domingo, 14 de mayo de 2017

Plutón en Direcciones Primarias.










Como sabreis Plutón es otro maléfico de nuevo cuño, como Neptuno y Urano.

Yo les llamo maléficos porque nunca suelen traer nada bueno.

No es la misma acepción de maléfico que la Tradición atribuye a Saturno o a Marte.

Aunque no pertenece al Septenario de la Astrología clásica, sus efectos no pasan desapercibidos, al igual que los de Neptuno o Urano.

A Plutón se le otorga la regencia moderna del signo Escorpio, que por cierto no es el regente natural de la casa VIII, es bueno recordarlo.

Plutón en Direcciones Primarias, sobre el Sol o la Luna del nativo, suele determinar procesos de transformación en padres o maridos si está sobre el Sol, o en madres y mujeres si está sobre la Luna.

Cuando digo procesos de transformación, me estoy refiriendo a procesos de cambio, y cuando digo cambio, también me estoy refiriendo a la muerte.

La muerte es el más radical de los cambios.

Lo que ocurre es que como astrólogos nunca debemos hacer predicción sobre la muerte, porque no es ético, además tampoco conocemos el guión de vida intrínseco a cada persona que pasa por ese tipo de procesos.

Con lo cual asociaremos a una Primaria de Plutón sobre el Sol o la Luna a un proceso de transformación que puede afectar al individuo o bien a los terceros referidos.

Un tránsito de Plutón por si solo, no determina nada, eso también hay que tenerlo en cuenta.