miércoles, 8 de febrero de 2017

Las Creencias. Por Gemma Pizarro.




Frame of Mind series. Composition of human face wire-frame and fractal elements with metaphorical relationship to mind, reason, thought, mental powers and mystic consciousness


“Tus creencias se convierten en tus pensamientos,
tus pensamientos se convierten en tus palabras,
tus palabras se convierten en tus actos,
tus actos se convierten en tus hábitos,
tus hábitos se convierten en tus valores,
tus valores se convierten en tu destino”.
Mahatma Gandhi.


Seguramente has escuchado alguna vez esto de que las personas no cambian. En
realidad, las personas sí cambian, pero lo hacen cuando cambian sus creencias.
¿Qué es una creencia? Es lo que una persona cree que es posible o no es
posible; son ideas, convicciones, formas, maneras de pensar, percepciones o
maneras de ver las cosas.
Si quieres llevar tu vida a otro nivel, tienes que estar dispuesto a desprenderte de
algunas de tus antiguas formas de pensar, y adoptar otras nuevas.
Me encantaría preguntarte, ¿tienes alguna creencia identificada que está
obstaculizando tu camino? ¿No te has podido desarrollar en algunos aspectos
económicos, sexuales, emocionales por alguna creencia?
Bien a continuación te explicare:
una creencia es la acción de creer, el hecho de creer una cosa verdadera,
posible o verosímil.
una creencia está ligada al contexto de lugar, tiempo y circunstancia.
una creencia está fundada en presuposiciones.
Las cosas tienen el sentido que le des. Si crees que algo es así, esa será la
realidad que estás creando. Te dará igual si es verdad o no, hasta que los
resultados que obtengas te den o no la razón. Nada tiene significado más allá del
que tú quieras darle.
Las creencias determinan cómo te comportas en cada área de tu vida. Cada uno
de nosotros, a cada instante, tenemos creencias determinadas sobre el dinero, el
amor, la salud, la amistad o cualquier asunto importante de la vida. No podemos
evitar vivir sin nuestras creencias, siempre van a acompañarnos en nuestro día a
día. Lo importante es revisar cuáles son estas creencias y escoger las que mejor
se adapten a nuestro momento.
Nos pasamos la vida viendo aquellas cosas que justifican nuestra manera de ver
el mundo, por eso nos cuesta tanto aceptar las ideas de los demás y admitir que
no tenemos razón en nuestra manera de ver la realidad.
El miedo aparece cuando salimos del mapa mental en el que hemos creado
nuestro mundo ya que nos sentimos indefensos y desorientados. Creemos que
quedarnos sin razón es acabar en el vacío, quedarse sin nada. Esta es una ilusión
que está implicada emocionalmente, ya que la sensación de vacío no nos gusta, y
hace que nos agarremos e impliquemos en las cosas que creemos.
Hay una manera sencilla de cambiar creencias y no es otra que la de experimentar
haciendo cosas nuevas. Una cosa es creer y la otra es saber. Haz las cosas de
forma diferente y, a partir de ahí, te darás cuenta que la realidad puede ser de otra
manera distinta de cómo la imaginabas.
Cualquier persona puede cambiar sus creencias, pero un requisito indispensable
para lograrlo es el saber cómo cambiarlas. Se requieren una serie de condiciones
para poder realizar este cambio.
 
12195773_1098328650185232_663721362888864883_n
 
¿Cómo actúan las creencias en nuestra vida?
Es muy simple. Las creencias actúan como filtros de una cámara, cambiando la
forma en la que ves el mundo.
Una creencia es como un vestido que se pone uno en la mañana y del que nos
olvidamos rápidamente. Aquí será bueno preguntarse ¿es consciente que está
usted vestido? Ustedes lo saben pero no se lo preguntan en todo el día, lo
olvidamos, lo mismo sucede con las creencias; tenemos una creencia y no nos la
cuestionamos.
¿En donde se encuentra el origen de la creencia?
1. En un acontecimiento único, un shock importante, un traumatismo,
una experiencia fuerte en el plano emocional. Ejemplo: un niño llega con
las mejores calificaciones esperando que su madre le felicite, no recibe
ninguna felicitación sino indiferencia; la madre le dice “no es suficiente
sacar buenas calificaciones” de allí en adelante él considera que no es
suficiente tener buenas calificaciones.
2. En una serie de experiencias menos fuertes, menos impactantes
aunque repetitivas. Ejemplo; un hombre presta su coche a un amigo, se lo
entrega descompuesto, meses después lo vuelve a prestar a otro amigo y
se lo entrega descompuesto, a partir de esas experiencias, ya no prestará
su coche porque tiene la creencia que se lo entregarán descompuesto.
3. En un acontecimiento educativo. La creencia tiene una génesis, un
origen y un desarrollo. La educación, la transmisión de conocimientos nos
hace heredar una parte de las creencias de nuestros padres, de nuestros
ancestros, de nuestros educadores. Uno de los ejemplos más frecuentes es
la interiorización durante la infancia, de mensajes de los padres; valores,
prohibiciones, exhortaciones: “sé prudente”, “sé gentil” “sé perfecto”…
Conflictos, sufrimientos de uno de los miembros, el papel de los hombres,
de las mujeres, de la sexualidad…
Las Creencia Limitante es un vínculo arbitrario entre dos objetos. Por ejemplo,
el saludar es señal de amabilidad; o cuando te sonríen es porque te quier en. Este
vínculo se vive como absoluto; por ejemplo: siempre, nunca, todo el mundo, nadie,
siempre, cada vez que…
La creencia se califica como limitante porque impone comportamientos limitados,
emociones incómodas que dan origen a síntomas.
 
14702308_1397285280299158_1710581836325972318_n 
 
¿A través de este artículo te has podido dar cuenta de las creencias que te
impiden avanzar, ir mas adelante, evolucionar en aspectos de tu vida? Pues
es momento que hagas algo al respecto, ya que estas creencias están
obstaculizando tu camino, te impiden disfrutar de la vida, de tu sexualidad, de vivir
sin culpa tus sentimientos, tus emociones. Ahora me preguntarás, ¿y cómo las
puedo cambiar? o ¿qué es lo que debo hacer con ellas? ¿No has sido capaz de
verlas porque están tan arraigadas en ti que forman parte de tu ser? O quizás,
¿sabes que existen pero no has tenido el coraje de cambiarlas y vuelven a
aparecer en tu día a día?
Bien, es momento de tomar cartas en el asunto, de mirar con consciencia qué es
lo que deseas modificar. Y te tengo una excelente noticia, no estás solo o sola,
puedes transformarlas; y para eso estamos, para ayudarte en este camino. Es
momento de actuar, lo primero que debes hacer es permitirnos ayudarte y tomar
una terapia de cambio de creencias. Estamos para ayudarte en el camino de
transformación de tus creencias limitantes, porque mereces avanzar en tu vida,
porque mereces ser feliz y mereces vivir sin culpa.