jueves, 19 de julio de 2018

Estamos determinados.









Estamos determinados.

Si, ya se que la mayoría no estareis de acuerdo, que si el libre albedrío, que si el poder de la mente, en fin.

El matiz,... importante matiz, es que estamos determinados porque así lo hemos elegido libremente, aunque no lo puedo demostrar, obviamente.

Se da pues, en este razonamiento, una paradoja irresoluble.

La Astrología es esencialmente predictiva, y bien aplicada nos ayuda a saber que tipo de acontecimientos nos pueden suceder según la cualidad de tiempo que vivimos en cada período de nuestra vida.

Predicción para prevenir, no para sugestionarnos y crear profecias autocumplidas.

Esa es la aportación que nos da el estudio de la Astrología clásica hoy en día, que no tiene nada que ver con la pseudopsicología que es de uso común y que ha arrinconado a la otra.

La pseudopsicologia que usa un discurso "astrológico",  que aboga por el libre albedrio, y niega la predicción.

Yo solo quiero poner el debate sobre la mesa.