miércoles, 8 de julio de 2015

El poder mágico de las gemas. Por Juan Cambronero.













El diamante siempre ha ejercido un poder fascinante y seductor sobre las personas que lo han poseído. Los ha fascinado y hechizado con su proyección de colores y reflejos de luz multicolor, otorgadoles un poder material importante. Ese trozo de roca que un día hace millones de años tan solo fue un pedazo de oscuro mineral sin brillo ni luz, ese trozo de carbón sometido a miles de años de presión y reposo en el tiempo, ha conseguido transmutarse, alquimia y metamórficamente en una gema de luz y esplendor con poder y dureza sin igual elevándose hoy como  reina de las joyas.

  

De la misma forma los seres humanos algún día hemos de brillar como el diamante, sometidos de igual manera a un proceso alquímico muy similar de presión y tiempo, claves del guerrero de luz que todos llevamos en nuestro interior, para conseguir la ansiada luz que nacerá en el interior mismo de cada uno de nosotros, tristes carbones en un principio, con un destino brillante, majestuoso y mágico.

En una introducción general hablare de cómo estas energías ha cristalizado físicamente en las entrañas de nuestro planeta, y de cómo nosotros, seres de conciencia cósmica hemos de utilizar a estos maestros energéticos  para desbloquear y sanar nuestro cuerpo físico y mental.

Estudiaremos primeramente a nivel general, y poco después detalladamente, como las gemas guardan relación con la descomposición de los rayos y colores del arco iris, de cómo asociamos las energías de estos minerales con los doce signos zodiacales, con la numerología o las áreas físicas concretas del cuerpo humano. De como utilizar, limpiar y cargar estos contenedores de luz que limpian nuestro cuerpo may sutil, desbloqueando y armonizando las chacras.
Lo primero para comenzar a trabajar con cristales y gemas, será tomar conciencia y entender que se trata de elementos vivos de la naturaleza, que nacen, evolucionan y se transforman como cualquier otro ser de la existencia física. Las gemas están vivas, solo que lo hacen desde unos parámetros de tiempo y con una resonancia vibración al en una magnitud de onda muy diferente a la de los seres humanos. Esa magnitud de onda o frecuencia, es la que nos permitirá ser conscientes de lo importante que es conectar con sus vibraciones y por medio de ellas fluir en el canal adecuado de la vida.

Por ello como seres de luz que son, hemos de cuidar también su salud física, su estado  de transparencia, su color y su pureza, para que de esta forma obtengamos un beneficio optimo de sus dones y bendiciones energéticas.





Tomaremos un recipiente y lo llenaremos con agua marina o bien con agua lo màs pura posible mezclándola con sal marina. Después introduciremos  la gema dentro del agua y la dejaremos toda la noche cargando con la luna creciente o en fase de luna llena .  Al día siguiente, secamos con un paño blanco limpio la gema y la ponemos a cargar al sol, solo hasta el medio día, que es cuando el astro rey está creciendo en el horizonte. Una vez terminamos el ritual de limpieza de carga solar y lunar,  procuraremos  llevar la gema muy cerca de nosotros para que esta pueda trabajar limpiando y desbloqueando nuestros canales obstruidos….

Recordemos pues que las cargas solares son para dar energía, vitalidad, poder y fuerza a las gemas y las de luna serán para activar las emociones, el campo sensitivo y la vida social de la persona.









LAS GEMAS DORADAS O GEMAS DEL SOL.

Topacio dorado, el ojo de tigre y de gato, el ámbar, la pirita y como metal el oro. Son las que vibran  para activar energías renovadas y fortalecer el poder personal, otorgan fortaleza en todos los campos de la salud y ayudan a potenciar el carisma del individuo. Son piedras de gran poder que se asocian con el color amarillo y dorado.

LAS GEMAS PLATEADAS, BLANCAS Y NACARADAS O GEMAS DE LA LUNA

Cuarzo blanco, perlas cultivadas, selenitas y aljófar (perlas de rió), ópalo lechoso, coral blanco, adularía magnesita y como metal la plata. Vibran con una frecuencia importante en el área sensorial de la persona,  en el plano emocional y social del portador de estas gemas. Estos cristales se han de portar en momentos en que el individuo tenga desarmoniza de carácter emocional o afectivo, necesite hacer amigos o tenga que agruparse y relacionarse con otros individuos.

LAS GEMAS MULTICILORES, NARANJAS Y DE TONOS GRIS CLARO O GEMAS DE MERCURIO.

Agatas, ojo de tigre, fluoritas, ópalos multicolor, ojo de buey y cornalinas y como metal el mercurio. Actúan como portadoras de energía mental y telepática, activan las áreas de la razón y el entendimiento, ayudan a expresarse con mayor soltura y claridad. Son buenas para los negocios y mantener buen entendimiento con socios y hermanos. Fortalecen el dialogo o la comunicación en general.

LAS GEMAS VERDES, ROSAS Y TONOS PASTEL O GEMAS DE VENUS

Esmeralda, cuarzo rosa, olivino, amazonita, aguas marinas verdosas, jades o cuarzo rosa y como metal el cobre, son alguna de las piedras que nos aportaran los beneficios de un equilibrio en el cuerpo emocional y afectivo, otorgándonos cordialidad, y romanticismo. Activan el chacra del corazón, facilitando la toma de conciencia emocional. Estimula el sentido artístico, la dulzura y la belleza de su portador, favorece el criterio estético de la persona y la imagen. También otorga poder de seducción  y simpatía, actuando poderosamente como equilibrador en los órganos sexuales de la mujer.




LAS GEMAS ROJAS Y GRANATES O GEMAS DE MARTE

Granates, rubíes, jacintos de Compostela, hematites y espinela, ópalos de fuego o corales, actúan poderosamente sobre el cuerpo físico de la persona otorgando vitalidad e impulso, decisión, coraje y pasión. Al igual que las gemas de la luna y Venus, actúan sobre la naturaleza femenina de la persona, las gemas solares y de Marte lo harán sobre la masculina. Estas gemas vendrán muy bien cuando la persona se note demasiado pasiva y relajada, así mismo cuando sus frecuencias energéticas  y vitales sean más bajas de lo deseado. Son buenas para sobreponerse a la apatía y la depresión o en periodos que se nos exija un esfuerzo energético mayor de lo habitual.

LAS GEMAS TRASPARENTES INCOLORAS Y AZULADAS O PIEDRAS DE JUPITER.

Las aguas marinas, sodalita, lapislázuli, cristal de roca o turquesas y como metal el estaño o el cromo. Estas gemas de expansión ligera y aérea, estimulan todo lo relacionado con la libertad del espíritu, ayudando a no crearse demasiados compromisos que opriman el ser,   proyectando con claridad y libertad de miras. Son gemas que destacan por tener una energía que potencia la aventura y sed de conocimientos, viajes y retos más allá  de lo convencional. Los signos de sagitario y acuario se asocian  muy bien con su naturaleza. Otra de las facultades que nos confieren las gemas de Júpiter, es su frecuencia lucida  en la toma de conciencia  del individuo y su mundo. Fortalecen la fe y son portadoras de fortuna.

LAS GEMAS OSCURAS, PLOMIZAS Y NEGRAS O GEMAS DE SATURNO


La Turmalina negra, el ónice, azabache la obsidiana o el coral negro son algunas de las piedras que nos podrán ayudar a marcarnos objetivos y permanecer en ellos con tesón y constancia, favoreciendo todos los procesos de resistencia con aplomo y dureza, ayudan a mantener fuertemente enraizado al individuo, siendo muy protectoras contra energías sutiles como las envidias y los temores. Incrementan la constancia y otorgan seguridad material o afectiva al portador,  facilitan los contactos con personas de poder y prestigio social, fortalecen los huesos.


De esta manera tan sencilla pero práctica, sabremos que tipo de gema nos conviene en un momento determinado. Si tenemos exceso de energía, tendremos que equilibrar con otra mas suave que nos compense,  es muy importante  no portar una gema tan solo porque las revistas te la han recomendado sin más criterio., hemos dejar que nuestra intuición y sabiduría interior decida por nosotros y esta sabrá siempre mas que tal o cual articulo.

Ahora os daré un listado de las asociaciones gemo-astrologicas que he reunido, recopilando diversos tratados de astrólogos de Tito Macià, Judy hall o Cornelia Parkinson entre otros.


ARIES: Turmalina roja, rubí, granate, diamante, amatista, aguamarina, ágata fuego

TAURO: Esmeralda, diamante, olivino, cristal de roca, cuarzo ahumado, cuarzo rosa.

GEMINIS: Turmalina multicolor, ágata, crisoprasa, ópalo, crisocola, aguamarina,

CANCER: Piedra luna, aguamarina, perlas, ópalo blanco, ágata musgosa, berilo, ámbar.

LEO: Rubí, topacio, ojo de gato y de tigre, citrino, ágata de fuego, cornalina, turmalina amarilla

VIRGO: Cuarzo citrino, ágata gris y blanca, turmalina verde, diamante, ámbar, peridoto.

LIBRA: Turmalina sandia, zafiro, ópalo, aguamarina, jaspe rojo, esmeralda.

ESCORPIO: ópalo de fuego, ojo de halcón, malaquita, topacio, rodrocosita.

SAGITARIO: Topacio azul y turmalina azul, amatista, turquesa, crisocola.

CAPRICORNIO: Olivino, diamante, azabache, ónice negro, cornalina, amatista, turmalina negra y verde.

ACUARIO: Aguamarina, cuarzo rutilado, amatista, fluorita, turmalina sandia, labradorita.

PISCIS: Piedra  de luna, aguamarina, cuarzo azul, jaspes multicolores, ágata azul, amatista.







http://www.joyasmagicas.es/index.php?sec=gem1