lunes, 8 de agosto de 2016

Interpretación de las Revoluciones Solares. Por Lluís Antoni Cot.









La carta del retorno del Sol a su posición natal o revolución solar es tal vez la más conocida y empleada de las cartas denominadas cíclicas y esto es lógico, ya que el ciclo anual marcado por el Sol, el astro más importante de nuestro sistema y, por consiguiente, del horóscopo, es la medida de tiempo más idónea y cómoda para una tarea de previsión de tendencias generales y de acontecimientos, que es para lo que se suele emplear esta carta.
A pesar del interés generalizado, es totalmente escasa la literatura, aún en otras lenguas, que trate sobre el tema, no pudiéndose dejar de citar a Alexandre Volguine, quién desde mediados de los años cincuenta, a través de numerosas reediciones y traducciones de su libro, reintrodujo esta técnica, especialmente en el área latina, señalando así la manera en que la mayoría de los astrólogos actuales suelen servirse del tema solar.
Tal vez el libro de Volguine adolezca de cierta falta de claridad en algunos puntos, como en los temas de ejemplo, y esperamos que este nuevo tratado de Lluís Cot, quien ha trabajado “la solar” durante años, facilite un poco más la tarea al interesado, ya que para explicar la interpretación ha seguido los pasos necesarios y precisos dentro del planteamiento moderno, tema que el autor conoce con profusión.
Nos parece oportuno señalar esto, ya que en la antigüedad, el tratamiento de la solar era mucho más exhaustivo y al parecer competente en las previsiones, ya que los modernos, si bien valoramos en el retorno que sea un fenómeno astronómicamente mesurable, hemos quitado del medio otras claves no astronómicas usadas otrora, con base mayormente en el ciclo anual, las cuales son un precioso complemento para que esta carta dé más de sí; una prueba de la consideración y laboriosidad de los antiguos la tenemos por ejemplo en muchos aforismos que con acierto este libro incluye.
 No por todo esto, el alcance, o lo que cabe esperar de la solar, es limitado, claro está; de hecho, el método de previsión global en Astrología no existe y es a través de varios sistemas que la prognosis se hace más elocuente. Por lo que usualmente puesto a actualizar los contenidos de una carta natal o a prognosticar, el astrólogo hecha a mano, en principio, de alguna dirección para todo lo que tenga que ver con el desarrollo psicofísico y ciclos de previsión más largos, el tema anual y las sucesivas revoluciones lunares si se trata de ubicar tendencias o hechos precisos, finalmente queda para las lunaciones y los tránsitos planetarios el papel de desencadenantes de las técnicas empleadas. Creo que tomada en esta forma y con cierta práctica, la revolución solar es una carta que puede dar insospechadas satisfacciones.

Ernesto Cordero

https://drive.google.com/file/d/0B1CFDs54xpQOdzFCVHNKQTJyYnc/view