martes, 11 de agosto de 2015

Las nuevas dimensiones de Urano, Neptuno y Plutón . Por Rita Giardino.









Las nuevas dimensiones de Urano, Neptuno y Plutón

Por Rita Giardino
 
Existen en el ser humano distintas facultades a las que corrientemente se las considera como "el sexto sentido" y que se unifican cotidianamente bajo el nombre de intuición y a las que astrológicamente todavía no se las toma en gran consideración a la hora de interpretar un tema.
La experiencia me lleva a considerar que estas manifestaciones de la conciencia o de una para-conciencia debemos vincularlas a los planetas Urano, Neptuno y Plutón y a las dimensiones que ellos representan en el Universo. Para esto creo necesario realizar una clara discriminación de los distintos tipos de manifestación parapsicológica para tener una comprensión más acabada de los mismos, fundamentalmente porque el hombre evoluciona rápidamente en su desarrollo y cada día aumenta la presencia de estas nuevas dimensiones de conciencia en el hombre y su vida cotidiana.
Por ese motivo voy a distinguir 3 formas de manifestación de las facultades que englobamos bajo los términos de "intuición", "sexto sentido", "paranormal", etc. y su correspondencia astrológica.

INTUICIÓN

Lo que llamamos intuición se puede traducir o comprender como "un proceso de sintetización" basado en alguna información o en conocimientos previos. Es una facultad intelectual, mental, cognoscitiva con calidad de síntesis espontánea, un escalón más alto del plano de la inteligencia. Esta capacidad de síntesis de factores conscientes o subconscientes (o levemente conscientes), es un click interno pero donde existe una referencia anterior que pasó por el plano cognoscitivo.
No responde al razonamiento lógico que estamos acostumbrados a usar, pero es un acto subconsciente que aglutina información sobre un tema, lo resuelve y se manifiesta conscientemente como algo fugaz, un rayo de conocimiento certero.Cuando una persona frente a un problema que no halla solución y expresa " se me prendió la lamparita, me he iluminado y hallé la solución" la facultad manifestada es la intuición.
Las referencias previas al acto intuitivo pueden ser de toda índole, desde un gesto, una coincidencia, un dato concreto de la realidad, pequeñas o grandes informaciones de las que nuestro subconsciente toma nota, etc.
Lo defino como hiperintelectual.
En una carta natal lo encontramos asociado al planeta Urano, especialmente a sus aspectos armónicos con el Sol, la Luna y Mercurio.
Su forma de manifestación, como la luz, veloz, como el rayo, un fogonazo, se vincula a la calidad eléctrica de Urano.
Esta capacidad tan usada por los astrólogos, regidos por Urano, es uno de los obstáculos para que la Astrología sea admitida en un mundo que todavía tiene fuertes connotaciones racionales y positivistas.

PERCEPCIÓN EXTRASENSORIAL

Esta facultad tiene una calidad claramente sensorial-emocional, se manifiesta sin necesidad de ninguna información previa, podría decirse que son "contactos energéticos en el nivel del insconsciente", conocidos comunmente como telepatía, precognición, psicokinesis, etc., o sea funciones del llamado "factor psi".
En lo cotidiano también tenemos las aprehensiones, las personas que ingresan a un lugar y perciben lo que ocurrió en el pasado o las pasiones ligadas a ese sitio. Es muy común en las madres respecto de sus hijos y en las relaciones afectivas muy fuertes que pueden percibir a grandes distancias lo que ocurre a la otra persona. Puede llegar a tener una manifestación corporal en la piel, de temblor, sudor, hormigueo, etc.
Lo defino como hipersensorial.
En las cartas natales la encontramos asociada al planeta Neptuno, especialmente en los aspectos armónicos con el Sol y la Luna. Los aspectos armónicos con Mercurio y Venus se manifiestan en la inspiración de las obras artísticas literarias, musicales y plásticas.
Su forma de manifestación hipersensorial y emocional está directamente relacionada al elemento agua.
Esta facultad es la utilizada por los videntes y paragnostas.

VIVENCIA MULTIDIMENSIONAL

He llamado Vivencia Multidimensional a la facultad del ser humano de entrar en contacto directo con otras dimensiones de existencia. Se conoce popularmente como las experiencias de volver de la muerte en las personas que han muerto clínicamente y han revivido. Sin embargo no son las únicas manifestaciones, algunas personas pueden vivenciar el entrar en otros mundos o que seres de otros mundos aparezcan en su vida.
Es muy característico que se produce con más frecuencia como cierta forma de sueños y durante la noche. La persona con esta capacidad a veces no puede discriminar si está soñando o si está viviendo una situación, tal es el realismo de la vivencia.
Esta condición puede manifestarse de forma espontánea y en algunos casos puede ser inducida. Esta última se observa en la antigüedad en las experiencias de la Iniciación, donde se inducía al iniciable a la experiencia de la muerte y el renacimiento, que en realidad lo colocaba en contacto con otras dimensiones, mostrándole la realidad de la existencia de otros mundos y otras posibilidades de vida.
En toda la antigüedad encontramos relatos y alegorías sobre la Iniciación y la Vivencia Multidimensional, desde el mito de Osiris, pasando por la Divina Comedia de Dante y más actualmente los escritos de Castaneda, entre tantos.
Lo defino como transdimensional e hiperconsciente.
En la Astrología está asociada a Plutón, señor de los otros mundos (más que del infierno solamente) y a la casa VIII. En los radix en que este planeta es fuerte (está en el Ascendente, es punto focal, regente, etc.) la posibilidad de una vivencia multidimensional se activa por tránsitos o direcciones.
Las características de esta facultad, que tiene carácter de nocturna, teniendo siempre como resultado una hiperconsciencia, su vinculación a la muerte y al renacer, con cierto matiz de tortura o sufrimiento interno, la define como claramente Plutoniana. Creo que también corresponde a los sueños de Swedenborg y a las predicciones de Nostradamus, ambos transdimensionales.
Seguramente habrá mucho que decir y aprender en el futuro sobre la discriminación de las nuevas-viejas facultades que el ser humano está concientizando cada vez más.