viernes, 27 de enero de 2017

Conflictos Sol - Marte en hombres, y Luna - Venus en mujeres. Gimnasia astrológica.











   Cuando tenemos al Sol y a Marte en mal aspecto en la carta de un hombre, lo primero que hay que mirar es el estado cósmico de los planetas.


Si tenemos al Sol en Libra en conjunción a Marte en Libra, los dos planetas están en mal estado cósmico.

Si además están en la casa VI, VIII o XII, se agrava la cosa, pues también están en mal estado terrestre.

Si tenemos al Sol en Acuario en oposición a Marte en Leo, también nos encontramos con una posición dificil, ya que el Sol en Acuario está en exilio y Marte en Leo está sobredimensionado, aunque peregrino.

Si teneis esa configuración en el eje VI / XII,  sereis propensos a enfermedades crónicas del corazón, sobre todo si es el Sol el que está en casa XII.

Esa asociación, si está mal aspectada, da personajes que canalizan muy mal su masculinidad y más aún si Venus y la Luna están inarmónicas.


Si contrastamos a Venus en relación a la Luna en cartas de mujeres y hay aspectos inarmónicos, suelen dar casos en los que la feminidad se lleva mal y se mezclan los sentimientos con las pasiones.


Luna en Capricornio opuesta a Venus en Cáncer, por ejemplo.

La Luna en Capricornio está muy incómoda y Venus en Cáncer está peregrina.

Imaginaos una Luna en casa XII y Venus en casa VI, las enfermedades lunares tenderán a cronificar y habrá achaques de enfermedades de tipo venusino.

Imaginaos a la Luna en Virgo en conjunción a Venus en casa I y con ascendente Virgo.

Sereis hipercríticas en asuntos de amor y probablemente os costará encontrar la pareja ideal.


También es interesante contrastar si la Luna y Venus están en signos femeninos en cartas de mujeres, o por el contrario en signos masculinos.

Lo mismo en cartas de hombres, si el Sol y Marte están en signos masculinos o al contrario.

Para observar las tendencias sexuales de cada un@.

Obviamente también hay que observar los aspectos que se producen entre ellos en cada carta individual.

Para hacer un poco de gimnasia astrológica.