sábado, 22 de agosto de 2015

Conociendo a Júpiter. Por Marcela E. Díaz.










 

Conociendo a Júpiter:


Júpiter es el planeta conocido también, como "el gran benéfico" o el de la "mayor fortuna". Desde hace mucho tiempo se lo ha relacionado con el patriarca, con el dios supremo y con el rey, lo podemos encontrar simbolizado en numerosos panteones. Se lo ha conectado también con la abundancia y la conservación divina. Además se le ha dado el nombre de patrono de los teólogos, de los líderes religiosos, de los filósofos y de todo pensador. Dentro del sistema solar, Júpiter es el planeta más grande y tarda en completar su giro alrededor del sol, aproximadamente, 11 años y 315 días, por lo que permanece en cada signo zodiacal aproximadamente un año. Es muy difícil imaginar, hoy en día, que idea de este planeta tenían en la antigüedad y el temor que despertaba en los individuos de aquella época la experimentación de una fuerza universal tan contundente. La astronomía moderna se encarga de desmitificar la concepción de los planetas, dándole una concepción más real. Aunque la concepción de unidad ente el alma humana y el universo, ha quedado relegada a supersticiones antiguas, la relación espiritual entre lo celestial y lo humano sigue siendo eterna, estas creencias y conceptos del pasado siguen surgiendo una y otra vez, permitiendo al ser humano investigar sobre las verdades trascendentales. De acuerdo a los descubrimientos realizados por la nueva física, se ha comprobado la importancia que se da a todo lo relacionado con el macrocosmos y el microcosmos. Las cualidades profundas y las aspiraciones que, astrológicamente, representa este planeta demuestran la constante búsqueda de una verdad profunda y de una vivencia ampliamente relacionada con la unidad del universo. En este planeta encontramos una relación natural entre lo físico y lo etéreo, se combina la necesidad de mejorar lo material sin dejar, por eso, de lado lo espiritual. La astrología nos permite vincular y experimentar de maneras distintas nuestra unidad con el cosmos. Utilizando, la astrología, de una manera adecuada conoceremos mejor a Júpiter y nos permitirá, a su vez, conocernos más profundamente a nosotros mismos. Antiguamente a Júpiter se lo relacionaba con numerosas deidades, conocidas como dioses del trueno y las tormentas, de la justicia y la visión proféticas, de la sabiduría y de la justicia. Júpiter para los romanos era el Dios más poderoso, era llamado "el padre o señor del cielo", de ahí que se lo consideraba el dios de las tormentas, el relámpago, el trueno y la lluvia. Era quien determinaba el origen de todos los temas humanos. Era el protector de la virtud, la ley y la justicia y era costumbre invocarlo, para solicitar su protección al iniciar cualquier empresa. Su color era el blanco, por lo que se le ofrecía como sacrificio, animales de color blanco. Tanto en la mitología como en la astrología, el rasgo predominante de este planeta es su vinculación con la "mente superior" la cual no es irracional, sino que se la considera como una razón inspirada. A Júpiter se lo representa con un símbolo conformado por un semicírculo, que simboliza el alma o la mente y por una cruz, que simboliza la materia. Este símbolo significa, para muchos autores, que la mente superior se expande más allá de los límites del mundo material. Determina, además, que el alma y la mente al expandirse desarrolla una percepción nueva y una conciencia tan superior que traspasa lo físico, lo terrenal. Es el aprendizaje y la comprensión profunda que podemos desempeñar dentro de las experiencias terrenales, preservando nuestra individualidad. Es nuevamente la mezcla de lo espiritual y lo terrenal. Júpiter nos permite crecer en todos los campos, desarrollando nuestro potencial. Esta presente en nuestro progreso, ya sea en lo espiritual, en lo emocional, en lo mental o en lo material. Nos ayuda y nos conduce a lograr con éxito nuestras metas, adquiriendo una mayor confianza en nosotros mismos. Nos permite sobrellevar y enfrentar todos los momentos difíciles que se presentan a lo largo de nuestra vida, impregnándonos con su gran entusiasmo, con su fe y con su profunda visión del futuro. 




http://www.astrologia24.com/jupiter.html