sábado, 20 de agosto de 2016

Azimut y viajes. Por Pepa Sanchis.


 









En astrología hay dos métodos muy interesantes a la hora de elegir un lugar: el azimut y la relocalización.
azimut.JPGEl azimut se basa en la carta natal (hora GMT) y las direcciones consabidas: el asc. es el este, el MC es el sur, el descendente el oeste y el FC el norte.  Evidentemente, lo que haya en la 11, ya que está entre el ascendente y el MC, será el sur-este etc. Esto es lo mismo que se hace en astrología horaria, cuando se estudia una cuestión horaria sobre un objeto perdido (se pueden tomar esas direcciones o las que indican los signos).
No voy a entrar en el tema, porque hay un excelente artículo de Miguel García que explica el cálculo del azimut con todo detalle.
Miremos por ejemplo las direcciones de acimut de mi tema natal (izquierda): puesto que Venus está en 10 naranja.JPGradical, aparece la línea de Venus al sur (en verde).  La línea contraria (la discontinua)  indicaría por dónde pasaría ese gran círculo de Venus.  Porque toda línea permite trazar un gran círculo en la Tierra.  Es como en el dibujo adjunto de la naranja.
La interpretación de cada línea de azimut va a depender, como siempre en astrología, de las determinaciones celestes y terrestres.  Por ejemplo: Venus sólo puede representar analogías venusinas (naturaleza del planeta), más o menos fuertes (estado celeste: su dignidad en el cielo.  Si está peregrino, domiciliado, en caída etc.).  Pero hay muchas analogías venusinas y cada persona actualizará unas u otras según su tema natal (estado terrestre).
Por ejemplo, Venus es el amor y cumplirá esto en una carta si se halla en la 5 o la 7 (o si rige estas casas); pero si se halla en la 6 o la 12 o las rige, anunciará enfermedades venusinas: enfermedades venéreas, diabetes, de los riñones etc.  Todo son analogías venusinas, pero cada uno de nosotros actualiza unas u otras posibilidades según su tema.  Es como las ondas de radio: hay muchas, pero sólo oímos aquellas que capta nuestra radio, según el dial elegido.
Volviendo al azimut en este tema, vemos que la línea de Saturno pasa por Valencia.  De hecho, a los 15 años el ir a vivir a Valencia me produjo fiebres reumáticas graves (enfermedad saturnina) durante 5 años, hasta que el cuerpo se adaptó a la humedad de la zona.  Si hiciéramos como con la naranja de arriba, el círculo de Saturno pasaría también por Rusia, por Moscú (está señalado en el tema).  Esto supone que es una dirección que tendrá las analogías naturales del planeta (frío, enfermedad, retrasos, obstáculos etc.) y las analogías particulares del tema: está en 7 (relaciones frías con los demás), rige la 8 (riesgo para la vida), la  9 (estudios y creencias) y la 10 (estatus social).  En este caso, por ahora, ha funcionado sobre todo a nivel de 9.  A los 13 años me apasioné con Dostoievski y leí todos los escritores que él citaba, para saber qué le gustaba:  Pushkin, Turgueniev, Lermontov, Gogol etc  Es por lo tanto una literatura que conozco bastante bien.
Deducción: para este tema natal, la dirección de Moscú es saturnina y todo lo que ello conlleva.
En_moscu.JPGLa relocalización
En este caso, el mayor especialista que conozco es Eric Gille y remito a su artículo
Se trata de levantar el tema GMT para el lugar donde uno quiere vivir o pasar un tiempo.  Luego se observa si el tema levantado para ese sitio valoriza los aspectos positivos de tu carta o no. Los viajes cortos son algo efímero, pero si uno levanta su tema para ese sitio, sumando la información aportada por el azimut, podrá deducir si la estancia allí le resultará grata o no.
Si miramos el tema relocalizado para Moscú, se puede observar que no es un buen tema:
-El regente del ascendente (cuerpo físico) es la Luna en 10, cuadrada con Saturno en 6 (enfermedad).  Hay pues un problema físico en el lugar por exceso de líquidos (Luna) y bloqueo (Saturno).
-Marte en 7 anuncia riesgos por parte de la población (los "otros").  Riesgo de agresión.
La RSRS_2016_viaje.jpg
Si miramos la RS, vemos que la casa 9 profectada pasaba por la 6 (enfermedad) y contenía a Marte de RS.
No deja de ser curioso si lo comparamos con el tema de arriba relocalizado: en aquel tema relocalizado, Marte quedaba en 7.  Hay pues una doble determinación de Marte para la nativa en ese lugar: por su tema relocalizado (Marte en 7 en Moscú) y por la profección anual (la 9 profectada contiene a Marte de RS sobre la 7 natal).
Eso sí: la ) de RS caía en Acuario (cerca de Marte), pero contenía a Venus natal, suavizando las cosas.
La eleccional
Los astrólogos suelen hacer una eleccional antes de empezar las cosas, pero esa elección está casi siempre muy limitada.  En este caso, por motivos de trabajo, el viaje no se podía hacer antes del 17 de julio.  Agosto quedaba descartado porque Marte en tránsito se metía en la 7 natal.  Y no era cuestión de ir en dirección de Marte con Marte transitando por la 7 (los otros).  Suponía el riesgo de agresión o robo al que ya apuntaba la relocalización.
Viaje_Rusia.JPGDe las dos fechas propuestas por la agencia, se eligió la mejor (carta de la izquierda).
El regente del ascendente (el cuerpo físico) estaba afortunado por la conjunción de Venus.  Había un gran trígono entre el Sol natal a 28º de Piscis, el de la eleccional a 26º de Cáncer y Marte a 25º de Escorpio.  De esta forma se evitaba que Marte fuera tan dañino como anunciaba la relocalización.
La hora elegida tenía que ser ésta, porque un poco más pronto la cúspide de 7 estaría sobre Saturno del tema, y un poco más tarde sobre Saturno radical a 25º de Sagitario.
El problema del tema era la casa 6 (enfermedad) conteniendo a Marte y Saturno, sobre todo porque la RS anunciaba posible enfermedad en un viaje.
La duda en las eleccionales es hasta qué punto elegimos.  En mi opinión, no elegimos realmente, sino que seguimos aquello a lo que estamos determinados.  No creo que sea una casualidad que una persona con la línea de azimut de Saturno (en 7 radical) pasando por Rusia se vaya a Rusia con un tránsito de Saturno en 7, y a una hora en la que el DS quedaba entre Saturno del tema y Saturno radical.  Uno hace aquello a lo que está determinado.
Resultado
El resultado del viaje es que me encontré con todos mis saturnos.  Por un lado hice mi peculiar peregrinaje dostoievskiano en San Petersburgo (reencontrándome con uno de mis mitos), y por otro los lugareños eran muy saturninos.  Algunos se ofrecieron espontáneamente a ayudarnos cuando nos veían perdidos, brindándonos su ayuda, pero de forma muy tímida.  Le ponían muy buena voluntad, pero se les notaba cortados, como si les costara comunicarse.  Otros directamente nos rehuyeron, sin mirarnos siquiera cuando preguntábamos por un sitio.  Vivimos pues las dos caras de Saturno: la amable pero torpe, y la distanciada.
En cuanto a Marte, la cosa salió bien.  Intentaron robarme la cartera en el metro (Marte es significador natural de los ladrones), pero lo vi venir así que lo evité sin problemas. Quizás los buenos aspectos de Marte hicieron que la maniobra envolvente de aquellas tres personas fuera evidente y por eso no resultó complicado zafarse.
Los malos pronósticos sobre la salud se cumplieron aunque no fueron graves: se me hinchó mucho el pie por exceso de linfa (la Luna) y eso hizo que quedara comprimido (Saturno) por los zapatos de trecking, produciendo una muy fuerte molestia al andar.
A pesar de todo, también se cumplió Venus (recordemos que en la eleccional estaba conjunta al regente del asc. y en la RS la 9 caía sobre Venus radical).  El viaje fue precioso y San Petersburgo fue una experiencia totalmente venusina.  Como la Venus del tema está en Leo (oro y dorados), hubo profusión de palacios dorados, la sala de ámbar etc.
La conclusión a la que llegas tras experiencias así es que, en realidad, no elegimos nada en este mundo.  Las decisiones que pensamos tomar libremente, en el fondo están condicionadas por nuestras determinaciones.  Todo estaba ya en el tema desde el día del nacimiento: la dirección saturnina (línea de azimut de Saturno), la relocalización con Marte en 7, la profección de la 9 (viajes) conteniendo a Marte, la 9 de Rs sobre Venus radical. Como máximo, uno puede minimizar algunos efectos adversos, como aquí lo de Marte, pero sólo parcialmente.  ¿Qué es pues el libre albedrío?  ¿La ignorancia tal vez?
Canals, a 15 de agosto de 2016







http://www.bedaweb.com/verarticulo.php?nid=303