí. Por supuesto, la anchura de los picos se refleja en el espectro de Fourier. He elegido la implementación usual como ejemplo para el análisis.
 
Conclusiones
A parte de contribuir con un modelo matemático de los harmogramas, un recurso siempre conveniente -con independencia de cuáles sean sus ecuaciones- en cualquier disciplina que aspire a una aproximación científica a los fenómenos pertinentes, este trabajo muestra, en los detalles del modelo matemático, que los harmogramas de hecho miden la proyección de las 'energías' planetarias sobre cada número natural.
Si aceptamos una de las hipótesis armónicas implícitas en el trabajo de Addey, la que dice que cada número natural se manifiesta en todos sus múltiplos (Addey, 1972, 1976); y consideramos que la energía de una onda sinusoidal pura es proporcional al cuadrado de su amplitud, llegamos a un modelo para los harmogramas que es también un modelo cuasi-físico.
Aceptando esta línea de discurso, el harmograma se alza, desde el nivel de artefacto heurístico, a la categoría de instrumento (quasi-) científico. Este autor (yo) se ha convencido, en los últimos cuatro años -que incluyen los que estuve empleando mi primer boceto para esta herramienta: los tránsitos armónicos (Maciá & García, Peñíscola 1994)-, de que en efecto los harmogramas son una herramienta muy eficaz. Por supuesto, ya que me interesé por un modelo matemático de los mismos a causa de dicha eficacia Tal vez la renacida Astrología, como era anunciada por Addey (1972), está haciéndose ya mayorcita.
Por los que respecta al análisis de las mezclas armónicas de Hamblin y Addey, no tengo una conclusión definitiva. Los espectros obtenidos de ambos conjuntos de datos difieren cualitativamente de la típica función de harmograma. El énfasis en ambas muestras es en los armónicos múltiplos de dos, incluso en las potencias de dos.
¿Deberíamos cambiar la forma de las funciones de intensidad que empleamos para calcular la intensidad de los números armónicos en los harmogramas? No estoy muy seguro. La parsimonia aconseja, para la intensidad de los picos y/o para los espectros de Fourier, formas de onda como las que ya estamos usando (gaussianas o parecidas a gaussianas); ya que este tipo de función se encuentra por lo general en otras ramas de las Ciencias naturales.
¿Deberíamos, utilizando los harmogramas tal como están, buscar la fuerza de un número h en un momento del tiempo en la traza de harmograma de 2h, puesto que los armónicos pares son los más prominentes en las ondas/muestras estudiadas? ¿En la traza de 4h? De nuevo no estoy seguro, pero me inclino a responder que NO. Pienso que, antes de efectuar elecciones, necesitamos una mejor comprensión de los fenómenos subyacentes.
En cualquier caso, lo que debería quedar claro es que la fuerza de los números tal como la miden los harmogramas difiere de los criterios del astrólogo experimentado. No debería sorprender que los astrólogos den más peso a los armónicos pares, puesto que el dos es el primer número de la manifestación (véase Addey, Hamblin, etc.). Soporto la teoría de que los pesos utilizados por los astrólogos en todo tipo de Astrología 'cuantitativa' dependen del propósito del dispositivo de medida en que se emplean. Es un tema abierto, bastante más allá del alcance de este artículo.
Hay otra manera de encarar el tema de los pesos relativos de los distintos armónicos (o de los espectros de las funciones de intensidad), considerando todos los armónicos simultáneamente en un círculo, según la línea iniciada en Maciá & García (Barcelona 1997), que, de nuevo, queda fuera del alcance de este artículo.
 
Reconocimientos
Como puede inferirse del texto y las referencias, mi trabajo en el tema de los armónicos, incluyendo la teoría y el uso de los harmogramas, carecería de sustancia sin el trabajo de campo de mi colega T. Maciá. Desde el verano de 1993, en que le di la primera versión para ordenador de las herramientas que estamos usando, ha estado poniendo a prueba estas ideas y contribuyendo a la comprensión simbólica de los números que es esencial en toda investigación sobre los armónicos. En el entorno de T. Maciá, varias personas, como J. Canals y J. M. Saiz, han contribuido en gran medida en el terreno simbólico, en el interpretativo y en el trabajo de campo.
 
Apéndice Uno: Cómo Calcular el Vector Armónico
El Vector Armónico de un conjunto de posiciones planetarias {pi, i=1..n} es el espectro de Fourier de la suma de una Delta de Dirac periódica en cada posición planetaria pi.
Para obtenerlo, para cada número natural h (h=0,1,2..infinito), calcular:
C(h) = S  Cos(h x pi) y S(h) = S  Sin(h x pi), sumas que se extienden sobre los n valores en el conjunto de posiciones. A continuación, obtener la amplitud y la fase del h-ésimo armónico con:
A(h) = Sqrt(Sqr(C(h)) + Sqr(S(h)))
W(h) = ArcTan(S(h)/C(h))
Hablando geométricamente cada pareja [A(h),W(h)] es el par de coordenadas polares de la suma vectorial de un vector (de longitud 1 y ángulo h x pi) por cada posición planetaria que hay en el conjunto. Para h=1 obtenemos la Resultante Planetaria de A. Boudineau. Es más, por cada h, la h-ésima coordenada del Vector Armónico de una carta radical es la Resultante Planetaria de la carta del armónico h.
 
Apéndice Dos: El Indice Cíclico como Harmograma
Un harmograma al estilo de Kollerstrom & O'Neill para el armónico uno calcula la intensidad de la conjunción como el orbe máximo permitido menos el orbe instantáneo. El índice cíclico de Gouchon y Barbault (Barbault 1979, véase también Baigent, etc. 1984) se calcula sumando las medidas de separación angular de todas las parejas que se pueden formar con los planetas exteriores más Júpiter y Saturno.
Debería resultar obvio que su admitimos un orbe máximo de 180º para la conjunción, el armónico uno en un harmograma -que incluya de Júpiter a Plutón- reproduce la forma invertida del índice cíclico. Véase la figura 10. Lo que afirmaba en la Introducción en relación con esta materia queda demostrado.
 
Figura 10.- Indice Cíclico de Gouchon/Barbault comparado con el harmograma equivalente
 
Indice Cíclico de Gouchon/Barbault comparado con el harmograma equivalente

  En el texto he propuesto, con el fin de entender las 'energías armónicas' implicadas, calcular el espectro de Fourier de la función de intensidad que se use para calcular un harmograma. Hagámoslo:
El espectro de una onda triangular que se eleva linealmente desde cero, a una distancia de 180º, hasta 1 en la conjunción partil -hasta 1, puesto que empleo funciones normalizadas- se muestra en la figura 11. A la vista de la figura 11, omitir todos los armónicos salvo el primero, me parece la simplificación más natural que se puede efectuar sobre este espectro. Y como siempre resulta conveniente disponer de un sumando constante con el fin de evitar valores negativos en el harmograma, digamos que mi función de intensidad es:
 
Figura 11.- Espectro de una función de harmograma para el Indice Cíclico
 
Espectro de una función de harmograma
para el Indice Cíclico

  F0 + F1 x Cos(w), donde w es la separación angular cuya intensidad quiero medir. Como empleo funciones normalizadas no negativas, conviene hacer ambos coeficientes iguales y dividir la suma por el valor máximo para obtener un valor de 1 en la conjunción partil. Esto nos da {F0 = 0.5 y F1 = 0.5}.
Una vez calculado el vector armónico {[A(0),W(0)], [A(1),W(1)], ...} del conjunto de posiciones de Júpiter hasta Plutón en cada momento del tiempo -y sólo necesitamos las componentes 0 y 1, puesto que los demás coeficientes de la función de intensidad son cero-, obtenemos una dinámica para el armónico uno como la que se muestra, en la figura 12, junto a la traza del harmograma que representaba en la figura 10. La concordancia es tan buena, puesto que los armónicos suprimidos tienen bajo coeficiente, que me he visto obligado a desplazar una de las dos trazas de la figura 12. La fórmula final para estos harmogramas simplificados es:
n2/2 + (A(1))2/2, como función del tiempo
 
Figura 12.- Harmograma de espectro simplificado (sin subarmónicos) de Júpiter a Plutón, comparado con la traza de harmograma de la figura 10
 
Harmograma de espectro simplificado (sin subarmónicos) de Júpiter a Plutón, comparado con la traza de harmograma de la figura 10

  Así que el índice cíclico tiene el comportamiento de (no quiero decir una correspondencia exacta, a la cifra decimal, con) el cuadrado de la coordenada uno del vector armónico del conjunto de posiciones planetarias desde Júpiter hasta Plutón: La Resultante Planetaria de Boudineau [al cuadrado] para esos planetas. Si Boudineau hubiese dibujado la evolución en función del tiempo de su Resultante Planetaria, y hubiese visto sus implicaciones, tal vez ello le hubiese conducido, medio siglo antes, al descubrimiento de mis ideas que estoy presentando aquí, sobre armónicos y harmogramas. Si ocurrió, no tengo noticia, aunque menciona que su artefacto podría ser útil en Astrología Mundial.
He sacado a colación este ejemplo por su interés histórico (que confío en que tiene), y porque es el primer ejemplo de un tipo especial de harmograma que denomino harmograma de armónico único. En ellos omito el factor constante y no empleo el cuadrado de la amplitud. No voy a desarrollar más aquí la idea, pero sé desde mis primeros experimentos con el vector armónico en 1990 y 1991 que tienen cierto potencial intrínseco, como herramienta especial, a parte de lo que he expuesto aquí (véase García, 1991).
Y puesto que hablamos de Barbault y del Indice Cíclico, presento la figura 13, como provocativo final.
V1 puede leerse como comportamiento autónomo/ejercicio de la voluntad.
V2 como identificación de enemigos/formación de bandos.
V3 como desarrollo/expansión/movimiento/fluir.
 
Figura 13.- Harmograma 'de armónico único' para el periodo de la Segunda Guerra Mundial
 
Harmograma 'de armónico único' para el periodo de la Segunda Guerra Mundial

 
  Referencias
Addey, John (1972). Astrology Reborn.
Addey, John (1976). Harmonics in Astrology. Fowler.
Apostol, Tom M. Análisis Matemático. Addison-Wesley, 2nd edition.
Baigent M., Campion N. and Harvey C. (1984). Mundane Astrology. Aquarian.
Barbault Andre (1979). Astrología Mundial.
Boudineau, Andre (1985). Bases Scientifiques de l'Astrologie. Editions Traditionnelles.
Brahy, L. G. (?). La Clef des Evenements Mondiaux. ¿?.
Carslaw, H. S. (1930). An Introduction to the Theory of Fourier's Series and Integrals. Dover edition de 1950.
Dean, Geoffrey. (1996). Key Topic 3 - Theories of Astrology. Correlation 15-1, p35.
García, Miguel (1991). El Análisis Armónico como Modelo de Técnicas Astrológicas. Presentado en el VIII Congreso Ibérico de Astrología en Málaga. Incluido en esta recopilación.
García, M. (1994) Naturaleza Holográfica de la Impronta Natal. Papeles del Primer Encuentro de Astrólogos en Madrid. Revista Sol y Luna. (Incluido en esta recopilación).
Hamblin, David (1983). Harmonic Charts. Aquarian.
Hawley, Kevin (1995). The Determination of Expected Harmonic Aspect Frequencies. Correlation 14-1, p38.
Kollerstrom, N. & O'Neill, M. (1991). The Harmogram. Publicado privadamente por los autores.
Kollerstrom, N. & O'Neill, M. (1996). The Eureka Effect. Urania Trust.
Maciá, T. & García, M. (Valencia, 1994). Figuras de Aspectos: Teoría y Práctica. Papeles del XI Congreso Ibérico de Astrología en Valencia.
Maciá, T. & García, M. (Peñíscola 1994). Tránsitos Armónicos. Papeles del VI Encuentro Astrológico en Peñíscola.
Maciá, T. & García, M. (Barcelona, 1997). Armónicos: Teoría y Práctica. Presentado en el Congreso Internacional de Astrología de Barcelona. La parte Teoría incluida en esta recopilación.
Rudin, Walter (1987). Real and Complex Analysis. 3rd edition. McGraw-Hill.
Santos, Demetrio (1976). Investigaciones sobre Astrología. Editora Nacional.
Santos, D (1994). Principios Astrológicos y Casas Fotoeclípticas. Papeles del VI Encuentro Astrológico en Peñíscola.
Zemanian, A. H. (1965). Distribution Theory and Transform Analysis. Dover edition de 1987.
 



 http://cura.free.fr/xxv/25garcias.html