miércoles, 13 de mayo de 2015

Acerca de los ciclos compuestos.










 

  ACERCA DE LOS CICLOS COMPUESTOS


Ciclo compuesto es el formado por un par planetario y ocasionalmente, tres o mas planetas, tomados desde cuando forman conjunción hasta la siguiente, pasando por diferentes fases cíclicas (aspectos entre ellos). Estas fases cíclicas serán crecientes o evolutivas (hasta la oposición) y decrecientes o involutivas. Creciente y decreciente se aplica más bien al ciclo solilunar, que puede servir de modelo para todo ciclo compuesto.

Lo mejor para saber qué puede esperarse de un ciclo compuesto es levantar la carta de la 1ra.conjunción, en el caso de tener más de una, sin por eso olvidar en la práctica, él área de influencia formada por los grados en que se hicieron tales conjunciones. También puede hacerse de las diferentes fases, especialmente la oposición, cuadro y trino, especialmente de la primera si hay más de un aspecto.

Lo primero que debemos ver es si un ciclo compuesto dado tiene un foco (especialmente en la conjunción). Un planeta foco es aquel que es aspectado por los 2 que forman el ciclo.

El planeta foco más importante es si se trata de otro lento, (ya que en ese caso tenemos que ambos planetas hacen fases cíclicas con el otro) -  que, debido a las mociones lentas, a las retrogradaciones, puede intervenir dentro de un orbe más o menos exacto, lo que puede abarcar algunos meses, estableciéndose un clima. Por ej en la última conjunción JU-SA ésta se dio a 23º Tauro cuadro a Urano a 25º. Los tiempos que antecedieron y precedieron a la exacta conjunción establecieron un clima de conjunción cuadro Urano.

Aspecto o fase latente se da cuando los planetas del ciclo aunque no guarden la cantidad de grados para hacer un aspecto, “técnicamente lo hacen”.
Un caso de fase latente o cuadro técnico lo tenemos en el ciclo Urano-Plutón actual: Urano está en Piscis que es signo cuadro a Sagitario donde está Plutón, con la particularidad que la oposición real la harán desde Aries a Capricornio en los primeros grados. Mientras ambos anden por Piscis y Sagitario tendremos pues una fase cuadratura técnica latente.

Los focos a los planetas rápidos también tienen su importancia, a condición que se den en el aspecto partil. Así que si se da una conjunción Júpiter-Neptuno cuadro Marte, agregará virulencia, intransigencia, fanatismo en los ideales: políticos, religiosos, etc.

Si un trino evolutivo Júpiter-Neptuno se da trino a Marte (lo que formaría un Gran-Trino), durante el tiempo que dure el período de fase trino se darían grandes logros, se superarían vacilaciones, sería relevante, etc.

Todo lo cual sugiere que si bien los contenidos que caben esperar de un ciclo compuesto se dan a la conjunción, serán los aspectos que tengan las diferentes fases que particularizará más al ciclo, y muy frecuentemente desde la conjunción, se dan elementos de indicio, aunque esas particularidades se evidenciarán obviamente más cuando llegue su fase o tiempo.

Otra cosa importante, es observar donde se dio, que pasó en el ciclo compuesto anterior, haciendo un pequeño chequeo mundano o “aplicado” a un tema, por ejemplo en una consulta.

Tan importante como esto es ver dónde y cuándo se dará la conjunción siguiente, sabiendo que empezará a operar rudimentariamente desde la fase cuadro involutiva (especialmente en los ciclos conjuntos en los que se ven involucrados Júpiter y Saturno), a más del ciclo de ellos, -  ya que durante una vida, -  se dan varios. Por ej. en los alrededores del 2016 cuando Júpiter desde Sagitario haga cuadro involutivo a Saturno en Virgo, se entra en tiempos intermedios en que empieza a notarse la próxima conjunción a 1º Acuario, en el 2020.

Otras consideraciones sobre aspectos  partiles


La consideración del aspecto partil puede guardar ciertas sutilezas si se observan algunos detalles celestes, a más de los aspectos a otros planetas que pudieran tener, signo en que cae, etc.

Por ej. el actual ciclo Júpiter-Neptuno. La conjunción se dio a 28-29 de Capricornio, grado de exaltación de Marte y en la fase oposición del 2003 lo más virulento fue la política del poder y el militarismo, como se vio en la guerra de Irak,  propios de Capricornio y de la exaltación de Marte. A mas la oposición se dio cerca del eje de los nodos de Neptuno.

El actual ciclo Urano-Neptuno, la conjunción a 19º Capricornio en 1992 se dio sobre el Nodo Sur de Plutón, acentuando más a éste, que ya de por sí tenía fase sextil evolutivo con ambos, a más se encontraba en Escorpio.

El anterior ciclo Urano-Neptuno, la conjunción a 10º Capricornio se dio sobre el Nodo Sur de Júpiter (1840) siendo indudable que desde esa fecha la humanidad tuvo un impulso muy fuerte, expansión y crecimiento material.

Las estrellas fijas también son muy importantes. Por ej. el actual ciclo Júpiter-Plutón se dio en 28-29 Escorpio donde está la belicosa y militarista estrella Búngula. En 2000-01, cuando Júpiter opositó a Plutón desde Géminis, tuvimos las revueltas como la de Seattle, donde comenzó a verse con fuerza los movimientos “antimundialización”. Cumbre en que se trató, como en otras similares, las relaciones de los créditos, deudas y ayudas de las economías ricas a las pobres (bajo Escorpio, Casa Vlll natural).

No olvidar que los aspectos partiles de las fases cíclicas de los lentos a veces esperan a los planetas rápidos, eclipses o lunaciones que den apoyo o forma a sus contenidos.

Desde luego la delineación del clima celeste general lo da en gran parte el estudio de todos los ciclos, la trama que hacen, pero se ha de empezar por cada ciclo conjunto en particular, lo mismo en temas individuales.



http://www.puerta9.org/astrooccidental/articulos.htm#personal