jueves, 28 de mayo de 2015

El Sol: Un Yo... ¿hecho a imagen y semejanza de quién?. Por Alejandro Fau.







El Sol: Un Yo... ¿hecho a imagen y semejanza de quién?

Autor:

El yo es el rostro visible del "gran hacedor". Es él quien toma la sustancia intangible de una idea o emoción y la plasma de una u otra manera, no importa si bien o mal, y la vuelve “realidad” en la materia. Mas su singularidad creatividad y arte para hacerlo consiste solo en su capacidad y exclusivo modo de expresar su ser sí-mismo. El yo, ego, persona... ¿a qué necesidad obedece su mera existencia? Es la Voluntad la energía que lo impulsa a existir psíquicamente, la manifiesta sola simple y pura pulsión de ser. Pues el Yo no existe por sí mismo, es tan solo un artificio del Alma que somos.
Alejandro Fau | El Sol: Un Yo... ¿hecho a imagen y semejanza de quién?
El yo cumple la función ejecutora auto-consciente del nosotros. El yo es parte esencial del Hacedor que somos. Mas un hacedor que solo se repite, un hacedor dormido digamos, deja en ese mismo acto de ser quien es para ser solo una viva máquina, tan solo un cuerpo sensorio y material maravilloso. Una maravillosa máquina programable sin más voluntad que su instinto de conservación y más cerebro consiente que un nunca saturado Gran Banco de Memorias solo capaz de repetir ad infinitum cualquier cosa en más de lo mismo. Pues el yo es tan solo un arquetipo en nuestra psique que... ¿que qué es un “arquetipo”?, pues simplemente un software, una maquinaria virtual, una herramienta psíquica del Sí-mismo que en verdad se es. El yo es tan solo el instrumento por el cual se manifiesta e interactúa con el mundo la creativa totalidad de nuestro Ser. El yo es ese "psico-software" que manipula la consciencia revolviendo en la creciente bolsa de su inconsciente psíquicas y emocionales cosas para extraerlas y manifestarlas a la luz. Aporta en su hacer su propia luz, disipando así las tinieblas que nos ocultan la inmensidad de lo que es inconsciente trascendente y colectivo. Pues el yo, es tan solo nuestra “interfaz” con el Mundo. Es tanto lo que mostramos de nosotros al Mundo como lo que el Mundo nos muestra de sí. Es un filtro, una lente espejada por medio de la cual interactuamos y por medio de la cual somos recreados por, y al mismo tiempo que, nosotros recreamos y creamos y construimos todo ese Mundo sustancial en que existimos.

Sol¿Suena muy complicado? Veámoslo de éste modo. La máquina que estás utilizando para leer esto posee algo llamado Sistema Operativo. Él es el intermediario entre tú y la máquina, sea un PC o un Teléfono Inteligente. El lenguaje de la máquina no es compatible con nosotros así que necesitamos de un interprete, un traductor, para que le diga a la máquina qué es lo que queremos que ella haga. Hay muchos sistemas operativos, los más conocidos son Windows, OS X (el utilizado por la compañía de la manzana -Apple-), Linux, Android, etc, etc... Es un “software”. Un software muy particular por cierto, ya que también utiliza y manipula otras herramientas, otros softwares, para realizar las tareas que queremos ejecutar como tocar música, enviar y recibir correo, escribir, leer, dibujar, ver películas, interactuar con otros, etc, etc, etc. Él es quien coordina, ordena y asigna las prioridades a los diferentes programas que se ejecutan en nuestra máquina. Pues bien... el Sol hace exactamente lo mismo con nosotros, pues él es el Sistema Operativo del Ser que somos. Él coordina, ordena y asigna prioridades a las distintas herramientas de las que disponemos... y esto es, ni más ni menos en términos astrológicos, que el resto de los Planetas que vemos en un Mapa Natal.

Sol-1Hay diferentes tipo de Soles, según hemos visto y estudiado en nuestras clases de astrología: Soles en Aries, en Tauro, en Cáncer, Libra, Capricornio, etc... que definen los tipos de cualidades esenciales del modo básico que tenemos de operar. Para seguir con nuestro ejemplo, cuando decimos: Soy de Aries o soy de Escorpio, o cualquier otro, es comparable a decir: Soy un tipo de Windows, o de OS X, o soy de Solaris (que es otro Sistema Operativo)... pero eso no somos en realidad nosotros, sino que tan solo es una máscara, una interfaz, por medio de la cual operamos en el mundo. No define en modo alguno lo que somos sino tan solo la modalidad por medio de la cual interactuamos con los otros y con el universo. El Sol es, así pues, un software complejo. Pero hay diferentes niveles de Sol en cada modalidad de expresión (léase Signo Zodiacal) y no todos funcionan de igual modo. El tipo más común de Solaridad que conocemos es lo que en psicología se denomina Ego, y es el estrato más bajo de esa escala cualitativa de la energía solar. El ego es tan solo el estadio lunar del Sol, decimos en astrología, es el “hacedor” de la Luna y su esclavo. Es la “personalidad” infantil, eternamente supeditada a la Madre para poder sobrevivir... y su madre es el instinto, un modo de reaccionar a lo conocido. La Luna es otro tipo de “software” pre-instalado con que ya viene equipado el individuo y que hace tanto a su auto-conservación como al control automático de la respiración, el ritmo cardíaco, la digestión y otras acciones reflejas para su necesario discurrir y desarrollo por el mundo de la materialidad del ser. Es la Luna nuestro Sistema Nervioso Simpático y Parasimpático en la materialidad de nuestra voluntad y pensamiento. El Nervioso Autónomo, como gustan denominar algunos especialistas. Este estadio solar también es el que se reconoce como “Yo” cuando se señala a sí mismo con el dedo, y que creé ser único e independiente de todo, claro, hasta que las cosas se le ponen muy feas y complicadas y sale corriendo a llamar a su mamá para que le diga qué hacer.

dif-osYa dije que el Sol es un “Sistema Operativo” y/o un “Arquetipo”, y cualquiera que sepa de informática o de psicología sabe que estos simples conceptos encierran una profundidad muy muy compleja, y que no siempre ella queda clara para quien pretende estudiar la astrología pero ignora completamente éste hecho al tener un conocimiento muy superficial de estas otras materias. También muchos de los que saben más de Informática o de Psicología no prestan la debida atención a estos conceptos cuando abordan la temática astrológica, ya que no se han detenido a pensar lo suficiente en las posibilidades que estos dos simples conceptos encierran, y que pretendo dejar en evidencia por medio de mostrar algunas analogías. En primer lugar, no todos los Sistemas Operativos son iguales ni evolucionan de igual modo. Más allá de que existen Sistemas Operativos para diferentes tipos de hardware (teléfonos, PC's, Súper Computadores, etc.), podemos diferenciar a éstos por su capacidad o no de relacionarse entre sí, y el modo, si es que éste existe, de vínculo que pueden desarrollar entre ellos. Por decirlo de manera simple, hay sistemas operativos egoístas y sistemas operativos cooperativistas. Los primeros se ocupan de sí mismos, de un modo bastante paranoico a decir verdad, mientras que los segundos son capaces de adaptarse a las necesidades del conjunto con quien están relacionados para lograr mejores resultados. En segundo lugar, podemos diferenciarlos por su capacidad evolutiva. Mientras que los Sistemas Operativos de estructura privativa, los egoístas, solo cambian cuando su Mamá se los permite y del modo en que ella les dice (léase el fabricante de dicho software); los Sistemas Operativos Abiertos, los cooperativistas, pueden cambiar cuando les plazca, ya sea por su propia necesidad específica y a través de su propia creatividad para lograr una mejora, o incorporando mejoras y/o nuevas funcionalidades que cualquier otro hubiese desarrollado sin importar que su Mamá esté de acuerdo o no con ello. Nosotros elegimos, en la mayoría de los casos, que Sistema Operativo queremos, para nuestro dispositivo tecnológico en cuestión, dependiendo de nuestras propias necesidades y de la utilización que hagamos de él.

En el caso del Arquetipo Solar sucede lo mismo, solo que, inicialmente, todos traemos un “arquetipo solar básico” pre-instalado y, éste, es egoísta. Esto obedece a razones que hacen a nuestra propia supervivencia inicial mientras desarrollamos nuestro vehículo corporal (nuestro hardware biológico) de manera completa para valernos por nosotros mismos en el mundo. Luego depende de cada uno el cambiarlo o no, aunque de todos modos se irá complejizando con el correr del tiempo. Comúnmente nos referimos a estos cambios como: “mutación del arquetipo solar”, o “elevación de la vibración del arquetipo solar” según sea el caso. En informática sería, ya un cambio total del Sistema Operativo empleado, o de un simple Upgrade del mismo (una actualización, que por lo general es meramente cosmética y con pocos o ningún cambio significativo). Intervienen aquí factores externos que influyen, y mucho, el que éstos cambios sean deseables y se produzcan o no, individualmente. En ambos casos, tanto en lo psíquico como en lo tecnológico, los factores económicos imperantes y la cultura en que el individuo vive y se desarrolla, son, si se quiere, determinantes a la hora de propiciar o entorpecer dichos cambios.

Esquema-basicoUna personalidad “dormida” ignora completamente éstas posibilidades de su propio desarrollo, e incluso las que implican a sus dispositivos tecnológicos. Su propia “madre interna” (su Luna) niega la posibilidad de otra opción más que la que actualmente existe, propiciadas por el temor al cambio inherente a la energía Lunar, salvo, quizá, por aquellas que siguen su mismo esquema privativo básico disfrazando esto como una mejora. Un ejemplo de esto, a nivel tecnológico, son aquellas personas que logran diferenciar entre “Windows”® y “Apple”®, y su elección entre uno u otro depende solo de una cuestión de lograr mayor o menor “prestigio personal” en la escala de la clase económica a la cual aspiran socialmente, o de su “profesionalidad”, remarcando así su “exclusividad” y “pertenencia” a circuitos que lo separan de la mayoría (cualidades, ideas y palabras absolutamente Lunares y egoístas si las hubiere). Cierto es que estos temores al cambio son de continuo propiciados y exacerbados en un grado extremo tanto por la publicidad global, la cultura a la que se pertenece y la educación de la que son producto, que así mismo siguen la pauta básica de perpetuarse indefinidamente y sin cambios; pero eso no evita la aparición de nuevas formas, posibilidades y adherentes a las mismas que con el tiempo las desmoronan y reemplazan, ya que, sin ellas, la evolución natural y de la vida serían imposibles de otro modo en el universo en que vivimos. Los modelos Solares de la sociedad, histórica y moderna, fomentan el egoísmo de modo inocultable y manifiesto, exaltando como supremos valores morales causas como el nacionalismo, la pertenencia religiosa y de clase, que irremediablemente desembocan en los diversos tipos de xenofobia y discriminación que retroalimentan, en un círculo vicioso, ésta dinámica a fin de sostenerla en el tiempo.

DistrosUn hecho notable en las últimas décadas a nivel tecnológico, y que ponen de manifiesto la mutación a nivel global del Arquetipo Solar Básico, es la aparición y veloz desarrollo y propagación de los Sistemas Operativos Abiertos y el movimiento mundial de Software Libre. Estas opciones tecnológicas nacen como respuesta al egoísmo de las grandes Corporaciones que pretenden sumir en una eterna dependencia a los usuarios y consumidores de tecnología para mantener e incrementar su poder económico y de control sobre los individuos (un verdadero y claro ejemplo de Mega Lunas-Plutón a nivel planetario). Son, estos softwares, una manifestación muy clara de la energía Acuariana en la cual nos vemos cada vez más inmersos. Como contraposición a los Sistemas Operativos tradicionales -egoístas- (diseñados por un programador en particular, o por un número muy acotado de ellos, para controlar un aparato individual específico), estos Sistemas Abiertos -cooperativistas- fueron creados para operar en red con la habilidad y flexibilidad de operar desde un aparato individual específico a un conjunto indeterminado de éstos sin importar sus diferencias de prestaciones, tamaño, importancia o procedencia, como si fuesen uno solo. Operan tanto un simple teléfono celular como tu propio computador personal, un súper computador bancario, el mismísimo LHC (el Gran Colisionador de Hadrones) o la Internet; de hecho más del 95% de los Servidores de la gran red de redes opera con éste tipo de software por ser más sólido y seguro que cualquier otro y pueden comunicarse e interactuar con cualquier otro Sistema Operativo que ya exista o se desarrolle en el futuro. No se trata ya de un artilugio creado, mantenido y mejorado por un individuo o un selecto y acotado grupo de personas, sino por millones de ellas a lo largo y a lo ancho de todo el mundo colaborando entre sí. Todos pueden participar en su mejora y desarrollo, incluso tú, y cualquiera puede agregar y crear nuevas y mejores herramientas y funcionalidades dependiendo de sus necesidades particulares o generales que surjan en el futuro. ¿Te parece demasiado maravilloso para ser cierto? Pues agreguemos algo más... son prácticamente inmunes a los virus e intrusiones de cualquier tipo (se los define como “sistemas monolíticos”) y la mayoría de ellos, son gratuitos.

NuevoSolLo anterior habla a las claras de una mejora sustancial en la consciencia humana que sin lugar a dudas redundará en la mutación del Arquetipo Solar Básico pre-instalado con que vengan equipadas las nuevas generaciones a futuro. De momento, somos nosotros quienes debemos propiciar y efectuar este “salto” evolutivo en nuestra consciencia. Para ello debemos estar predispuestos y abiertos al cambio liberándonos de prejuicios y temores continuamente retroalimentados por la Luna. Permanecer atentos y alertas a la aparición interna o externa de esos mecanismos modelados por el conformismo y la comodidad de la fuerza de la costumbre que impiden nuestro crecimiento y desarrollo como seres plenos para enfrentarlos con decisión y valentía. Ser conscientes de que por no “pertenecer” aún así no estamos solos, y que la colaboración, solidaridad e intercambio en términos de igualdad son esenciales para nuestro crecimiento real como individuos y como sociedad para avanzar hacia un nuevo amanecer. Y para terminar algo para reflexionar... como cada hecho externo tiene su correspondencia interna en nuestra propia energía, ahora dime... ¿Cuál es tu Sistema Operativo?




 http://www.astropampa.com/art-103-el_sol_un_yo..._hecho_a_imagen_y_semejanza_de_quie.htm