lunes, 8 de junio de 2015

Sobre la Superstición.













La palabra “superstición” procede del latín “super” que significa “arriba” y “stare” que significa “estar”. Llamaban “superstites” a las personas que salían vivas de las batallas porque habían sobrevivido a sus compañeros y por eso estaban por encima de ellos.
Aunque la superstición no se puede ajustar a una definición cualquiera, ya que es más que una creencia, es un modo de vida que constituye al hombre desde que éste existe, podría definir una superstición como una creencia que se basa en hechos sobrenaturales, y si me fijo en un diccionario de la lengua española nos definen superstición como: creencias producto de atavismos paganos o de la ignorancia en materias religiosas, por la cual se atribuye erróneamente valor sagrado a ciertas prácticas, palabras u obligaciones. Una superstición surge cuando se atribuyen poderes extraordinarios a ciertos objetos y se busca en ellos la explicación a algunos sucesos sorprendentes, como las coincidencias aunque algunas personas creen tanto en las supersticiones que incluso llegan a un punto de fanatismo.
Las supersticiones constituyen una parte muy antigua de la herencia humana ya que, desde que el hombre existe, siempre ha tendido a creer en fenómenos sobrenaturales, mitos populares o eventos inexplicables. El hombre primitivo, buscaba explicaciones para fenómenos tales como el rayo, el trueno, los eclipses, el nacimiento y la muerte, y como carecía de conocimientos sobre las leyes de la naturaleza, creó una serie de supersticiones las cuales combatía con una serie de ritos. Por otra parte, el milagro de que un árbol creciera a partir de una semilla, o la aparición de una rana a partir de un renacuajo, confirmaba una intervención ultraterrena. Con una existencia cotidiana llena de peligros y aventuras, llegó a la conclusión de que el mundo estaba poblado por unos espíritus vengativos que superaban en número a los benéficos. La muerte, uno de los mayores misterios de la vida, fue tratada con mucho detalle por los primeros supersticiosos. Con ésta, vino el concepto del “más allá”, y con él numerosas acciones destinadas a lograr un trato mejor tras el tránsito a la otra vida.
La persona supersticiosa cree que existe algo por encima de los hombres, una especie de fuerza oculta que puede no favorecerle, o incluso castigarle, si realiza ciertos actos que, por tanto, hay que evitar. A lo largo de la historia, la superstición de unos ha sido a menudo la religión de otros.
Casi se podría afirmar, que la superstición es hija de la ignorancia de todos los tiempos y madre de la religión.
No todas las supersticiones son malas sino que también las hay con buenos presagios.
Algunas supersticiones y sus simbologías son:
  • EL COLOR AMARILLO
- La tradición cristiana asoció este color con el del azufre de los infiernos y le dio una idea negativa convirtiéndolo en imagen del orgullo, de la falsedad y la traición.
- Símbolo del adulterio.
- Las ciudades donde se había declarado una epidemia estaban obligadas a señalarlo con una bandera amarilla.
- Molière murió vestido de amarillo.
  • PASAR POR DEBAJO DE UNA ESCALERA
    • La mala suerte de esta superstición se debe a que cuando la escalera se apoya contra la pared forma un triángulo, que la tradición popular identificó con el símbolo de la Santísima Trinidad. Antiguamente el pueblo llano pensaba que estaba prohibido pasar por debajo de este arco sagrado.
    • Otra versión plantea que este triángulo corresponde al que formó la escalera por la cual se bajó el cuerpo de Cristo con la Cruz y el suelo. Se decía que en este triángulo vivían la maldad y el diablo.
  • ROMPER UN ESPEJO
    • En las sesiones de craptomancia (arte de adivinación por medio de un espejo y se realiza mediante una persona  que se mira fijamente hasta quedar hipnotizada, momento en el cual se le hacen todo tipo de preguntas) de los antiguos griegos, la rotura del espejo anunciaba la muerte.
    • También se puede deber a que la imagen reflejada en el espejo es el alma de quien lo utiliza y que romperlo equivale a poner su vida en peligro.
    • Otra versión es que en Venecia los espejos eran muy caros y las señoras de la casa advertían a los criados de que un espejo roto equivalía a 7 años de mala muerte.
  • GATO NEGRO
    • En Egipto el gato estaba considerado como la reencarnación de los dioses para comunicarse con los hombres y manifestarles su voluntad. Los gatos también eran momificados y todo aquel que se atrevía a matar un gato era acreedor de la pena de muerte.
    • En la antigüedad, la iglesia consideraba a los gatos como símbolo del diablo y cuerpo metamórfico de las brujas, por eso se llegaron a quemar algunos gatos en las hogueras de San Juan.
  • RATAS
    • La rata era el vehículo transmisor de la peste bubónica.
  • HERRADURA
    • Los griegos consideraban la herradura como símbolo de la buena suerte y también como símbolo de fertilidad y fortuna porque tiene forma de luna en cuarto creciente.
    • También se creía que las brujas volaban montadas en escobas porque tenían miedo a los caballos, y que cualquier cosa que les recordara a un caballo las asustaba.
  • TOCAR MADERA
    • Muchas culturas, al ver que los rayos caían muchas veces sobre los robles, supusieron que era la donde vivía el dios de los cielos y del dios del rayo.
    • Los cristianos de la Edad Media decían que esta superstición venia de que Jesús murió en una cruz hecha de madera.
  • EL NÚMERO TRECE
    • Una explicación a esta superstición es que en un banquete fueron invitados doce dioses y el espíritu de la pelea y del mal se coló, llegando así a trece invitados. Se produjo una pelea para expulsar al dios de la pelea y del mal, en la cual murió el favorito de todos los demás dioses.
    • También en la Ultima Cena eran trece, Cristo y sus apóstoles, 24 horas después de ésta, crucificaban a Cristo.
    • La cosa se pone aun peor si estamos en día viernes y trece ya que según la tradición, en un viernes trece Eva tentó a Adán con la manzana, zarpó el Arca de Noé, se finalizó la construcción de la Torre de Babel, arrasaron el Templo de Salomón y murió Cristo en la cruz.
  • DERRAMAR LA SAL
    • Era signo de desventura ya que desde la antigüedad hasta los tiempos modernos, la salazón fue el único procedimiento válido para conservar las carnes.
  • PONER LOS ZAPATOS ENCIMA DE UNA MESA
    • Antiguamente se decía que dejar los zapatos encima de la mesa era, motivo de discusión con la familia porque no es muy higiénico y que esos mismos zapatos no se podían volver a llevar porque al único sitio donde te llevarían, después de andar mucho y muy duramente, sería al infierno.
    • También se creo esta superstición porque antiguamente se ponían los zapatos de los muertos encima de sus ataúdes.
  • BARRER EN UN DESPACHO O SITIO DE TRABAJO
    • Esta superstición se genera porque el simbolismo que representa el hecho de barrer es de “llevarse” o “echar” los posibles bienes que pueda obtener dicha empresa o propietario.
  • EL OMBLIGO
    • Todas las supersticiones relacionadas con el ombligo son positivas ya que el ombligo tiene mucha importancia porque es formado al cortar el cordón umbilical y este es lo que une el feto y la placenta. Por eso, las supersticiones serán de carácter positivo ya que se le atribuyen virtudes curativas.
  • EL SUSTO
    • Cuando alguien está asustado, es porque su alma ha salido del cuerpo.
  • CRUZAR LOS DEDOS
    • Este gesto representa una cruz, conjura la mala suerte y aleja las malas influencias, según los supersticiosos. Desde los primeros tiempos del cristianismo, se creía que, escondiendo el dedo pulgar bajo los otros dedos, se alejaba a los fantasmas y a los malos espíritus, o bien haciendo esa operación con las dos manos y dejando que el pulgar estuviera entre el índice, dedo consagrado a Júpiter, y el corazón, dedo del pecado dedicado a Saturno. En cambio, algunos supersticiosos piensan que, aunque es evidente el simbolismo de la cruz en este gesto, el origen primero es mucho más primitivo que la cruz cristiana y se remonta a los más antiguos tiempos paganos.
  • PONER LA MANO DELANTE DE LA BOCA AL BOSTEZAR
    • Hacer la señal de la cruz delante de la boca al bostezar impedía que el diablo se metiera en el cuerpo de las personas y se quedara a vivir en él. Es por esto por la que las madres cerraban la boca de los bebés o hacían la señal de la cruz delante de ella cuando lo veían bostezar. De esta costumbre ancestral deriva el gesto actual de taparse la boca y no es simplemente por educación y buenos modales.
  • LEVANTARSE CON BUEN PIE POR LA MAÑANA
    • Esta costumbre proviene del mundo de los pescadores. Ningún pescador, solía subía a bordo por el costado izquierdo del barco, sino que lo hacía por el lado derecho, aunque resultara incómodo. Parece ser que esta superstición proviene de que la gente pensaba que cualquier cosa zurda era antinatural, una idea que se basa en que la mayoría de los seres humanos son diestros.
  • TIRAR DE LAS OREJAS COMO FELICITACIÓN
    • Entre los chinos, las orejas largas son signo de sabiduría e inmortalidad. Tirando de las orejas, manifestamos el deseo de que esa persona tenga una vida muy larga y que cada vez más sabiduría.
  • DECIR JESÚS AL ESTORNUDAR
    • Los egipcios y griegos veían en el estornudo un augurio. Se dice que durante la epidemia de peste que hubo en Roma antiguamente, los afectados morían estornudando, y que de tal acontecimiento proviene el: ¡Dios te bendiga!, que más tarde se simplificaría diciendo: ¡Salud!, ¡Jesús! o cosas parecidas.
  • COLOCAR FLORES EN LAS TUMBAS
    • La intención original de esta superstición era de proporcionar algo vivo para dar felicidad. La corona circular colocada sobre la tumba o la puerta principal del cementerio, encerraba al espíritu y le impedía volver.
  • ENCONTRAR UN TRÉBOL DE CUATRO HOJAS
    • Los cristianos de la Edad Media lo veían como una representación de la cruz de Cristo, y esto lo convirtió en símbolo de buenaventura.
    • Se dice que lo único que se llevó Eva del jardín del Edén fue un trébol de cuatro hojas. Hoy en día le trae suerte a quienes lo cultivan, ya que, debido a la superstición, tiene mucha salida comercial.
  • VESTIR DE LUTO CUANDO ALGUIEN SE MUERE
    • Esta superstición obligaba a la viuda a vestir de negro para que el espíritu de su marido no regresara a molestarla.
  • “LA LUNA DE MIEL”
    • Tiene este nombre porque una vieja costumbre del norte de Europa, decía que todos los asistentes a una boda debían tomar miel durante la luna (mes) siguiente a la ceremonia, ya que es un afrodisíaco.
  • EL BESO FINAL EN UNA BODA
    • Es lo único que queda de una vieja tradición en la que los novios debían sellar el matrimonio delante de todos los que asistían a la boda para se considerara válido.
  • EL COLOR DE LAS PASTILLAS
    • Esta superstición está determinada por los antiguos rituales entre los médicos y los pacientes. Nunca se ven píldoras negras porque se asocian con la muerte, igual que las píldoras de hierro suelen ser rojas por estar relacionadas con la sangre y las rosas con el crecimiento, porque los niños que crecen sanos tienen las mejillas sonrosadas