lunes, 5 de enero de 2015

Las horas planetarias. Por Patricia Kesselman










 

Horas planetarias

La importancia de las horas planetarias aparece desde temprano en la aplicación práctica de la astrología en la vida diaria, especialmente en temas de elección, relativos a elegir un momento favorable para el comienzo de un emprendimiento cualquiera ya que “los influjos celestes permiten y consienten que una cuestión determinada se resuelva con mayor rapidez a una hora que a otra”.



Días de la semana y Horas planetarias


El cálculo de las horas planetarias se basa solamente en los siete planetas del septenario, es decir Saturno, Júpiter, Marte, Sol, Venus; Mercurio y Luna orden basado en las velocidades aparentes de los planetas.

Antes de explicar como deben ser calculadas estas horas, es preciso explicar cuáles son los regentes planetarios de los días:
Días Lunes Martes Miercoles Jueves Viernes Sábado Domingo
Planeta Luna Marte Mercurio Júpiter Venus Saturno Sol

Las horas astrológicas o planetarias difieren de las horas que conocemos porque no tienen una duración exacta de 60 minutos, sino que son de mayor o menor duración que las horas normales, con excepción de los equinoccios ( pues es el momento del año que los días y las noches tienen igual duración) o en latitudes cercanas al Ecuador.

La duración de una hora “normal” es de 60 minutos porque es el resultado de dividir por 24 la duración del día, mientras que las horas astrológicas o planetarias, son el resultado de dividir por doce la duración del día y de nuevo dividir por doce la duración de la noche. De tal manera que los días mas largos del año tienen horas diurnas más amplias y las nocturnas mas cortas, mientras que los días más cortos, tienen las horas diurnas más reducidas y las nocturnas más dilatadas.

Cada día planetario comienza en el amanecer, y termina inmediatamente antes del amanecer del día siguiente. Cada día se divide en dos partes: la parte diurna y la nocturna. Las horas diurnas es el tiempo entre que el Sol sale por el horizonte ( amanecer) y se pone en el ocaso ( atardecer). Las horas nocturnas es el tiempo entre el ocaso y el amanecer del día siguiente cuando el día planetario termina, y uno nuevo comienza.

El regente de la hora


Queda claro entonces que cada día tiene 24 horas, distribuidas en doce diurnas y doce nocturnas, cada hora tiene un planeta regente:
La primera hora del lunes está regida por la Luna; la primera hora del martes por Marte, la del miércoles por Mercurio, el jueves por Júpiter, el sábado por Saturno y el domingo por el Sol. El resto de las horas siguen la secuencia del orden caldeo de los planetas:
Saturno, Júpiter, Marte, Sol, Venus, Mercurio y Luna, siempre continuando esta sucesión de acuerdo a la velocidad aparente de los planetas comenzando por el más lento : Saturno y terminando por el más rápido: la Luna.
A primera vista parece ser que el orden caldeo fue ignorado al llamar los días de la semana, pero en realidad la disposición se mantiene, sólo que de una manera más sutil.

La primera de las horas del día siempre es la misma del día que cae (lunes, hora de la Luna, martes hora de marte etc).
Los días no podían seguir el orden caldeo precisamente porque ese orden se rompería el avance de las horas. En su lugar, manteniendo la primera hora de la salida del sol en la secuencia ininterrumpida, obtenemos el lunes a domingo que todos conocemos y vivimos.. Esta disposición también revela otros patrones sutiles, por ejemplo, el orden de caldeo de los planetas se mantiene sobre la progresión de los días si el tiempo utilizado se amplía  a dos semanas. Considerando el progreso de las hora en orden descendente, el orden progresa en orden ascendente. Así que si se comienza un proyecto el lunes, y se avanzar en el orden caldeo, se puede hacer un poco cada dos días, completandose en dos semanas : lunes a miércoles-viernes-domingo-martes -jueves-sábado.
Es importante recordar que el planeta que rige la primera hora de un día dado tiene su gobierno durante todo el día y que los otros planetas son sólo regentes subsidiarios del regente del día. Ellos se debilitan o se fortalecen de acuerdo a la discordancia o similitud de sus naturalezas con relación al regente del día. En un día sábado, la hora del Sol se colorea con la influencia obstructiva de Saturno y por lo tanto las oportunidades de éxito no son tan buenas como si se elige un día jueves en que la hora del Sol que se coloreará con el rayo benévolo de Júpiter que es el regente del día.

En lo posible hay que tratar que los planetas a elegir se encuentren libres de los aspectos negativos de las infortunas (Marte y Saturno), libres también de la combustión con el Sol, y que tampoco estén retrógrados, porque en esos casos se daña la acción del planeta.

Horas y para que son favorables


Hora De Saturno:


En la hora de Saturno no es bueno realizar viajes por mar, ni realizar largos viajes por tierra ya que su naturaleza limitadora trae problemas y retrasos; es una hora desaconsejable para firmar contratos, para las relaciones sociales o para comenzar algo. Pero es buena para comprar y alquilar casas, tierras o para iniciar una construcción ya que Saturno rige los cimientos, las bases y la duración, es buena para comprar y vender bienes inmobiliarios y para todos los asuntos referentes a la tierra como excavar la tierra, arar y sembrar el campo, construir un muro o edificar. También para demoler, trabajar la madera y la piedra, comprar metales, cosas de naturaleza pesada como hierro, estaño, plomo y piedra. Es buena para la compra de cualquier clase de granos. Buena hora para dedicarla a los ancianos, consultar o pedir consejo a una persona mayor pero no es buena para ponerse un vestido nuevo ni para cortarse el pelo, ni tampoco es buena para pedir prestado dinero.
Según los antiguos en la hora de Saturno no es bueno caer enfermo porque amenaza con alargar la enfermedad.

Hora De Júpiter:


La hora de Júpiter es favorable para toda cosa “buena”. Durante esta hora es favorable partir para un viaje, efectuar contactos con el extranjero; despertarse y salir de casa con éxito. Para obtener beneficios en actividades empresariales, empezar una actividad importante, inaugurar una empresa, abrir un local al público, negociar. Es buena para comprar, para pedir favores, para adquirir bienes. Es aconsejable para prestar dinero, pero no es buena para embarcarse en una nave o barco.
Es buena para hablar sobre paz y concordia, para todo tipo de actividades sociales, amistad o de gobierno. También es recomendable para la siembra de semillas, y para plantar.
El que cae enfermo en esta hora se recuperará pronto.

Hora De Marte:


Es buena para luchar o competir, pero es desafortunada en general. No se recomienda comenzar los viajes durante esta hora por el peligro a los ladrones y accidentes. Debido a la naturaleza impetuosa y agresiva de Marte seguramente nos impulsará a ser más osados y a tener menos prudencia, así que no es buena hora para empezar una discusión, pudiendo acabar en pelea; ni para emprender un viaje con objeto de alguna negociación. Sí es apta en cambio para cualquier actividad en la que se necesite energía y valor como por ejemplo hacer actividad física, cualquier clase de lucha o competencia o una situación en la que se necesite acción, determinación o arrojo. Es buena para trabajar metales, para todas las obras que pertenezcan al fuego, como las de los herreros, horneros y los que trabajan las fraguas, para adquirir herramientas, para conseguir honores militares.

No es bueno para empezar una asociación, ni casarse. Marte siempre tiende a los conflictos.

Hora Del Sol:


Es buena para hacer peticiones a superiores para encuentros con personas influyentes (jefes, superiores, directores de banco, altos ejecutivos, etc.), para empezar una negociación o comenzar viajes de negocios. Es adecuada la hora para tomar un cargo, recibir honores, reconocimientos o elevaciones de rango. Para organizar, para pedir consejo y guía profesional o un aumento de sueldo. Buena para hacer presentaciones y hablar en público. Para comprar oro y joyas.

Hora De Venus:


Hora afortunada. Es buena para salir de casa con éxito, partir para un viaje, para adquirir propiedades, ropas, joyas, perfumes, flores o para cualquier actividad que se relacione con el planeta Venus como lo son las que realizamos para mejorar nuestra apariencia o embellecernos como por ejemplo ir a la peluquería, maquillarnos o la adquisición de ropa o cualquier tipo de ornamentos, recibir tratamientos de estética. Es buena para decorar la casa, para encuentros amorosos, para comenzar una fiesta, para pedir favores, para formar una sociedad, para realizar inversiones así como para cualquier actividad relacionada con el placer y diversión: bailes, espectáculos artísticos o musicales. Es buena para el matrimonio y para contraer nupcias y es la mejor hora para declararse o pedir matrimonio. También es muy buena para hacer las paces después de un desacuerdo o una pelea verbal, o para actuar de mediador.

Hora De Mercurio:


Es la hora buena para comerciar, vender, adquirir o comprar mercancía, comprar o vender; escribir cartas, enviar mensajeros o mensajes, estudiar, leer, enviar los niños a la escuela, comenzar un viaje corto, para la instrucción de aprendices, enseñar un oficio, Son momentos propicios para llamar por teléfono, para mandar correspondencia o escritos importantes, para temas intelectuales en general, para estudiar, para firmar contratos, para acuerdos comerciales, o simplemente para hablar. Pero no es buena para contraer matrimonio o comprar casas y tierras.

Hora De La Luna:


Es la mejor hora para engañar, traicionar, hacer fraudes e inventos y empezar cualquier cosa que requiera cambios y rapidez. Es propicia para asuntos domésticos, hablar con las mujeres en general, y para tratar asuntos familiares; para tratar con público; cocinar, comer, y para asuntos relacionados con el agua y la navegación.



 http://www.kesselman.com.ar/index.php/astrologia-tradicional/2-horas-planetarias.html?fb_action_ids=10203903557176146&fb_action_types=og.likes