jueves, 15 de octubre de 2015

La Luna progresada. Por Stephen Arroyo.








LUNA PROGRESADA

La Luna progresada por progresiones secundarias es una herramienta especialmente valiosa, puesto que su velocidad relativamente rápida hace posible usar no sólo los aspectos concernientes a los puntos natales sino también la posición de casa que ocupa como lineamientos interpretativos. Además el lapso del ciclo completo de la Luna progresada a través del mapa de un individuo (27 a 28 años) sirve de complemento perfecto del ciclo de Saturno en tránsito (28 años y medio a 30 años).
La posición de casa de la Luna progresada indica, entre otras cosas, que estamos tomando consciencia de ese ámbito de nuestra vida y de ese campo de experiencia; nos sentiremos atraídos hacia aquello y nuestras mentes tienden a entretenerse en esos asuntos casi constantemente. Por contraste, la posición por casa de Saturno en tránsito representa específicamente un ámbito de la vida y de la expresión en el que estamos trabajando conscientemente o que las circunstancias nos están obligando a esforzarnos al respecto.
Nuestra disposición anímica total será simbolizada por la posición de casa de la Luna progresada, y por tanto que definidos desarrollos psicológicos tienden a ocurrir cuando asimilamos esta nueva experiencia. (Nótese que la Luna se relaciona estrechamente con la nutrición, la alimentación, el cuidado materno y, de esta manera, con la asimilación del sustento; de ahí que podríamos decir que nos alimentamos en ese ámbito de la experiencia durante la época en la que la Luna progresada está en cierta casa).
  Que en algunos casos la posición de la Luna progresada muestra, como lo expresan muchos autores, las circunstancias y el medio ambiente cotidianos; pero en casi todos los casos revela lo que está preocupando a nuestra mente.
  Que la posición de casa de la Luna progresada muestra adónde van nuestras energías vitales, hacia qué campo de la experiencia y tipos de intereses somos atraídos y hacia qué ámbito de nuestra vida somos particularmente afectos y sensibles.
Cuando la Luna progresada (lo mismo que Saturno en tránsito) está en una casa angular, tiende a corresponder a un período de actividad marcada. Cuando está en una casa sucedente, con una época de consolidación y construcción o búsqueda de seguridad. Cuando está en una casa cadente, con muchas experiencias nuevas y muchos conocimientos nuevos, provenientes, a veces, de viajes o tareas educativas.
Paso a través de las casas de aire (III, VII y XI): estimula la planificación, las ideas nuevas, las relaciones nuevas, el intercambio de ideas y la obtención de una perspectiva desapegada de las cosas.
Paso a través de las casas de fuego (I, V y IX): estimula fuertes deseos de acción y compromisos en cosas que haremos o crearemos, o a las que aspiraremos. Fuertes compromisos con el mundo externo.
Paso a través de las casas de agua (IV, VIII y XII): estimula la reflexión, necesidad de retirarse del mundo externo, y aprendizaje profundo. Puede ser un período de marcado crecimiento espiritual y acrecentada sensibilidad psíquica.
Paso a través de las casas de tierra (II, VI y X): estimula un conocimiento de necesidades y asuntos inmediatos relativos a trabajo, deberes prácticos y, en general, cómo encajar en el mundo externo. En ocasiones mostrará también períodos en los que se deben soportar cargas o pagar un karma específico mediante arduo esfuerzo.
Debe notarse que la posición de la Luna progresada en una casa de fuego o aire indica habitualmente un humor más alegre, en general, en la vida cotidiana que cuando pasa por una casa de tierra o agua. De hecho, a menudo es sorprendente cuán notable es el cambio de humor cuando la Luna progresada cambia de casas.
Con relación a los aspectos de la Luna progresada, Stephen Arroyo cree que tan sólo enfocar las conjunciones, cuadraturas y oposiciones de la Luna progresada a los planetas natales puede ser de mayor utilidad.
La Luna progresada es tan significativa no sólo porque, a menudo, se correlaciona con cambios interiores sino también porque sus aspectos marcan frecuentemente importantes acontecimientos externos: encuentros con nuevas personas que serán importantes en nuestra vida en algún tiempo futuro;

Publicado por Astrologia para comprender la vida-Stephen Arroyo-