domingo, 16 de agosto de 2015

¿ Que es la Astrología ?. Por Raúl V. Martínez






¿QUE ES LA ASTROLOGÍA?




Raúl V. Martínez. San Pablo (Brasil)

Traducción: Angeles Rocamora

En los organismos vivos se constata que hay una interacción e interdependencia entre sus partes o componentes. En cada organismo, los órganos, sistemas y células interactúan y dependen unos de otros. Cada célula, poseyendo el mismo ADN, tiene el potencial para reproducir todo organismo al que pertenece, o sea, cada célula no sólo está en el todo, sino que también, en cierta forma, contiene el todo. Interacción e interdependencia también existen entre seres vivos próximos, y entre ellos y el medio en el que viven, con reflejos en todo el planeta.
Consecuentemente, hay interacción e interdependencia, al menos, entre la totalidad de los seres vivos de la Tierra.
La Astrología estima que este proceso, o principio de interacción e interdependencia, es universal y está presente en el Sistema Solar y en el Universo. Considera que el Universo, que lo contiene todo, también se refleja en todo y en cada una de sus partes. Que sus partes, principalmente las estructuras más organizadas -por ejemplo con funciones mentales- a semejanza del ADN celular, además de estar contenidas e integradas en el Todo, reflejan simbólicamente el Todo. De esta forma, el Todo o su Imagen está contenido en cada sector, conforme al antiguo principio hermético. Las partes del Universo funcionarían como fragmentos de una fotografía holográfica, o de un espejo, donde cada uno muestra o contiene la figura inicial.
La Astrología no se encuadra en los conceptos actuales de ciencia. Pero puede ser clasificada como "ciencia tradicional", conforme explica Jacques Sadoul en el libro que escribió con M. Gauquelin: L'Astrologie - L'Astrologie et la Science; Le Sacré;
L'Hérédité; Le Fleuve du Soleil - Bibliothèque de L'Irrationnel - Ed. Denoel - Paris, 1972.
"Los epistemólogos distinguen las ciencias experimentales (la física o la química), las ciencias de observación (la biología), y las ciencias teóricas (las matemáticas). Sin embargo, existe a los ojos de un gran número de pensadores independientes, una cuarta forma de ciencia, totalmente distinta de las otras, las ciencias tradicionales, esto es, las ciencias basadas en una tradición antigua e inmutable que no tienen necesidad de ser demostradas para ser aceptadas como verdaderas. Hay que comprender que los medios científicos no pueden aceptar tal noción. Desde esta perspectiva, podríamos decir que existen esencialmente tres ciencias tradicionales: la filosofía, que es la ciencia del hombre; la alquimia, que es la ciencia de la materia; y la astrología, que es la ciencia de la energía, o mejor, de las energías. Siempre dentro de esta perspectiva, todo lo que la Universidad llama ciencia, no lo sería de hecho sino como "técnica" ya que está siempre sujeta a perfeccionamientos, modificaciones, novedades. Las ciencias tradicionales son inmutables, porque sobrentienden en sus principios la intervención de la divinidad (...)".
La astrología básicamente trata de los significados de las configuraciones celestes y de sus correspondencias con realidades terrestres. Es una de las formas más antiguas de estudios aplicados. Aún hoy, posiblemente continúa siendo el conocimiento que mejor permite detectar elementos que diferencian el comportamiento de las personas, así como diferencian el momento en que cada una de ellas vivenció o podrá vivenciar determinados tipos de experiencias.
La astrología estudia macro relaciones simbólicas, posicionales, de la Tierra, del Hombre y de sus instituciones, como el Universo próximo en el transcurrir del Tiempo.
Considera que cada vida refleja significados ligados a posiciones astronómicas, principalmente aquellas del instante y lugar de su nacimiento. Estas primeras imágenes, estas vistas iniciales del Universo, son sus cartas astrológicas, sus identidades astrales.
Los componentes de la carta natal, teniendo en cuenta las posiciones y las correlaciones con los signos, conforme al simbolismo propio, tienen significados específicos, son significadores de características o de posibilidades de acontecimientos. Las instituciones humanas, como las naciones, gobiernos o empresas, así como acontecimientos ocurridos, siendo partes importantes de nuestro universo, también poseen sus cartas astrales.
Para la astrología, los acontecimientos que ocurren durante una existencia presentan una cierta correspondencia con ciclos planetarios que tuvieron lugar con la primera inspiración, cuando el ser comenzó a vivir fuera del útero materno. La vida, en ese sentido, comienza por con una inspiración y termina con una espiración.
Esa relación simbólica de la astrología con el Universo, permite considerarla como una especie de lenguaje o forma de comunicación, el del amplio medio observable con el medio restringido, en particular con el hombre, ese "universo en miniatura", creado a imagen y semejanza del Creador. Creador o Ser Supremo, cuya manifestación más grandiosa es el Universo.
Para la práctica astrológica, además de las relaciones específicas, simbólicas, posicionales de los astros, se necesita conocer otros elementos que también pueden intervenir en lo que está siendo estudiado. El componente astrológico, siendo importante, no es el único que debe ser considerado en el conjunto de los que
coforman los cuadros de los eventos, o de sus posibilidades. Es decir, el estudio astrológico no es un proceso adivinatorio, es siempre un proceso amplio de análisis de factores existentes o posibles. En resumen, la astrología no es astromancia.