lunes, 1 de agosto de 2016

Hay casas que pueden matarte, hay casas cáncer. Por Pere León.