viernes, 13 de febrero de 2015

El cálculo de la vida en Astrología. Método de E.H. Bailey.








El cálculo de la vida en Astrología. Método de E. H. Bailey.

Hasta ahora, no hemos conocido ningún método que pueda proporcionar resultados precisos respecto a esta cuestión. En líneas generales, la longevidad será apreciable cuando los indicadores de la vida sean poderosos y viceversa; según la Tradición astrológica, una idea de ello podría tenerse a partir de la determinación, dentro del Tema Natal, del llamado «Planeta Alkocodén», llamado así por ser el que ostenta mayores dignidades dentro del Signo que ocupa el Hileg; la posición angular de dicho planeta indicará larga vida, mientras que si se encuentra en una de las Casas sucesivas la vida será mediana, y corta cuando se ubique en las Casas cadentes. Para los antiguos, una vida larga se consideraba entre los 60 a 120 años, la vida media de 40 a 70 años y la vida corta de 8 a 25 años, lo cual se relacionaría con el hecho de ser el Planeta Alkocodén una Luminaria, un Planeta benéfico o uno maléfico. Evidentemente, esta teoría sólo nos puede llevar a conclusiones de carácter aproximado.
Una vez que hayamos evaluado la posible duración de la vida, por uno u otro método, hará falta complementar este trabajo por medio del cálculo de las series direccionales maléficas, que van a definir el momento del fallecimiento. Por otra parte, E. H. Bailey ha publicado hace algunos años, en el British Journal of Astrology, otro método que ha sido reproducido más tarde en la Rev. Francesa «Velo de IIsis», N.° 109, del año 1929 por Tamos, cuyo artículo reproducimos a continuación:
«…El objeto de este trabajo es aplicar a nuestro Zodíaco los Navamsa hindúes, los cuales se producen al dividir los signos en 9 partes o zonas de influencia, lo cual nos recuerda, aunque amplificados, nuestra división de los 3 decanatos por cada Signo: Antes de proceder a la explicación, veamos la Tabla de los Navamsa y sus correspondencias con nuestro Zodíaco:
Otra curiosa aplicación de los Navamsa se refiere al método empleado por los hindúes para calcular la duración probable de la vida, el cual ha sido resumido por Bailey en el siguiente cuadro:
Las normas básicas para el cálculo son las siguientes:
  1. Se calculará, por la posición de los Planetas y el AS, el número de años, meses y días, contando el grado exacto, los minutos y segundos donde se encuentran los Planetas (Urano y Neptuno se excluyen, ya que no son considerados en la Astrología Hindú).
  2. Se procederá a revisar aquellos Planetas que se encuentren en exaltación o retrógados, y en tal caso, su número correspondiente se multiplicará por tres.
  3. Si un Planeta se halla sobre su Trono, en uno de sus decana-tos, en su Navamsa o en otro del mismo Signo que aquél, donde se halla dicho Planeta, se multiplicará su número por dos.
  4. Si un mismo Planeta ostenta dos dignidades, por ejemplo al estar simultáneamente en su trono y retrógrado, no se deberá multi-
    plicar dos veces su número por dos y por tres, sino una sola vez por tres; lo mismo si está en su trono y a la vez en uno de sus decanatos
    o en su Navamsa, en cuyo caso se multiplicará por dos.
  5. Se sumarán todos los resultados, antes de hacer la reducción.
  6. Se hará la correspondiente reducción a partir de la sumade los valores obtenidos para los Planetas que se encuentran sobre el Horizonte (Casas XII, XI, X, IX, VIII, VII), a razón de: 
  7. Esta reducción se hará sobre el período de años que se haya encontrado para cada Planeta, luego de haber efectuado las multiplicaciones que tuvieren lugar según los puntos anteriores.
    Cuando hay numerosos Planetas dentro de una misma Casa, la reducción se efectuará sobre uno solo entre ellos: aquel cuyo número haya sido más elevado.
  8. Hay que tener en cuenta que, para efecto de estas reducciones, el Sol será considerado como maléfico, lo mismo que la Luna menguante (la Luna creciente será benéfica); por su parte, Mercurio podrá ser variable, según el aspecto más o menos preciso que reciba de otro Planeta.
Como ejemplo, veamos los resultados para el Tema Natal del Rey Eduardo VII, con las correspondientes reducciones: Mercurio se encuentra aquí mal aspectado en la Casa XII, y se cuenta como maléfico; el Sol está en la misma Casa, Venus en la II, la Luna en la X (menguante), por lo cual se toma como maléfica en el siguiente cuadro:

Nota: El Rey Eduardo VII murió a la edad de 68 años, 5 meses y 27 días.
Hay que advertir que en algunos casos parece que hay necesidad de considerar otras dignidades de los Planetas, y en este caso multiplicar por dos el período correspondiente, como por ejemplo si el Planeta se encuentra ubicado al mismo tiempo en su Navamsa y en su propio decanato, como sería el caso del SOL (en otros ejemplos que nos da Bailey), para el Tema Natal de Joseph Chamberlain, situado a 15′ 53′ de Cáncer, grado central del decanato de Escorpio y del Navamsa de Escorpio (para uso documental, reproducimos a continuación el cuadro correspondiente a los decanatos hindúes):


Bibliografía:


 http://eliasmolins.net/articulos/el-calculo-de-la-vida-en-astrologia-metodo-de-e-h-bailey