sábado, 16 de mayo de 2015

Puntos cardinales en el Horóscopo.












Puntos Cardinales del Horóscopo
   

   Ya hemos visto qué es el Zodíaco, qué son los doce signos zodiacales y cuáles sus atributos. Pero ninguna de las componentes del horóscopo puede ser considerada de forma independiente. Cada influencia será clara y coherente sólo si es valorada en el cuadro general de todos los significados.
 Es evidente que todos aquellos nacidos bajo el mismo signo solar no tienen las mismas características.  
  Por ejemplo: es posible que un Escorpio (aquel sujeto que en el momento de su nacimiento tiene el Sol en el signo de Escorpio) con el Sol en este signo, tenga algunos planetas importantes o el Ascendente en el signo de Tauro, mientras que el resto de los planetas estén desperdigados en otros signos sin una relevancia particular. En este caso el signo de Escorpio, aunque esté ocupado por el Sol y permanezca fuerte, no prevalecerá sobre Tauro. El sujeto será más Tauro que Escorpio, con las consiguientes consecuencias que se desprenden de este hecho, ya que a las valoraciones que se derivan por la posición de planetas fuertes en Tauro se sumarán aquellas dadas por el Ascendente (también en Tauro).
   Naturalmente puede suceder lo contrario: planetas fuertes que estén en el mismo sitio ocupado por el Sol. En este caso será este signo el que prevalezca sobre el ocupado por el Ascendente, especialmente si este último no está apoyado por otros planetas.
   Además de las relaciones entre los planetas, sea con el Sol, sea con el Ascendente, es muy importante el elemento (Fuego, Tierra, Aire y Agua) en que se encuentran.
   En líneas generales se puede afirmar que el Sol simboliza la voluntad, la actividad, la vitalidad y la potencia del individuo; mientras que el Ascendente influye en el aspecto físico, el tipo de inteligencia, la psique y el comportamiento en general.

En la carta natal existen cuatro puntos esenciales opuestos dos a dos y unidos entre ellos por líneas discontinuas con ángulos que varían según el momento y lugar de nacimiento.

   El primer punto viene dado por el Ascendente (ASC), el signo que asciende en el cielo en el momento del nacimiento.Image
 
  El segundo punto es el Descendente (DES), opuesto al primero, signo que «desciende» en el cielo en el momento del nacimiento. 
  El tercer punto es el Medio Cielo o Médium Coeli (MC). El cuarto punto es el Fondo del Cielo o Imum Coeli (IC), opuesto al anterior. Estos cuatro puntos representarán el ciclo del día terrestre.
   La línea diametral que une el ASC y el DES divide la franja zodiacal en dos semicírculos iguales e indica el horizonte del lugar de nacimiento (que simbólica­mente debemos situar en el centro de esta línea).

   El semicírculo inferior representa el cielo nocturno (por ello la influencia de los planetas eventualmente presentes se establece a través de la Tierra). En esta «esfera» cada planeta efectúa un aparente movimiento circular en torno a la Tierra, en relación con la rotación que la Tierra efectúa sobre sí misma en veinticuatro horas.


   Cada dos horas aproximadamente un nuevo signo del Zodíaco ocupa el ASC y análogamente los otros puntos (DES-MC-IC). Durante esta rotación el horizonte es atravesado continuamente por dos puntos que representan la salida y puesta del Sol. 
 El ASC indica para un día y lugar determinado el alba y el DES el ocaso. Entre ellos se encuentra, en el punto más elevado del meridiano, el mediodía (MC), y en el punto más bajo la medianoche (IC). Estas posiciones corresponden a los puntos cardinales de un mapa astronómico, que a su vez corresponden a los de un mapa geográfico terrestre.
 Los nacidos al alba tendrán el Sol cercano al ASC, los nacidos al mediodía lo tendrán cercano al MC, los nacidos al atardecer cerca del DES y los que hayan nacido a medianoche cerca del IC. Los espacios intermedios entre estos cuatro puntos corresponden a las restantes horas del día.
   Así como la línea ASC-DES divide el Zodíaco en dos semicírculos, uno superior y otro inferior, la línea MC-IC lo divide en dos semicírculos iguales, uno a la derecha y otro a la izquierda del meridiano.
   En el pasado el diseño del horóscopo asumió diversas formas geométricas incluyendo la cuadrada. De esta última deriva la definición antigua de los «cuatro cuadrantes» para indicar lo que hoy llamamos los cuatro semicírculos. La distribución de los planetas en los semicírculos tiene significados particulares.
Image

  Todos o casi todos los planetas están situados en el semicírculo superior, por encima del horizonte. El sujeto vive en función del mundo exterior.  Se caracteriza por una cierta superficialidad, extraversión, necesidad de vivir con los demás y  aversión a la soledad.  La vida espiritual puede estar limitada.  Son probables las situaciones de inseguridad o dificultad a la hora de actuar. Toda actividad, por nimia que sea, se hace con la finalidad de hacerse notar. Esta situación puede ser atenuada por la presencia de algún planeta fuerte que se encuentre bajo el horizonte. Esta regla sirve también para los casos siguientes.
Image

  Todos o casi todos los planetas están situados en el semicírculo inferior, por debajo del horizonte. La vida interior es muy intensa. El sujeto está estrechamente ligado al ambiente inmediato. Naturaleza espiritual, contemplativa, que tiende hacia actividades desarrolladas en silencio, con facultad para adentrarse en los demás.
 Image
 Todos o casi todos los planetas están situados en la parte oriental, a la izquierda  del meridiano.  Es   una  posición  favorable  que  confiere  equilibrio, induciendo también a una gran actividad. Orienta el individuo hacia la autono­mía, pero con algo de egoísmo, narcisismo y displicencia en lo que respecta a la continuidad de las relaciones.
Image 
 Todos o casi todos los planetas están situados en la parte occidental, a la derecha del meridiano. Prevalece una fuerte pasividad con notable dependencia hacia los demás. Un cierto desequilibrio interno determina un escaso individualis­mo e incluso una especie de indiferencia por la vida. 
  Angularidad. Cuando un planeta está situado a no más de 8° del ASC, DES, MC e IC, se llama angular y sus efectos positivos o negativos repercuten fuertemente sobre el sujeto.
  Acumulación o stellium. Puede suceder que los planetas estén agrupados en un punto del horóscopo. Si entre los planetas está presente el Sol, esta posición acentuará las características positivas o negativas del signo, según el aspecto general del tema. La acumulación crea un cierto desequilibrio por el excesivo acercamiento de sus influencias. Tendremos entonces una disarmonía de carácter, una vida discontinua con realizaciones notables o bien con carencia de ellas. En todo caso la acumulación de planetas denota de forma inequívoca profesiones altamente especializadas e incluso una forma de vivir y pensar limitada por la propia actividad
   Si  los  planetas  están  en  su  mayoría  agrupados  cerca  del  ASC,   nos encontraremos ante un sujeto activo, exuberante pero también agresivo, arrogante y soberbio.
   Si los planetas están en su mayoría agrupados cerca del MC y algunos de ellos se encuentran cerca del ASC, se tratará de individuos que luchan por el éxito, siendo posible que éste llegue sin necesidad de grandes esfuerzos.
   Si los planetas están en su mayoría reunidos cerca del DES y algunos se encuentran en el ASC, se tratará de personas que rechazan los principios y la mentalidad del orden establecido, combatiéndolo incluso en detrimento de sus propios intereses.
   Si los planetas están reunidos en su mayor parte cerca del IC, el sujeto será un ser contemplativo, algo acomplejado y reprimido. Preferirá la soledad y el «refugio» de su propio ambiente. Pero podrá igualmente realizar obras importan­tes.
   Si los planetas están divididos en dos grupos equivalentes y opuestos, uno en el MC y otro en el IC, estamos ante un sujeto muy ambicioso, pero el éxito llegará después de grandes esfuerzos, ya que estos individuos tienden a ver el mundo desde la óptica de proyectos contrarios entre sí y por ello de difícil realización.


 http://www.astrologiaonline.org/index.php?option=com_content&task=view&id=40&Itemid=32