miércoles, 14 de octubre de 2015

Las 12 consideraciones a la Revolución solar, según los clásicos.








LAS 12 CONSIDERACIONES A LA REVOLUCIÓN SOLAR SEGÚN LOS CLASICOS

Los 12 consideraciones en las técnicas de revolución solar
(recopilado de varios autores clásicos)


Norma primera


La primera es que te fijes en el regente de la vida del nativo; lleva a dicho regente cada año según las direcciones, mira el grado en el que recae ese año, fíjate quién es el regente del término de dicho grado, observa también si encuentras allí algún planeta o si algún planeta forma allí aspecto pues tendrás que mezclar su significación con la del regente del término.
y si en ese grado encuentras algún planeta, sólo tendrás en cuenta al regente del término en el caso de que éste fuera fuerte en el momento de la natividad y estuviese débil ahora, en el momento de la revolución anual, recibirá poco daño ese año.
y si ese planeta estaba débil en la horade la natividad y ahora está fuerte, obtendrá algún beneficio en ese año y esto sucederá de acuerdo a lo que signifique dicho planeta.
y si en los dos momentos están fuertes, indica más beneficio.
y si en los dos momentos están débiles, significa más desgracia.


Segunda norma.

La segunda es que has de fijarte en el regente de la triplicidad del signo en el que se encuentra el regente de la vida
El primer regente de la triplicidad tiene que ver con el primer tercio de su vida.
El segundo regente de la triplicidad nos indica el segundo tercio.
y el tercer regente de la triplicidad se refiere al tercer tercio de su vida.
y observa si dicho regente si está fuerte o débil en el tema natal o en la revolución del año y juzga a través de él tal y como se ha explicado para el regente del término.


Tercera norma.

La tercera es que mires cada uno de los planetas cómo actúa en el nativo según lo que dice Ptolomeo, quien afirma que la Luna es la gobernadora 4 años y dependiendo de la fortaleza de l aLuna en el momento de la natividad y en la revolución anual, así será su salud corporal
Después será Mercurio el gobernante durante 10 años; dependiendo de su fortaleza, así será su carácter y norma.
Posteriormente será Venus la que servirá durante 8 años y tal como sea su fortaleza, así será deseo de mujeres.
Luego se utilizará al Sol 19 años y tal corno sea su fortaleza, así será su escalada de nivel social.
Después será Marte el significador 7 años y dependiendo de su fortaleza, así será su trabajo para adquirir dinero.
Después será Júpiter 12 años y tal corno sea su fortaleza, así será su obediencia a Dios.
y por último gobernará Saturno hasta su muerte y tal corno sea su fortaleza, así será su capacidad de aguante.
Esto has de tenerlo en cuenta en cada revolución anual y fijarte en cómo está el planeta que gobierna ese tiempo de la vida.


Cuarta norma

La cuarta es que has de fijarte en el gobierno de los planetas, cómo sirven al nativo de acuerdo a lo que decían los persas y a dicha servidumbre se le llama fardarias.
y decían lo siguiente, que si el nacimiento se ha producido de día comienza a gobernar el Sol y 10 hace durante 10 años y gobierna él solo la séptima parte de dichos 10 años y el resto del tiempo se mezclan con él otros planetas.
Después gobierna Venus 8 años, y lo hace ella sola la séptima parte de esos 8 años y el resto del tiempo se combinan los otros planetas con ella.
Después gobierna Mercurio 13 años tal y corno se ha dicho en el caso del Sol y de Venus.
Después gobierna la Luna 9 años, de la forma en que se ha explicado para los demás Después gobierna Saturno 11 años, de la misma manera que se ha mencionado para los otros.

Después gobierna Júpiter 12 años siguiendo la norma que se ha dicho para los demás.
Luego gobierna Marte 7 años y 10 hace él solo la séptima parte de esos 7 y el resto del tiempo se mezclan con él otros planetas, tal como se ha explicado, y luego gobierna la cola del dragón 2 años; la suma de todos estos años es 74.
Todo esto que se ha explicado, que el Sol empiece a gobernar, luego 10 haga Venus, y después Mercurio, tal como viene descrito más arriba, es con la condición de que el nacimiento se hubiera producido de día; ya que si el nacimiento se hubiera producido de noche la que comienza a gobernar es la Luna, luego Saturno, después Júpiter, a continuación Marte, seguidamente la Cabeza del dragón, le sigue la Cola del dragón, luego el Sol, posteriormente Venus y en último lugar Mercurio y gobiernan tal y como se ha explicado antes.
Cuando es el Sol el que gobierna y se combina con Saturno y Marte, es señal de alguna enfermedad que le sobrevendrá al nativo.
Esto sucederá si Saturno y Marte están conjuntos al Sol en la revolución y tenían mal aspecto con él en la natividad.
Especialmente si el regente de la Casa VI es Marte o Saturno.
Cuando es Venus la significadora y se mezcla con ella Marte, el nativo padecerá gran vergüenza y problemas a causa de una mujer.
También esto sucederá siempre que Marte esté conjunto a Venus o formase aspecto de cuadratura o de oposición en el momento de la natividad.
Cuando gobierna Mercurio y se mezcla con él Saturno, es significación de grave enfermedad que habrá de sufrir el nativo, especialmente si Mercurio fuese el regente de la natividad.
y cuando gobierna la Luna y se mezcla con ella Saturno, es significación de una enfermedad de la naturaleza del frío que el nativo tendrá que padecer.
Cuando gobierna solamente Saturno, el nativo tendrá riñas y se aconsejará mal a sí mismo.
y cuando es Júpiter quien gobierna él solo, el nativo obtendrá mucho bien, esto es lo que decían los persas que sentían una gran devoción por el gobierno de Júpiter.
Los sabios que vinieron posteriormente decían muchas cosas acerca de esta servidumbre o gobierno de los planetas y le llamaban fardarias.
Pero yo os diré dos conclusiones: la primera de ellas es que has de mirar cada planeta, si estaba fuerte en el momento del nacimiento y fuerte en el momento en el que gobierna, significa, sobre todo, beneficios en aquello que significa.
Si en los dos tiempos está débil, significa, sobre todo, mal en aquello que significa.
y si en uno de los dos momentos está fuerte y en el otro débil, dará resultados medianos en lo que significa.
y la otra conclusión es que te has de fijar en la naturaleza, de la siguiente forma: por ejemplo, si el nacimiento se produjo de día, cuando gobierne Venus, aunque la encuentres en la Casa VII y en buen lugar y fuerte, no podrás afirmar que el nativo vaya a casarse o a obtener placer de las mujeres, ya que en ese momento el nativo no tendrá más que 10 años y no está en su naturaleza el obtener placer de mujeres; pero sí que dictaminarás que las mujeres le habrán de amar a él. pero si el nacimiento se hubiera producido de noche, cuando Venus gobierne, y la encontrases en buen lugar, sí que dirás que tomará esposa y obtendrá placer de las mujeres ya que en ese momento tendrá dicho nativo 54 años. Y según estas conclusiones juzgarás todas las demás de las fardarias.


Quinta norma.

La quinta es que has de prestar atención al signo del año; el signo del año se extrae de esta forma:
El primer año de la natividad está gobernado para el nativo por los 30 primeros grados, los que hay desde el grado del Ascendente hasta 30 grados más, y el segundo año se utilizan los siguientes 30 grados que hay de allí en adelante.
El tercer año está regido por los 30 grados siguientes
El cuarto año está regido por los otros 30 grados siguientes.
El quinto año está gobernado por los 30 grados que siguen, y así se irá contando, 30 tras 30, hasta los 12 años.
Cuando se cumplen los doce años se han completado los 360 grados que corresponden a los 12 signos.
Al treceavo año vuelven de nuevo a gobernar los primeros 30 grados que van desde el grado del Ascendente, yendo así, va gobernando al nativo toda su vida; cada año debes mirar el signo que le corresponde ese año; si en dicho signo había algún planeta benéfico en el momento de la natividad y dicho planeta benéfico está ensu fortaleza, significa que obtendrá bien en ese año que gobierna ése signo, dicho beneficio dependerá del significado del planeta. y si en el mencionado signo hay algún planeta maléfico, significa que ese año obtendrá mal y que ese mal sucederá en función de lo que significa dicho planeta maléfico y el lugar en el que se encuentren.
Si está en la Casa VI, significa enfermedad
Si está en la Casa VIII, es señal de miedo y tristeza
Si está en la Casa 11, significa pérdida de sus bienes.
Si está en la Casa V, significa tristeza y miedo que le vendrán de los hijos, y así irás juzgando cada Casa según lo que le es propio.
Si en la revolución anual hay algún planeta en el signo del año, significa que alguna cosa nueva le va a venir al nativo, según lo que signifique ese planeta; también observarás atentamente al regente del signo del año y harás tus predicciones segun lo que él determine.


Sexta norma.

La sexta es que debes mirar el signo del año, que consiste en contar 30 grados desde el lugar de la vida; esos primeros 30 grados gobiernan el primer año; los segundos 30 grados, el segundo año; los terceros 30 grados sirven el tercer año, de la misma forma como lo que se ha descrito arriba acerca del grado del Ascendente, así harás con respecto al grado que es el lugar de la vida y estos 30 grados que sirven cada año se llaman signos del año del lugar de la vida.

Séptima norma.

La séptima es que has de fijarte en el regente de la primera hora de la natividad, ya que ese planeta es el que gobierna el primer año.
El regente de la segunda hora sirve el segundo año.
El regente de la tercera hora sirve el tercer año y así, uno tras otro todos los 7 planetas cada año; cuando se han terminado los 7 al cabo de siete años, a los 8 años vuelve a utilizarse al regente de la primera hora de la natividad
Sucede lo mismo a los 15 años, y así se van utilizando toda la vida; has de mirar cada planeta en qué instancia se encuentra en la revolución de cada año y de esa forma irás juzgando al nativo.


Octava norma.

La octava es que te fijes en el regente del Ascendente ya que él gobierna el primer año y el planeta que está por debajo de él en su esfera, ése sirve el segundo año y el siguiente que está después de él, gobierna el tercer año y así van utilizándose cada uno un año hasta completar los siete. años y al octavo año vuelve el primero a servir y así van gobernando toda la vida del nativo.

Novena norma

La novena es que has de mirar quién es el regente de la primera Casa en el momento de la actividad porque él gobierna el primer año
El regente de la Casa II gobierna el segundo año
El regente de la Casa III sirve el tercer año, y así van seguidos hasta completar 12 años y 12 Casas, y al año 13 vuelve a utilizarse el regente de la primera Casa y así se continúa otros 12 años, tal como al principio y así sirven durante toda la vida del nativo.


Décima norma.

La décima es que mires en la revolución de cada año qué grado ocupa el Ascendente y fíjate en el regente de ese grado y todos los planetas, en qué instancia están y qué tipo de aspecto realizan con él y así juzgarás al nativo ese año.

Undécima norma.

La undécima es que te fijes en todas las revoluciones anuales y en cada planeta, si alguno de ellos regresa al grado que ocupaba en el momento de la natividad, entonces dictamina que le llegará al nativo alguna cosa de las que significa dicho planeta, en bien o en mal.

Duodécima norma.

La duodécima es que has de fijarte en cada revolución anual si hay algún planeta ocupando el grado que ocupaba otro planeta en el momento del nacimiento y dictaminarás según esos dos planetas, pues eso le sobrevendrá al nativo.
y se hace así: si encuentras un planeta benéfico en la revolución anual en el mismo lugar en que había una infortuna en la natividad, dirás que ese año el nativo no tendrá ese mal.
Si por el contrario, encuentras en la revolución anual alguna infortuna en el lugar en que había una fortuna en la natividad, dirás que ese año poco obtendrá el nativo del bien que le prometía esa fortuna natal.

Si encuentras una infortuna en el lugar en el que había una infortuna, dirás que ese año recibirá mucho mal. y si encuentras una fortuna en el lugar donde había una fortuna, el nativo obtendrá en ese año mucho bien, de la naturaleza propia del planeta fortuna; todo lo que se ha expuesto aquí es para saber cada año qué signo rige al nativo.