miércoles, 14 de diciembre de 2016

El buen comunista o el comunista bueno. Una reflexión.









A menudo se escucha la frase aquella que dice que Jesús fue el primer comunista.

Si nos ceñimos al personaje histórico y obviamos todo el aparato teológico que se engendró a partir de él, la descrpción me parece  acertada.

Jesús era eminentemente, una buena persona.

Que ha ocurrido con el comunismo en nuestra edad contemporánea ?

Pues que gracias a personajes como Stalin, o Mao, o Pol Pot ha perdido toda la credibilidad ya que fueron responsables de genocidios infames.

Pero si nos vamos a la lectura de Marx o Engels, autores quasi malditos hoy en dia, observamos que sus tesis no son para nada reprochables, sino todo lo contrario.

Así pues nos encontramos la figura del buen comunista como la de aquel que sigue a pies juntillas el dogma elaborado por el dictador de turno.

Yo lo veo de esta forma :

Como la naturaleza de las personas no está hecha de la misma pasta y el comunismo es una idea, no todo el mundo percibe la idea de igual modo.

Si todos estuviéramos hechos de la misma pasta que estaba hecho Jesús, el comunismo se podría manifestar de la mejor de las formas.

Pero claro, es que Jesús era un iniciado en los misterios de Eleusis, ....una rara avis en su tiempo.