miércoles, 2 de marzo de 2016

La carta horaria y su " caducidad ". Una reflexión.











Cuando levantamos una carta horaria para preguntar sobre un tema puntual, sobre una operación, sobre como va a ir con una pareja, sobre cuando invertir etc.....la carta da una respuesta afirmativa o negativa.

La carta siempre señala el estado de la cuestión, lo muestra, y a veces indica que la pregunta no está bien formulada mostrándonos que la carta no es válida.

La consulta siempre tiene un tiempo de validez, pasado el cual hay que volver a preguntar....pongamos que de seis meses a un año.

El tiempo de " caducidad " no está establecido pues depende de los grados que se tarde en formar el aspecto de la Luna, si es un aspecto benéfico o maléfico y si están interviniendo signos cardinales, fijos o comunes.

De todos modos, la carta siempre indica como está el " clima " de la pregunta, a veces es temprano para preguntar porque la situación no está madura, a veces es tarde porque los aspectos de la Luna son separativos.

Cuando la Luna está vacía de curso las cosas permanecen como están, y hay que esperar un tiempo para volver a preguntar.