sábado, 18 de mayo de 2019

Basura astrológica.











Si queremos que la Astrología, vuelva a brillar como antaño, es decir, antes de que fuera condenada por la Iglesia a partir del siglo XVI, habría que hacer una limpieza exhaustiva.

Os invito a ir echando en el contenedor todo aquello que no sirva, ya que obviamente no voy a hacer el trabajo yo solo.

Solo indico que hace falta un contenedor tan grande como el que he colgado.

Para empezar vamos a cuestionarnos si los postulados de la New Age, tienen algo que ver con la raiz de la Astrología.

Vamos a cuestionar la figura de Jung, como eje vertebrador de un discurso que no tiene nada que ver con la raiz de la Astrología.

Vamos a hacer una crítica constructiva a las razones que movieron a Alan Leo, a " simplificar " el discurso astrológico para acercarlo al gran público.

Tened en cuenta que la Astrología, después de que se prohibiera hacer predicción con ella , o sea la Astrología Judiciaria, quedó relegada a pequeños grupúsculos esotéricos.

Digamos que a la Astrología la cortaron de raíz , y después apareció un hijo bastardo a la que la gente le llamó " Astrología moderna ".

Abro, pues, la tapa del contenedor.




No hay comentarios:

Publicar un comentario