domingo, 9 de abril de 2017

Júpiter y Saturno, lo moral y lo ético.








Júpiter y Saturno son los llamados planetas sociales, es decir transcienden el ámbito de lo personal, que está caracterizado por el Sol, la Luna, Mercurio, Venus y Marte.

Cuando Júpiter está dominante en un horóscopo señala a personajes con una considerable carga dogmática, curas, obispos, gente de iglesia y también jueces.

Personas que buscan la verdad, o tienen que lidiar con ella, o simplemente están en posesión de ella.....ahí tenemos a los fanáticos.

Personas con mando y rango a nivel social, pero  también bufones y charlatanes si Júpiter tiene malos aspectos a Mercurio o a Neptuno en muchos casos.

Júpiter en casa IX y en casa X, da personajes relevantes en Teología, Filosofía, Judicatura, siempre y cuando Júpiter no esté muy dañado.

Es la figura del gurú, muchas veces.

Saturno ya es otra cosa, igual que Júpiter en IX o X, Saturno puede ser un dictador o un inquisidor, aunque armónico y con buenos aspectos la tendencia natural sería convertirse en un "maestro espiritual", con todos los reparos que pueda indicar el concepto.

Saturno armónico puede acrisolar las vivencias de un modo constructivo, de tal modo que el nativo llegue a altos niveles de consciencia ( ética ).

Pero Saturno siempre pone dificultades, al contrario que Júpiter.

En Júpiter se da la ostentación y el poder de un obispo o un cardenal, mientras que Saturno se flagela mucho más, por ejemplo con votos de pobreza, o vidas humildes.