sábado, 10 de octubre de 2015

Júpiter en Virgo, tiempos de austeridad. Por Alfonso Hijano.













JÚPITER EN VIRGO, TIEMPOS DE AUSTERIDAD 

 

El próximo martes día 11, a las 11 horas y 11 minutos, horario GMT, Júpiter hará su entrada en Virgo, signo zodiacal que no resulta propicio y donde la fuerza benefactora del planeta queda muy limitada, Júpiter en Virgo no canaliza todo su poder de expansión y por lo tanto, su fluido energético quedará muy restringido. Si la presencia de Júpiter se asocia a la abundancia, la fertilidad, la expansión y el optimismo, cuando este planeta se ubica en un punto del zodiaco adverso, podemos entender un periodo de escasez y carencia, o tal vez, sea más acertado denominarlo como un periodo de austeridad. Júpiter permanecerá en Virgo hasta el 9 de septiembre de 2016, día en que ingresará en Libra, mientras tanto podemos esperar un espacio de escasa inflación, de gran control económico y presupuestario, de limitación de los excesos y por otro lado una baja en la productividad mundial y en el PIB de los países más afectados, tales como Turquía, Irak, Croacia, Uruguay, Brasil, incluso Suiza, naciones que por razones diversas sonarán mucho en los noticiarios de los próximos meses. Ante este cambio de telón de fondo de Júpiter, como es su ingreso en Virgo, podemos esperar una ralentización de la economía mundial, una moderación en los precios y el consiguiente impacto inflacionario en descenso. Los mercados y las principales bolsas del mundo serán las primeras en acusar esta depreciación y adaptarse a las nuevas circunstancias.

Bajo la presencia de Júpiter en el signo de Virgo, y como ya decimos, lo que podemos esperar es un lapso de austeridad, de resituar los elementos de la economía, de evitar y controlar los excesos, no estamos hablando de un periodo de infortunio, pero si de un año de cautela donde los grandes dispendios pueden ser muy mal vistos, donde la malversación y la corrupción sea mucho más castigada, y muchos de los elementos de la economía estén más vigilados. Con este tránsito de Júpiter tenemos la impresión de que determinadas políticas económicas tendrán su continuidad pues serán coincidentes con la órbita de este planeta, solo falta observar el resultado final de las mismas.